Euroefe
 
Euractiv

Turquía pide una cumbre con la UE para tratar las relaciones tras referendo

TURQUÍA | 18 de abril de 2017

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, saluda a sus simpatizantes durante una concentración después de la victoria del referéndum en el Palacio Presidencial de Ankara (Turquía).

Ankara (EuroEFE).- El Gobierno turco ha pedido la celebración de una cumbre con la Unión Europea para discutir lo que considera como una actitud reaccionaria de Bruselas hacia el país, después del referéndum del domingo en el que ganó el sí a la implantación de un sistema presidencialista.

"La relaciones entre Turquía y la UE tienen que continuar con una mente abierta y de forma objetiva", declaró Ömer Çelik, el ministro turco para la Unión Europea, quien acusó al club comunitario de mantener una actitud hostil hacia Recep Tayyip Erdogan, el presidente y auténtico hombre fuerte del país.

Çelik dijo que Turquía no puede seguir aceptando este lenguaje de la Unión Europea

"Es una UE reaccionaria y cerrada en sí misma", denunció al pedir que se celebre una cumbre para tratar estos asuntos.

"Si tiene que haber progreso, tenemos que sentarnos a la mesa y hablar", afirmó.

El ministro dudó de que esa cita pueda tener lugar antes del próximo mes de junio.

Çelik ya había declarado del pasado viernes que las relaciones de Turquía con el club comunitario estaban en su punto más bajo y que para salir de esa situación era preciso celebrar una cumbre.

El ministro aseguró que la consulta del domingo se celebró con una "extrema madurez democrática" y negó que haya habido anormalidades, como denuncia parte de la oposición y la misión internacional de observadores.

"Ellos (Europa) se involucran con un ala política, y si no consiguen los resultados que quieren, entonces enumeran muchas anormalidades que no habría si hubiera ganado su parte", declaró.

Celik rechazó la evaluación formulada por los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y la exigencia de la Comisión Europea para que Turquía lleve a cabo "investigaciones transparentes" sobre esas supuestas irregularidades.

La CE pide a Turquía "investigaciones transparentes" tras el resultado del referéndum

La Comisión Europea ha pedido a Turquía que lleve a cabo "investigaciones transparentes" y que "proceda con cuidado" a raíz del resultado del referéndum y los informes de los observadores internacionales, que sugieren irregularidades en el desarrollo de la consulta.

El portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, llamó "a todos los actores a ser comedidos" y a las autoridades a "lanzar investigaciones transparentes sobre las declaraciones de irregularidades identificadas por los observadores".

"En vista de los informes, el ajustado resultado y las implicaciones de las enmiendas constitucionales, llamamos a las autoridades turcas a proceder con cuidado y buscar el más amplio consenso posible tras el referéndum", afirmó.

Según los observadores de la OSCE y del Consejo de Europa, el referéndum constitucional celebrado el domingo en Turquía no cumplió con los estándares democráticos, debido sobre todo a la "falta de imparcialidad" en la campaña.

La Suprema Junta Electoral en Turquía validó la victoria del "sí" en la consulta constitucional, mientras que el segundo mayor partido del país, el opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), denunció que los resultados son "debatibles" por el "cambio ilegal" de reglas para el recuento de votos.

El portavoz comunitario recordó que en el pasado la CE ya había "animado a Turquía a acercarse de nuevo a la UE y no a alejarse más rápido y más lejos".

Sobre el proceso de adhesión de ese país a la Unión, Schinas dijo que "no se improvisa" y que "las condiciones son estrictas", al tiempo que mantuvo que la reintroducción de la pena de muerte sería "la mayor línea roja".

"Pasar de la retórica a la acción en cuanto a la pena de muerte sería un mensaje muy claro de Turquía diciéndonos que no quiere formar parte de la familia europea", subrayó.

Schinas agregó que "la democracia, los derechos fundamentales y el derecho a ser juzgado de manera justa no es negociable".

En cuanto al acuerdo que la UE mantiene con Turquía para la gestión de la crisis migratoria, Schinas dijo que los Veintiocho "mantienen sus compromisos" y animan "a las autoridades turcas a completar la hoja de ruta lo antes posible" con un "diálogo permanente que incluye cambios legislativos necesarios".

Erdogan someterá a referéndum el acceso a la UE

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reiteró su promesa de someter a plebiscito la continuación de las negociaciones para acceder a la Unión Europea, tras el referéndum constitucional turco aprobado.

Erdogan dirigió a sus seguidores en Ankara un discurso encendido, muy similar a los de la campaña de las semanas pasadas en las que arremetió contra países europeos como Holanda y Alemania que impidieron u obstaculizaron mítines electorales de ministros turcos y manifestaciones de inmigrantes turcos a favor de la reforma.

"Esos países que atacaron a nuestros ciudadanos con caballos y perros, ahora hablan de congelar nuestras relaciones con Europa. ¡Que lo hagan! ¡Que tomen esa decisión y nos lo digan!", clamó el jefe de Estado.

"Digo yo, vayamos a sentarnos y hacer un referéndum sobre esto. Lo hizo el Reino Unido y ahora sale de la UE (...), Noruega se fue (abandonó unas negociaciones iniciadas). O bien cumplen las promesas que han hecho a Turquía o nos vamos", dijo Erdogan en una comparecencia transmitida por la cadena CNNTürk.

Reiteró su acusación de que Europa "apoya a organizaciones terroristas", en aparente alusión a las milicias kurdas de Siria, y agregó que Turquía "pase lo que pase, no permitirá un espacio de terrorismo próximo a sus fronteras".

Reintroducir la pena de muerte en Turquía

Erdogan también repitió su promesa, realizada prácticamente a diario durante la campaña electoral de la consulta presidencialista, de llevar a referéndum la reintroducción de la pena de muerte, abolida en 2004, si no llega a aprobarse directamente en el Parlamento.

Aunque insinuó que los tres mayores partidos podrían apoyarla, no parece verosímil que esta medida, que exigiría otra reforma constitucional, alcance los dos tercios de votos del hemiciclo, pero sí podría alcanzar los tres quintos, necesarios para un plebiscito.

"Si se aprueba en el Parlamento, yo lo firmo. Si no, haremos un referéndum. No tenemos el poder de perdonar a los asesinos de nuestros mártires", proclamó el presidente turco, en aparente alusión a las víctimas del fallido golpe de Estado de julio pasado.

Los juristas turcos, sin embargo, consideran que sería imposible aplicar la pena capital de forma retroactiva para delitos cometidos antes de su entrada en vigor.

La oposición pide anular el referéndum

El principal partido de la oposición turca, el socialdemócrata CHP, ha pedido formalmente la anulación y repetición del referéndum por el que el domingo se otorgó al presidente del país todo el poder ejecutivo, al considerar que hubo irregularidades en el recuento de los votos.

"Esta elección no es válida, no es legítima. Para acabar con esta ilegalidad solicitamos a la Junta Suprema Electoral (YSK) que anule el referéndum", declaró el vicepresidente del CHP, Bülent Tezcan, tras formalizar la petición de impugnación.

El dirigente socialdemócrata insistió en que la solicitud de impugnación se argumenta en que se escrutaron como válidos cientos de miles de votos que no contaban con el obligatorio sello de las respectivas mesas electorales.

"La YSK no accedió a eliminar las papeletas no selladas. No fueron separadas y todos los sobres, los sellados y los no sellados, fueron metidos en bolsas y contados", explicó Tezcan, al tiempo que añadió que ahora es imposible separar unos de otros.

Por ello, exigió que se repita la consulta del domingo, en la que el sí a la reforma constitucional para implantar un sistema presidencialista en Turquía ganó con un apretado margen del 51,4 % de los votos.

A la espera de que se hagan públicos los resultados definitivos, se estima que las papeletas del sí superaron en apenas 1,25 millones a las del no a la reforma.

El CHP considera que al menos 2,5 millones de papeletas no selladas fueron consideradas válidas e incluidas en el recuento total.

También la misión de observadores electorales de la Organización para la Cooperación y Seguridad en Europa (OSCE) opinó el lunes que la decisión del YSK de dar validez a estos votos, emitida tras iniciarse el recuento, "socavaba una importante medida de seguridad" y era "contraria a la ley".

La YSK, por su parte, ha descartado la posibilidad de que esos votos no sellados sean falsos.

El presidente de la Junta Suprema Electoral, Sadi Güven, atribuyó el lunes al "desconocimiento o negligencia" de los componentes de la mesa el que faltase el sello, por lo que se reafirmó en la decisión de admitirlos como válidos, pese a que la ley electoral lo prohíbe expresamente, y aseguró que "no es la primera vez que se hace".

Actualidad

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.