24 de octubre de 2017
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

Trump impulsa su cruzada contra la globalización con la salida del TTP

 El presidente estadounidense Donald Trump se reúne con los líderes republicanos y demócratas del Senado y la Cámara de Estados Unidos en el comedor estatal de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 23 de enero de 2017. (Fotografía: EFE/Ron Sachs)

El presidente estadounidense Donald Trump se reúne con los líderes republicanos y demócratas del Senado y la Cámara de Estados Unidos en el comedor estatal de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 23 de enero de 2017. (Fotografía: EFE/Ron Sachs)

Apenas tres días después de su investidura como 45º presidente de Estados Unidos, Donald Trump dio un primer golpe en la mesa con la puesta en marcha de su plan aislacionista. El 23 de enero, el mandatario anunció la retirada de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico (TTP), el primer paso hacia la salida progresiva del país del sistema de comercio global. En ruptura total con el legado de Obama, Trump parece estar decidido a redibujar un mapa "geoeconómioco" y pasar de la liberalización comercial hacia el nacionalismo. EuroEFE analiza las consecuencias de esta primera decisión y el devenir de algunos tratados comerciales globales.

Salida del TTP: un primer paso hacia el proteccionismo económico

Era una de sus promesas de campaña. El ahora presidente había anunciado que, en caso de que llegara a la Casa Blanca, firmaría una orden para la salida de EE.UU. del Acuerdo Transpacífico (TTP), que había calificado de “desastre potencial” para el país. El acuerdo, firmado por otros diez países (Australia, Brunei, Malasia, Japón, Perú, Chile, México, Singapur, Vietnam y Nueva Zelanda) el 4 de febrero de 2016 era el más ambicioso tratado comercial jamás logrado ya que representaba el 40 % de la economía global. El TTP tenía como principal objetivo reducir las barreras comerciales para facilitar los intercambios a nivel global y reforzar los lazos de EE.UU. con la zona de Asia-Pacífico. El acuerdo fue respaldado por la UE que consideró que era positivo para una negociación comercial entre la UE y EE.UU.

Más allá de su significado económico, el acuerdo era uno de los símbolos de la era Obama, un paso más hacia un sistema globalizado, de integración, en el que cada país tuviera un papel que desempeñar. Pese a ser considerado como un logro, no consiguió la unanimidad. Tanto Trump como su rival de campaña, la demócrata Hillary Clinton, mostraron un claro rechazo al TTP que no fue formalmente ratificado por Congreso debido a la oposición de varios legisladores, esencialmente progresistas. Trump ha defendido la retirada por “el bien de los trabajadores estadounidenses” y considera que el acuerdo hubiera muerto en cualquier caso.

¿Un acuerdo de “12 menos uno”?

Las consecuencias de la salida del TTP afectan de manera desigual a un total de once países. Si bien el acuerdo podría seguir adelante pese a la ausencia de Estados Unidos, la posición central del país norteamericano podría acabar definitivamente con él.

Algunos países, como Australia, permanecen, sin embargo optimistas. Su primer ministro, Malcolm Turnbull, afirmó que todavía confiaba en la permanencia del TTP. Calificó de “gran pérdida” la salida de EE.UU. para el resto de los socios aunque recalcó que "es posible que la política estadounidense cambie con el tiempo como ha hecho con otras políticas económicas". En contacto con su homólogo japonés, Shinzo Abe, cuyo país fue el único que ratificó formalmente el TTP, cree que muchos de sus socios estarían dispuestos a seguir adelante con un acuerdo de “12 menos uno” e incluir a otros países como Indonesia y sobre todo China. El país anunció que seguirá impulsando la integración económica y favorecerá las negociaciones para la Asociación Económica Regional Integral (RCEP) y el Acuerdo de Libre Comercio para Asia Pacífico (FTAAP)", según comentó en rueda de prensa la portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying.

El primer ministro de Nueva Zelanda, Bill English, afirmó, un día antes del anuncio oficial, que el país estaba preparado para acordar un “plan B” del TTP. Aún así, se mostró especialmente preocupado por la economía neozelandesa que según él puede verse gravemente perjudicada por las decisiones de Trump. El país estaría dispuesto a negociar un acuerdo comercial con la UE para reforzar su economía.

El ministro peruano de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros, confirmó que todavía podía lograrse un acuerdo con los socios restantes y que todos los países que conforman el acuerdo estaban preparados para la salida del gigante estadounidense."No es una novedad que esto haya sucedido. Ya sabíamos que esto iba a suceder, pero estábamos esperando que ocurra formalmente y ya habíamos conversado que, ante ese escenario, íbamos a juntarnos y conversar sobre qué futuro le vamos a dar al acuerdo". Perú se ve menos impactado que otros países por la salida de Estados Unidos ya que, según confirmó Ferreyros, el TTP no es el eje principal de la política comercial del país que ya ha firmado varios tratados de libre comercio (TLC) con la mayoría de los países que participan en el TTP y la UE.

Algunos países se mostraron sin embargo menos optimistas ante la supervivencia del acuerdo. El ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, recalcó que el TTP tal y como existe será cancelado ya que su pilar es Estados Unidos. La entrada en vigor del acuerdo necesita la ratificación de seis países que representen como mínimo el 85% de la economía total de bloque. EE.UU representa por sí solo el 60% del PIB de los 12 estados firmantes.

Aunque el gobierno de Japón se ha mostrado favorable a la permanencia del tratado, el viceportavoz del Ejecutivo japonés, Koichi Hagiuda, calificó de “sinsentido” el acuerdo tras la salida de EE.UU ya que “se desequilibra la balanza entre intereses fundamentales". El gobierno pretende sin embargo convencer a la administración Trump de los beneficios de formar parte de la alianza.

Davos, preocupado por el impacto de la política de Trump en la economía global

La política de Donald Trump, totalmente a contracorriente, estuvo en el punto de mira la agenda del Foro Económico Mundial (FEM) que se celebró del 17 al 20 de enero en Davos (Suiza). El foro, que suele definirse como el gran encuentro del capitalismo, contó con la presencia del entonces vicepresidente estadounidense Joseph Biden, así como de un representante de la nueva Administración, el asistente y director de la oficina de Relaciones con el Público de Trump, el empresario Anthony Scaramucci.

En el marco de esta edición, con la vista puesta en las divisiones territoriales como el Brexit y las amenazas económicas y sociales globales, la llegada de Trump a la Casa Blanca fue un foco de tensión sin precedente. El presidente chino, Xi Jinping, aseguró en su discurso inaugural que todos los países debían permanecer unidos y comprometidos con la inversión y el libre comercio, recalcando que China no participará de ninguna manera en una guerra comercial. "No habrá vencedores en una guerra comercial."

El mandatario chino se convirtió en Davos en el principal adalid del libre comercio. En su histórico discurso inaugural, Jinping subrayó que "el proteccionismo no es la escalera para salir del bache del débil crecimiento, es una pala para cavar más profundamente". Recalcó, a través de una metáfora, la importancia para cada país de no encerrarse en sí mismo aunque pueda parecer atractivo, ya que así se pueden perder oportunidades: "Seguir el proteccionismo es como encerrarse en un cuarto oscuro: el viento y la lluvia permanecerán fuera, pero también lo harán la luz y el aire". 

Tuit oficial del Foro Económico de Davos. “Muchos de los problemas que ahora atañen a la economía global no se deben a la globalización”, afirmó el presidente de China, Xi Jinping

A estos comentarios se sumaron los de la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, quien insistió en que la política de Trump sería negativa para la economía global, y los de numerosos empresarios como Wang Jianlin quien criticó con firmeza las barreras comerciales que pretendía erigir el presidente.

Ante estas declaraciones, Scaramucci recalcó que el Gobierno de Trump tampoco busca una guerra comercial pero sí beneficiar a sus trabajadores."En los últimos diez años ocho millones de estadounidenses más han pasado a ser trabajadores pobres", señaló antes de añadir, "Tenemos que crear políticas para cambiar esto", subrayó, y si China realmente cree en la globalización, "debe acercarse ahora a nosotros y permitirnos crear esa simetría" en el aspecto comercial.

Para Scaramucci, "el presidente Trump quizás sea la última gran esperanza para la globalización, porque se centrará en solucionar algo internamente en EEUU a fin de crear un mercado más pujante".

El devenir de otros acuerdos internacionales

Ante la precipitada salida de Estados Unidos del TTP, la incertidumbre sobre su permanencia en el resto de acuerdos internacionales es completa.

¿Qué pasa con el brexit?

La primera ministra británica, Theresa May, será la primera mandataria en reunirse con Trump la próxima semana. El principal objetivo del encuentro está claro: tratar del potencial acuerdo comercial así como debatir del tema del brexit. El presidente estadounidense se mostró desde un primer momento a favor de la salida del Reino Unido de la UE. En el marco de una entrevista realizada por The Times el pasado 16 de enero, Trump calificó el brexit de "gran cosa" y de decisión "inteligente" antes de reafirmar su creencia de que otros países seguirán el mismo proceso principalmente debido a la crisis de refugiados. "Los países quieren su propia identidad y el Reino Unido quería su propia identidad […] Si los refugiados siguen entrando en diferentes partes de Europa...creo que será muy duro mantenerlos juntos porque la gente está enfadada por eso".

El encuentro servirá también para poner en marcha el proceso de negociaciones de un nuevo acuerdo comercial. "Vamos a trabajar muy duro para tenerlo rápidamente y hacerlo bien.", comentó Trump, en la citada entrevista. Esta voluntad del presidente va totalmente en contra de la de su predecesor, Barack Obama, opuesto al brexit. El presidente saliente había confirmado que Reino Unido estaría al final de la cola para negociar un acuerdo tras su salida del bloque comunitario.

¿Y el NAFTA?

"Renegociaremos o saldremos". Trump anunció, en la misma línea, que emprenderá pronto las negociaciones con los representantes de México y Canadá sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA) firmado en 1994. Según Trump, el acuerdo, que calificó de “peor tratado comercial de la historia”, provoca la huída de empleos estadounidenses aunque genera 1,1 trillones de dólares anualmente a cada uno de los tres países, como confirmó un análisis publicado el pasado mes de junio por el Concilio en Relaciones Exteriores (CFR). La actividad comercial se ha incrementado de más del 250% entre ellos desde la firma del tratado. Aún así, el mandatario cree que EE.UU. deberá beneficiarse más del acuerdo y cuestiona la forma de actuar de México que, según él, promueve sus propios bienes imponiendo una tasa para ser más competitivo.

Las consecuencias de la salida de EE.UU., devastadoras para todos los socios, afectarían especialmente a México que entraría en un periodo de recesión inédita. Actualmente más del 70% de las exportaciones del país iberoamericano acata a EE.UU. y se estima que uno de cada tres trabajador en México depende del acuerdo. Tanto México como Canadá reafirmaron su intención de preservar América del Norte como una zona de libre comercio por el bien de sus intereses nacionales, pese a las amenazas de Trump. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, se reunirá el próximo 31 de enero para renegociar las condiciones. De no ser satisfactorias, EE.UU. saldrá del acuerdo.

La OMC, en peligro

A nivel global, el mandatario estadounidense replanteó la permanencia de EE.UU. en la Organización Mundial del Comercio (OMC) ya que considera que los acuerdos que implica no benefician a Estados Unidos. Trump propone la instauración de un impuesto de entre 15 y 35% sobre los productos mexicanos con el fin de evitar la deslocalización masiva de las empresas estadounidenses en el país fronterizo. La organización, calificada de "desastre" por Trump, fomentaría a su juicio la competencia desleal con determinados estados como China.

La salida de la organización, que fue fundada en 1995, podría destruirla definitivamente ya que de los 162 países que forman parte de la organización, EE.UU. es el principal contribuidor presupuestario. A nivel mundial, la economía podría verse gravemente afectada, e incluso perjudicar al propio país.

Y la gran preocupación: El TTIP

Otro gran foco de preocupación es el acuerdo de libre comercio e inversiones (TTIP). El tratado tiene como fin ampliar el mercado de bienes y servicios entre la UE y EE.UU. así como promover la competitividad gracias a la reducción de las barreras comerciales en varios sectores como el textil o el de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC).

El acuerdo promueve la anulación de barreras comerciales, la estimulación de la economía a través de la creación de empleos y el crecimiento de las empresas para ser más competitivas. Los impuestos aplicados a los productos exportados dificulta la venta tanto para EE.UU. como la UE de sus bienes. En algunos sectores, los impuestos de importación difieren considerablemente de una zona a otra. Tomando como ejemplo el sector automóvil, el impuesto se eleva al 10% en EE.UU. mientras que en la UE solo alcanza el 2,5%. Los cambios en los derechos de aduana e impuestos se aplicarán principalmente en los ámbitos de la agricultura, de bebidas así como en el comercio de mercancías, a petición de la UE.

El acuerdo pretende, por otra parte, facilitar y armonizar las medidas sanitarias relacionadas con la seguridad alimentaria y sanidad animal y vegetal, productos farmacéuticos, químicos, sanitarios, ingeniería y cosmético, entre otros. La UE y EE.UU. quieren trabajar mano a mano para potenciar las exportaciones, respetando las leyes y normas vigentes de cada país. El propósito es reducir el tiempo dedicado al control y aprobación de los bienes importados de la UE. La UE y EE.UU. se comprometen a seguir estrictas normas a nivel nacional para reducir el número de controles en el momento de la exportación.

Las negociaciones para la firma del acuerdo comenzaron en julio de 2013 y actualmente siguen en debate. Tanto la Comisión Europea (CE) como la Administración de Obama apelaron a la "voluntad política" de Trump y de los países comunitarios para finalizar la negociación del acuerdo. La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, confirmó que el acuerdo sigue teniendo "mucho sentido" y que se mostrará disponible para las futuras negociaciones con Trump. La UE ha tomado la decisión de meter, de momento, el acuerdo en el "congelador" a la espera de conocer la dirección de la política comercial de Trump, según confirmó Malmström. "Durante bastante tiempo el TTIP estará en el congelador; lo que ocurra cuando se descongele, es algo que tendremos que esperar para ver".

Por Sophie Fernández

Histórico de noticias
Grandes ciudades europeas luchan contra la contaminación

París, Madrid, Bruselas, Berlín o Londres son algunas de las grandes ciudades europeas que están poniendo en marcha medidas contra la contaminación...

Austria

Viena (EuroEFE).- Austria elige este 15 de octubre un nuevo Gobierno, en unas legislativas adelantadas en las que el Partido Popular Austríaco (ÖVP) se...

¿Qué ocurre al activar el artículo 155 de la Constitución española?

El Gobierno español ha abierto este miércoles la puerta a activar el artículo 155 de la Constitución con el requerimiento que ha enviado al presidente de la...

La UE, abanderada en la lucha por unos mares más limpios y seguros

 Unión Europea (UE) ha dado un decidido paso al frente en la lucha por unos mares más sanos, limpios y seguros. En la conferencia "Nuestro Océano" ,...

Cataluña: llamamiento del PE al diálogo dentro de la Constitución española

El Parlamento Europeo dedicó el miércoles 4 de octubre un debate inédito a la grave crisis catalana en el que los principales grupos políticos y la Comisión...

Ninguna constitución europea ampara la separación unilateral de una parte del territorio

Las constituciones de los países europeos no amparan la separación de una parte de su territorio, según se desprende del estudio de la mayoría de las cartas...

Las propuestas de Macron para Europa

El presidente francés, Emmanuel Macron, propuso el 26 de septiembre de 2017 una batería de ambiciosas medidas para refundar la Unión Europea en áreas como...

Merkel, la mujer más poderosa de Europa, camino de renovar su cuarto mandato

Angela Merkel va camino de renovar este 24 de septiembre en las urnas su cuarto mandato como canciller alemana, lo que confirma a esta política conservadora...

CETA

El 21 de septiembre de 2017 entró en vigor (aunque de momento, de manera provisional) el ambicioso acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Canadá,...

Diez claves para afrontar el curso agrario y alimentario en España

La sequía, la bacteria que pone en riesgo al olivar, la nueva alerta europea tras la aparición de un pesticida en huevos en Holanda o las negociaciones...

Mensajes esenciales del discurso sobre el Estado de la Unión 2017

"El viento vuelve a hinchar las velas de Europa. Pero no avanzaremos si no aprovechamos ese viento. (...)Debemos trazar el rumbo de cara al futuro. Como...

Cuentra atrás para el discurso más esperado de Juncker: su visión de la Europa post "brexit"

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, repasa probablemente a estas horas los últimos detalles de su próximo y esperado discurso “sobre...

Colegios de la UE: ¿libres de bebidas azucaradas en 2018?

La potente industria europea de bebidas refrescantes ha anunciado que dejará de vender productos azucarados en todas las escuelas de la Unión Europea (UE) a...

La difícil historia del acuerdo de asociación entre la UE y Ucrania

El acuerdo UE-Ucrania ha tenido una historia difícil: causó una profunda crisis política en Ucrania y agravó las relaciones con Rusia, hasta el punto de...

De los huevos contaminados al aceite de colza, el historial sanitario de la UE

El reciente escándalo de los huevos infectados por el fipronil, un insecticida solo autorizado para combatir parásitos de mascotas o animales domésticos, ha...

El Reino Unido define su postura en las negociaciones del Brexit

Madrid (EuroEFE).- Este lunes 28 de agosto empieza la nueva ronda de negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido sobre la salida de ese país...

¿Más "Goethe" y menos "Shakespeare" en la UE tras el “brexit”?

¿Ocupará la lengua de Goethe un lugar privilegiado en las instituciones de la Unión Europea (UE) tras la salida del Reino Unido del bloque?

Barcelona, Santorini y Venecia... joyas del Mediterráneo saturadas por el turismo

Pilas de basura, vandalismo y precios exagerados… Es una lista incompleta de los problemas que enfrentan Barcelona, Venecia o Santorini, tres perlas del...

La violencia machista en datos: España y la Unión Europea

El 24 de julio de 2017 los grupos parlamentarios del Congreso acordaron por unanimidad, por primera vez, una ley contra la violencia de género. Un primer...

Plantar las "semillas" de la nueva PAC más allá de 2020

En junio de 2013 los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) aprobaron la primera gran reforma de la Política Agrícola Común (PAC) en una...

La crisis política en Venezuela cuestiona sus relaciones con la UE

(Actualizado el 2 de agosto de 2017)  El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, va a proponer a la jefa de la diplomacia europea, Federica...

Theresa May sobrevive a su primer año al frente del Gobierno británico

La primera ministra británica , Theresa May, cumple su primer año al frente del Gobierno, etapa en la cual ha activado el "brexit" y ha sufrido cuatro...

Un año después del golpe, la UE y Turquía se dan la espalda

Austria ha prohibido, aduciendo motivos de seguridad, la entrada del ministro de economía turco, Nihat Zeybecki, quien pretendía hablar a la comunidad turca...

España alberga la mayor población británica en la UE y la más vulnerable

Redacción Internacional (EuroEFE).- España alberga la mayor población británica expatriada en la Unión Europea (UE) y una de las más vulnerables por su alto...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información