Euroefe
 
Euractiv
Asuntos sociales Volver a la sección

Gobiernos europeos y ONGs encabezan el apoyo global al fondo de aborto seguro

MUJERES | 03 de marzo de 2017

Foto de archivo de trabajadores y manifestantes polacos en una protesta feminista contra la ley del aborto en Polonia, en Bruselas, Bélgica, el 24 de octubre de 2016. EFE

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Cooperación al Desarrollo de Holanda, Bélgica, Dinamarca y Suecia y organizaciones en defensa de los derechos de la mujer se unieron en apoyo al nuevo fondo internacional de aborto seguro, una iniciativa llamada "She Decides" (Ella decide).

Una conferencia con ese nombre reunió este jueves en Bruselas a representantes gubernamentales y de organizaciones no gubernamentales (ONGs) que promueven los derechos de la mujer en el ámbito de la salud reproductiva en busca de apoyo político, social y económico para esa iniciativa.

En este contexto, el grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo (PE) ha instado a los Estados miembros a comprometer fondos adicionales a la ayuda internacional en respuesta a la decisión contraria de la Administración estadounidense.

El fondo fue impulsado por la ministra holandesa de Cooperación, Lilianne Ploumen, en respuesta a la decisión del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de eliminar las subvenciones que su país concedía a organizaciones de planificación familiar en países en vías de desarrollo.

La iniciativa busca paliar el "agujero" que ha causado el recorte de la Administración estadounidense -de unos 570 millones de euros- y ya tiene el respaldo económico de Suecia (21 millones de euros), Dinamarca, Bélgica y Holanda (10 millones cada uno), unas cifras hechas públicas hoy durante el evento.

"Tenemos buenas señales respecto a la recaudación, pero esta conferencia busca especialmente conseguir compromisos y poner las cosas en marcha", señaló el ministro belga de Cooperación, Alexander De Croo, que instó a los asistentes a "arremangarse y actuar".

De Croo recordó que uno de los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas para 2030 es la erradicación de la pobreza extrema, una tarea para la que, dijo, el acceso de mujeres y niñas a los servicios de salud reproductiva es un "elemento crucial".

"Nunca he conocido a una mujer que sueñe con ser madre con doce años, o casarse con un hombre que le dobla en edad, o vivir siendo dependiente toda su vida", dijo el ministro belga, quien resaltó que muchas mujeres "no tienen la libertad de tomar esa decisión".

La ministra Ploumen aseguró que el apoyo que ha recibido la iniciativa, que ella impulsó apenas unos días después de la orden ejecutiva de Trump, ha sido "impresionante y maravilloso".

Bélgica, Dinamarca y Suecia fueron los primeros en mostrar su apoyo a "She Decides", un movimiento que ya respaldan, entre otros, Luxemburgo, Finlandia, Kenia, Etiopía y Mozambique y cuyo evento contó con representantes de 50 gobiernos.

"Alexander (De Croo) decía que no conocía a nadie que soñase con ser madre con doce años, yo digo que tampoco he conocido nunca a una mujer que sueñe con abortar", dijo Ploumen, que recalcó que "se trata de dar la posibilidad de elegir".

El Instituto Guttmacher, al que se refirió la ministra holandesa en su intervención, calcula que, con cada recorte de diez millones de dólares, 440.000 mujeres no tendrán acceso a programas de contracepción y se producirán 95.000 embarazos no planificados, de los cuales 30.000 concluirán en abortos clandestinos y sin condiciones de seguridad.

"Todas las experiencias nos dicen que limitar el acceso a procedimientos seguros no reduce el número de abortos, sino que fuerza a niñas a recurrir a clínicas ilegales y peligrosas", alertó la ministra sueca de Desarrollo, Ulla Tørnæs.

"Millones de mujeres no tienen acceso a la contracepción ni la posibilidad de elegir si quieren tener hijos, cuántos quieren o cuándo los quieren", advirtió la ministra danesa de Cooperación, Isabelle Lövin.

Los ministros aseguraron que desconocen todavía si el gobierno de Trump ha respondido a la iniciativa "She Decides", si bien la ministra holandesa anunció que intentará reunirse con el presidente estadounidense y conversar con él sobre la iniciativa durante su próxima visita a Washington este mismo mes.

La directora ejecutiva de la asociación colombiana Profamilia, Marta Royo, explicó la historia de una niña de trece años, llamada Amelia, que se quedó embarazada tras tres años de abusos sexuales por parte de su padre y a la que clínicas de interrupción del embarazo rechazaron por su reducida edad.

Royo contó que esta niña acudió a su organización y pudo interrumpir su embarazo no deseado, pero alertó de que Colombia está "llena de Amelias".

Asuntos sociales

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.