Euroefe
 
Euractiv
Exteriores, desarrollo, defensa y DDHH Volver a la sección

La UE pretende crear un cuartel militar y avanza en la cooperación en defensa

EXTERIORES | 07 de marzo de 2017

La alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, al inicio de una reunión de ministros comunitarios de Exteriores y Defensa, en Bruselas. (Foto:EFE/Olivier Hoslet)

Bruselas, (EuroEFE).- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han dado luz verde a la creación de una célula de planificación y conducción de misiones militares no ejecutivas, el primer paso de cara a un cuartel general comunitario, y continuaron debatiendo que los países que lo deseen cooperen más en defensa.

"Hemos decidido establecer una capacidad de planificación y conducción militar, que comandará las misiones no ejecutivas de la UE", indicó ante la prensa la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini.

Esta "medida operativa", adoptada de forma "unánime, por consenso" por los titulares de Exteriores en una sesión a la que invitaron a sus homólogos de Defensa, se enmarca en la estrategia propuesta Mogherini para potenciar la defensa común.

El objetivo de esta nueva estructura será mejorar la capacidad de la UE a la hora de reaccionar "con rapidez y de manera más eficaz y constante", y fomentar mejor coordinación entre activos militares y civiles.

El ministro español de Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, aseguró que esta célula será "el embrión de que la UE asuma mayor responsabilidad en su defensa".

Para el titular italiano, Angelino Alfano, "el protagonismo en política exterior de (el presidente ruso, Vladímir) Putin y también algunas consideraciones de (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump, piden a Europa hacer más" para tener un sistema común de defensa.

"Esto no significa negar la OTAN, sino hacer un razonamiento complementario entre defensa común europea y OTAN", matizó.

En ese sentido, su homólogo británico, Michael Fallon, urgió a la UE a que su desarrollo de la defensa común no se solape con la Alianza Atlántica.

Esta nueva célula, que tendrá sede en Bruselas, se enmarcará en el personal militar del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y compartirán director, quien asumirá el comando de las misiones no ejecutivas (actualmente la UE sólo tiene tres desplegadas, de formación, en Somalia, África Central y Mali).

Según la UE, esto permitirá a los comandantes de la misión sobre el terreno concentrarse en actividades específicas, con "mejor apoyo desde Bruselas".

La célula, que estará operacional "en las próximas semanas" y contará con unas 30 personas, según Mogherini, trabajará bajo el control político y las directrices estratégicas del Comité Político y de Seguridad (COPS) de la UE, en el que los Veintiocho están representados a través de embajadores.

Por otra parte, los ministros continuaron hoy el debate para impulsar una cooperación estructurada y permanente (PESCO) entre los países que más quieran colaborar en defensa, algo que apoyan fuertemente España, Francia, Alemania o Italia, cuyos líderes abordarán este asunto en su cumbre en Versalles.

"De momento, no he visto a ningún país que no haya mostrado apetito por ello", comentó Mogherini.

Indicó que habrá que considerar los términos de implicación y los proyectos que aporten valor añadido pero que, tras un "intenso" trabajo preparatorio, espera "en los próximos meses poder dar a los países la oportunidad de iniciar esa cooperación".

Fuentes comunitarias señalaron que esperan tener informes listos en mayo, de cara a la cumbre de los líderes de junio porque los países "quieren trabajar rápido", lo que sería "útil para la UE y la OTAN".

Según señalaron los ministros, la PESCO impulsaría un "sistema modular" en el que colaborarían los países de manera voluntaria y estaría "abierto a todos los países dispuestos a hacer los compromisos vinculantes necesarios" para, por ejemplo, participar en las misiones "más exigentes", que pueden implicar "pérdidas humanas", según fuentes comunitarias.

Además, el Consejo trató la posibilidad de hacer una revisión anual voluntaria del gasto en defensa y en investigación militar de los países, a fin de detectar faltas y hacer que esas inversiones sean más coherentes.

También repasaron cómo financiar más eficazmente los grupos de combate de la UE, que deben estar en disposición de desplegarse en un plazo de cinco a diez días en un radio de acción de 6.000 kilómetros desde Bruselas, pero que la Unión nunca ha llegado a utilizas.

Exteriores, desarrollo, defensa y DDHH

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.