Euroefe
 
Euractiv
Exteriores, desarrollo, defensa y DDHH Volver a la sección

El G7 pide una solución política en Siria y rechaza sancionar a Rusia

G7 | 11 de abril de 2017

El ministro italiano de Exteriores, Angelino Alfano, ofrece una rueda de prensa tras la reunión de ministros de Exteriores del G7 en el Palacio Ducale en Lucca (Italia) hoy, 11 de abril de 2017. (Foto: EPA/ANSA Riccardo Dalle Luche)

Lucca (Italia), 11 abr (EuroEFE).- Los ministros de Exteriores del G7 apoyaron hoy martes 11 de abril en su reunión en Italia fomentar una solución "política y no militar" en Siria con la participación de Rusia y rechazaron una propuesta británica de nuevas sanciones contra Moscú.

El jefe de la diplomacia italiana, Angelino Alfano, quien presidió la reunión del G7 en la ciudad toscana de Lucca, consideró que "no existe una solución puramente militar al conflicto de Siria", sino una política que garantice la aprobación de "una nueva Constitución y un proceso político" que culmine en la celebración de elecciones en el país.

En relación con las sanciones contra Moscú que habían sido defendidas por el titular británico de Exteriores, Boris Johnson, Alfano subrayó que "ahora mismo no hay consenso" y opinó que "es más productivo tratar de comprometer a Rusia a través del diálogo".

Estas fueron las conclusiones principales incluidas en la declaración conjunta de 30 páginas que se firmó al término de una reunión de dos días en Lucca.

A la cita asistieron el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson; los ministros de Asuntos Exteriores de Italia, Angelino Alfano; de Alemania, Sigmar Gabriel; de Francia, Jean-Marc Ayrault; del Reino Unido, Boris Johnson; de Japón, Fumio Kishida, y de Canadá, Chrystia Freeland, y la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, la italiana Federica Mogherini.

Condena a la violencia en Siria 

En el documento, los ministros y representantes del G7 condenan la violencia en Siria, donde desde el inicio de la guerra en 2011 han muerto más de 320.000 personas, según cálculos conservadores, y más de 12 millones han abandonado sus hogares.

Y hacen un llamamiento "a todas las partes, en particular al régimen (del presidente sirio Bachar al Asad) y a sus defensores, incluidos Rusia e Irán", para que permitan la asistencia humanitaria "a la gente que la necesita".

La crisis en Siria fue una de las prioridades incluidas en la agenda de estos días, después del ataque químico del 4 de abril del que Occidente responsabiliza al régimen de Asad y que fue respondido por Estados Unidos con el bombardeo con misiles de crucero Tomahawk de una base siria.

Por ello, esta cuestión también fue analizada hoy por los ministros del G7 en una reunión extraordinaria convocada a primera hora de la mañana local con sus homólogos de Turquía, Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Jordania y Catar.

Pero, además, los países del G7 están preocupados por el incondicional apoyo del Kremlin a Siria y, por ello, coinciden en la necesidad de aunar esfuerzos y negociar con Rusia para que "se convierta en un socio de cooperación".

Fomentar el diálogo con Rusia

"Necesitamos dialogar con Rusia, evitando aislarla y también alentando a (el mandatario ruso Vladímir) Putin para que ponga fin al apoyo" al régimen del presidente sirio, porque Moscú "tiene toda la fuerza para presionar a Asad para que decrete el alto el fuego", dijo Alfano.

El diálogo y no la imposición de sanciones contra Rusia fue la máxima defendida por Italia, confirmó el titular italiano, a pesar de que en las reuniones su homólogo británico Johnson era partidario de esta última opción.

Además de Siria y Rusia, los ministros también conversaron sobre Libia y la importancia de estabilizar el país para fomentar el desarrollo en la región y controlar, al mismo tiempo, los flujos migratorios hacia Europa a través de Italia.

Y hablaron de Corea del Norte y su voluntad de seguir desarrollando su programa nuclear, una cuestión "prioritaria", señala la declaración, que ha elevado notablemente la tensión entre este país y Estados Unidos en los últimos días.

En este sentido, el documento reitera "la firme oposición de la comunidad internacional a la posesión de armas nucleares de Corea del Norte" y afirma que Pyongyang "debe abandonar por completo sus programas nuclear y balístico".

En esta línea, celebra el histórico acuerdo sobre el fin de su programa nuclear firmado con Irán, país al que anima al mismo tiempo a "cumplir con sus obligaciones en el respeto de los derechos humanos, en particular en lo que se refiere a la libertad de expresión y al fin de las detenciones y ejecuciones arbitrarias".

"Combatir el terrorismo y el extremismo violento" y derrotar al grupo yihadista Estado Islámico también fue un punto fundamental en esta reunión, que anticipó la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G7 de mayo próximo en Taormina, en la isla italiana de Sicilia.

Finalmente, la declaración se refiere a la crisis en Ucrania y argumenta que es esencial respetar los compromisos recogidos en los Acuerdos de Minsk para el arreglo del conflicto en el este ucraniano. 

Para saber más:

Conclusiones de la reunión del G7 en Lucca (comunicado oficial)

Por Laura Serrano-Conde

Exteriores, desarrollo, defensa y DDHH

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.