Euroefe
 
Euractiv

El tramo Castellón-Valencia del Corredor Mediterráneo, en pruebas desde el 20 marzo

TRANSPORTE | 28 de febrero de 2017

El ministro de Fomento, Iñigo de las Serna, durante su intervención en la asamblea general de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) el 27 de febrero de 2017. EFE/Manuel Bruque

Valencia (EuroEFE).- El tramo entre Castellón y Valencia del Corredor ferroviario Mediterráneo estará en pruebas a partir del próximo 20 de marzo, anunció el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Preguntado por el compromiso del Gobierno de que el Corredor Mediterráneo sea una realidad en 2018, De la Serna afirmó este lunes que, "visto lo visto", no están "en disposición de poder hacerlo, sería poco realista", aunque reiteró el compromiso del Ejecutivo en esta infraestructura.

El ministro, que participó en una asamblea de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), precisó que el tramo entre Castellón y Valencia del corredor ferroviario tiene una inversión prevista de 173 millones de euros, de los que 118 millones se han destinado a construir una vía doble: ancho ibérico y ancho mixto.

De la Serna explicó que la construcción de este trazado lleva aparejado de forma paralela inversiones con los puertos próximos (Valencia, Sagunto y Castellón) para mejorar las interconexiones entre estos dos tipos de transporte.

Ante los empresarios valencianos, el ministro presentó también un informe detallado sobre la situación de los tramos del Corredor Mediterráneo desde Perpiñán (Francia) a Algeciras (Cádiz), detallando inversiones y estado de ejecución.

Según señaló De la Serna, España es el país (de los seis europeos por donde discurre el Corredor) que más esfuerzo inversor está realizando en esta infraestructura

Asimismo, el ministro destacó la necesidad de elaborar un estudio sobre la demanda para "optimizar esta infraestructura" y conocer qué empresas estarían en disposición de usarlo para el transporte de mercancías.

En 2011, según explicó, el coste del Corredor Mediterráneo se estimaba en 50.000 millones de euros, una cantidad que "esta bien para un power point", pero que es "inviable y poco responsable", por eso, desde 2013, explicó De la Serna, el proyecto contempla inversiones por 17.000 millones de euros, sin incluir el ramal central, de los cuales ya se han ejecutado 13.500.

En su discurso, el ministro reconoció que el proyecto se enfrenta a dificultades técnicas y administrativas, parte de ellas derivadas por el año que el Ejecutivo ha estado en funciones.

Así, señaló como tramos con mayores dificultades técnicas o administrativas, "que no económicas" los Castellbisbal-Vilaseca, Castellón-Vandellós y Murcia-Almería.

En el capítulo de previsiones, estimó que Murcia podría estar conectada al Corredor a finales de año, en el último trimestre la conexión Antequera-Granada y en el primer trimestre de 2018 el tramo Tarragona-Vandellós.

De forma paralela, Fomento prevé una inversión de 1.537 euros para las conexiones conocidas de "última milla", es decir, para conectar el Corredor con los puertos.

De la Serna recordó que el Corredor es una "prioridad política, económica y social para el Gobierno".

Regiones

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.