Euroefe
 
Euractiv
Economía y empleo Volver a la sección

El presidente de PSA dice a los empleados en España que "estén tranquilos"

AUTOMÓVIL | 06 de marzo de 2017

La responsable ejecutiva de General Motors, Mary Ibarra (i), el presidente de PSA Peugeot Citroën, Carlos Tavares (c), y el presidente de Opel, Karl-Thomas Neumann (d), posan antes de una rueda de prensa en París (Francia) el 6 de marzo de 2017. (Foto: EFE/Christophe Petit Tesson)

París, (EuroEFE) El presidente de PSA Peugeot Citroën, Carlos Tavares, ha enviado, al anunciar la compra de Opel a la estadounidense General Motors (GM), un mensaje de tranquilidad a los trabajadores españoles de todas las marcas de su nuevo grupo.

"Estén tranquilos", dijo Tavares en español durante la conferencia de prensa organizada en París junto a la responsable ejecutiva de GM, Mary Barra.

El directivo del grupo automovilístico francés dijo que hablará con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y que en cuanto su agenda se lo permita visitará la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza).

Destacó que PSA, gracias a "una implantación muy fuerte en España" con sus factorías de Vigo y Madrid, conoce "todas las calidades que tiene el país", que son las que le han permitido que la producción automovilística haya aumentado estos últimos años.

Por eso, repitió a los trabajadores "que estén tranquilos porque lo que buscamos juntos es la eficiencia". "En España -remachó- tenemos colaboradores de calidad".

Tras una larga serie de preguntas sobre si el nuevo grupo tendrá que cerrar plantas o reducir su plantilla, explicó que cada factoría debe plantearse el reto de la eficiencia, que se mide en la mejora de la calidad, en la reducción de costos y en el cumplimiento de los objetivos.

Insistió en que se respetarán todos los acuerdos existentes, en particular con los sindicatos -por una cuestión de deontología-, y que a más largo plazo el futuro estará en las manos del trabajo conjunto de la empresa con los trabajadores para mejorar los niveles de eficiencia.

Un método -indicó- que es el que ha aplicado en PSA en los últimos cuatro años para sacar el fabricante de la difícil situación en la que estaba, al borde de la desaparición

Tavares, que desde el anuncio de las negociaciones con General Motors a mediados de febrero se ha entrevistado con los primeros ministros de Francia, Bernard Cazeneuve, Reino Unido, Theresa May, y con la canciller alemana, Angela Merkel, se excusó al ser preguntado por España, por "no haber podido estar en todas partes estos últimos días".

Pero avanzó que en la conversación con Rajoy le va a transmitir el mensaje de que PSA no tiene planes ocultos, y que irá a Figueruelas cuando su agenda se lo permita.

La compra de Opel/Vauxhall, que incluirá la filial financiera de GM en Europa, supondrá un pago de 2.200 millones de euros en dos operaciones paralelas.

La primera pata será la adquisición por PSA de la actividad automovilística del grupo estadounidense en Europa (las marcas Opel y Vauxhall) por 1.300 millones de euros, y la segunda la de esa filial financiera por 900 millones, mediante una alianza a partes iguales entre PSA y el banco francés BNP Paribas.

El Sindicato británico reclama un "futuro a largo plazo"

El secretario general del sindicato Unite, Len McCluskey, ha asegurado que su prioridad es asegurar el "futuro a largo plazo" de las fábricas y empleados británicos de Opel/Vauxhall la compra de la filial.

La adquisición del grupo automovilístico francés zanja semanas de especulación en el Reino Unido acerca de ese acuerdo y de su impacto en miles de puestos de trabajo en las fábricas de Vauxhall en este país, en Ellesmere Port y en Luton, así como en otras compañías subsidiarias.

"Aunque las negociaciones iniciales con el Grupo PSA han sido relativamente positivas, nuestra prioridad ahora es asegurar un futuro a largo plazo para nuestras fábricas y las decenas de miles de empleados que dependen de ellas", afirmó McCluskey, en declaraciones divulgadas por medios británicos.

Con relación a esa operación de 2.200 millones de euros, que convertirá a PSA Peugeot Citroen en el "número dos" del sector en Europa, el secretario general lamentó las semanas "estresantes" sufridas por los trabajadores de Opel/Vauxhall en las citadas fábricas británicas.

También el diputado laborista de la circunscripción de Luton South (al norte de Londres) Gavin Shuker ha señalado a la agencia local de noticias Press Association que le "alegra ver que la incertidumbre ha terminado" con relación al acuerdo.

Según ese parlamentario, el Gobierno británico "tiene ahora que desempeñar su parte, con un acuerdo del "brexit" (salida del país de la Unión Europea), que mantenga el edificio de Vauxhall en el Reino Unido". EFE

Hollande aplaude la compra de Opel y cree que beneficiará a ambos

El presidente francés, François Hollande, celebró la compra por PSA Peugeot Citroën de Opel/Vauxhall, que en su opinión demuestra que el grupo francés puede contribuir a la consolidación del sector automovilístico europeo y beneficiará a ambas partes.

"Con esta unión, las actividades de PSA y de Opel/Vauxhall se beneficiarán de unas marcas emblemáticas, de capacidades de innovación y de producción reforzadas, así como de una presencia complementaria en Europa", señaló Hollande en un comunicado del Elíseo.

Tras subrayar que el restablecimiento del fabricante francés es ahora un hecho, el presidente no se privó de señalar que el Estado "tuvo razón" en aportar sus garantías a la filial financiera para posibilitar su salvamento en 2014.

Una garantía que estuvo acompañada de una entrada en el capital, a la altura del 13,68 % actualmente, la misma que tienen la familia fundadora, Peugeot, y el socio chino Dongfeng.

Hollande hizo hincapié en que la adquisición por PSA de la filial europea del gigante estadounidense General Motors es una "buena operación" que supone "el nacimiento de un campeón europeo de la industria automovilística".

La unión supone una cuota de mercado en Europa del 17 % a partir de los 2,95 millones de coches vendidos el pasado año en el Viejo Continente, solo por detrás de Volkswagen (3,81 millones), pero por delante de Renault (1,86 millones).

GM justifica la venta de Opel porque Europa ya no es un mercado "atractivo"

General Motors dijo que la venta de su filial europea Opel/Vauxhall a la francesa PSA Peugeot Citroën le permitirá eliminar riesgos porque el mercado europeo "ya no es atractivo" para el fabricante estadounidense.

Los principales directivos de GM explicaron durante una conferencia telefónica con grandes bancos de inversiones las razones de la venta y subrayaron que parte de los ingresos de la operación serán destinados a recompensar a los accionistas de la empresa.

"En una transacción que liberará un valor significante para nuestros accionistas y fortalecerá nuestro negocio principal", declaró la consejera delegada de GM, Mary Barra.

Por su parte, el presidente del consejo de administración de GM, Dan Ammann, afirmó que, dados los "sustanciales" riesgos que Europa representa para el fabricante estadounidense, "hemos decidido que la oportunidad de Europa no es ya atractiva para nuestra empresa".

"Prevemos que eventos geopolíticos seguirán impactando el comercio en la región como experimentamos en tiempo real con brexit", explicó Ammann.

Barra también indicó que la venta de Opel/Vauxhall, que ha perdido dinero desde el inicio del siglo XXI, permitirá que GM se concentré en la inversión en nuevas tecnologías y mercados con mayor potencial para el fabricante, especialmente China.

"Al mejorar el Ebit (ganancias antes de intereses e impuestos) ajustado y reducir el riesgo en la hoja de balance general de GM, nos permitirá reducir el balance de caja requerido en 2.000 millones de dólares", señaló la ejecutiva de GM.

"Nuestra intención es devolver este capital a sus propietarios tras el cierre de la transacción con un programa acelerado de recompra de acciones", añadió Barra.

Ammann insistió en que, para GM, el mercado europeo supone más riesgos que ventajas.

"A pesar de las fuertes mejoras en los últimos años, de cara al futuro vemos que los riesgos superan las oportunidades para Opel/Vauxhall en su forma actual. Es el momento adecuado para abandonar esta inversión", terminó señalando el presidente de GM.

Economía y empleo

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.