Euroefe
 
Euractiv
Economía y empleo Volver a la sección

La Agencia Europea de Químicos no considera cancerígeno el glifosato

AGRICULTURA | 15 de marzo de 2017

La UE ha hallado evidencias de que el glifosato, el herbicida más utilizado en todo el mundo, sea cancerígeno o cause problemas graves de salud. (Foto: EPA/ZHAO ZP)

Helsinki (EuroEFE).- La Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA)ha informado de que no ha hallado eviden cias de que el glifosato, el herbicida más utilizado en todo el mundo, sea cancerígeno o cause problemas graves de salud, como denuncian varias organizaciones.

"El Comité de Evaluación de Riesgos de la ECHA ha concluido que las pruebas científicas disponibles no cumplen los criterios para clasificar el glifosato como cancerígeno, mutágeno o tóxico para la reproducción", señaló la agencia europea -con sede en Helsinki- en un comunicado.

Por ello, la ECHA decidió mantener sin cambios la actual clasificación de peligrosidad química del glifosato como una sustancia que causa graves daños oculares y que es tóxica para la vida acuática con efectos duraderos.

Este dictamen pasará por un control rutinario dentro de la ECHA antes de ser enviado a la Comisión Europea (CE), organismo que, junto a los estados miembros, examinará a finales de este año la posibilidad de renovar la autorización de utilizar el glifosato como sustancia activa en los plaguicidas.

El glifosato es uno de los productos más conocidos de la multinacional Monsanto, proveedora de productos químicos para la agricultura en las categorías de insecticidas, herbicidas y transgénicos.

La Organización Mundial de la Salud clasificó este producto químico como "probablemente cancerígeno" y un grupo de organizaciones, entre ellas Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra, han lanzado una campaña europea para recoger reunir un millón de firmas exigiendo su prohibición.

La CE reanudará debate sobre la aprobación del herbicida glifosato

La Comisión Europea (CE) reanudará el debate con los Estados de la UE sobre la aprobación del glifosato -un herbicida que una agencia de la ONU considera probablemente cancerígeno- tras la opinión favorable emitida por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA).

El debate se reanudará el próximo verano, según ha anunciado la CE.

"La Comisión toma nota del anuncio del Comité de Evaluación de Riesgos de la ECHA, que ha logrado un acuerdo basado en evidencia científica al clasificar el glifosato como no cancerígeno", dijo a Efe el portavoz comunitario de Salud Pública y Seguridad Alimentaria, Enrico Brivio.

Brivio especificó que "este no es el final del proceso en la ECHA" puesto que la opinión de la Agencia, aún provisional, debe ser ratificada y posteriormente enviada a la CE, algo que espera para "antes del verano".

A partir de ese momento, "deberá tomarse una decisión, como muy tarde, a los seis meses de recibir esa opinión", explicó.

La Alianza por la Salud y el Medio Ambiente (HEAL, en sus siglas en inglés) calificó la decisión de "decepción" y la consideró contradictoria con la opinión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuya Agencia para la Investigación sobre el Cáncer consideró el glisofato como "probablemente cancerígeno".

"La salud pública va a perder una oportunidad importante para la prevención del cáncer. Los índices de cáncer pueden descender retirando químicos peligrosos del mercado", afirmó la directora ejecutiva de HEAL, Génon K. Jensen.

Pese a la opinión de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluyó en noviembre de 2015 que no hay evidencias científicas del vínculo entre el glifosato y esa enfermedad.

La Comisión Europea esperaba la opinión de la ECHA para decidir qué pasos dar, tras haber ampliado ya la aprobación para el uso de glifosato por 18 meses, hasta finales de 2017.

Continuas quejas sobre el glifosato

Greenpeace dijo que la decisión de la ECHA puede "dar luz verde a una nueva licencia de 15 años para el herbicida más agresivo", que reiteró como "probable causa de cáncer".

"Para llegar a esta conclusión, la ECHA ha rechazado evidencias científicas de cáncer en animales de laboratorio y ha ignorado las advertencias de más de 90 científicos independientes", alegó la directora de política alimentaria de Greenpeace Europa, Franziska Achterberg.

Consideró que la ECHA "ha hecho caso omiso" a los estudios de la OMS y recordó que, según la legislación europea, "las sustancias presumiblemente cancerígenas no pueden ser autorizadas para su uso, a no ser que su exposición a humanos sea insignificante".

La organización ecologista mencionó además "conflictos de interés" en el comité responsable de la evaluación del glifosato en la ECHA.

Economía y empleo

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.