23 de septiembre de 2017
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

Francia encara las elecciones que alumbrarán un nuevo orden político

 Simpatizantes aclaman a Marie Le Pen, líder y candidata del partido Frente Nacional (FN) a las elecciones presidenciales francesas, mientras da un discurso durante un mitin de campañael 19 de abril de 2017, en Marsella (Francia). (Foto: EFE/Paul)

Simpatizantes aclaman a Marie Le Pen, líder y candidata del partido Frente Nacional (FN) a las elecciones presidenciales francesas, mientras da un discurso durante un mitin de campañael 19 de abril de 2017, en Marsella (Francia). (Foto: EFE/Paul)

Nada será igual en la política francesa tras las próximas elecciones presidenciales, en las que primera vuelta tendrá lugar el domingo 23 de abril. Un nuevo orden al margen de los partidos tradicionales aparece en el horizonte de un Palacio del Elíseo anhelado por tres candidatos que se ubican fuera del bipartidismo.

Marine Le Pen, Emmanuel Macron y Jean-Luc Mélenchon (a la extrema derecha, centro y extrema izquierda del espectro político) desafían, cada uno a su manera, el sistema imperante desde hace décadas en Francia.

Los tres confían en convertirse en el primer presidente en llegar al Palacio del Elíseo sin el respaldo de las dos grandes formaciones que han vertebrado la V República: el Partido Socialista y los conservadores Republicanos.

Sólo una victoria del atribulado candidato de la derecha, François Fillon, dejaría el trono en manos "conocidas".

Las encuestas por ahora dibujan un escenario cercano al empate técnico, si bien Macron y Le Pen han encabezado con consistencia la intención de voto en todos los sondeos desde hace meses.

A pocos días de la cita, los sondeos muestran una diferencia entre los dos primeros y Fillon y Mélenchon de unos tres o cuatro puntos, apenas superior al margen de error, que puede ser enjugada en la recta final.

La dinámica ascendente del izquierdista Mélenchon ha añadido incertidumbre a la carrera, al abrir la posibilidad de una segunda vuelta entre él mismo y Le Pen que espanta al "establishment" y a los mercados.

Sea cual sea el resultado, las elecciones presidenciales de 2017 serán recordadas por el desplome de socialistas y conservadores, cuyos candidatos podrían no superar de forma conjunta un tercio del total de los votos.

En el caso de Los Republicanos, pese a que Fillon mantiene intactas sus opciones, la caída aparece sobre todo asociada a los casos de presunta corrupción que han llevado a que su aspirante haya sido imputado por malversación de fondos públicos.

Cuando el centro-derecha celebró sus elecciones primarias, allá por el mes de noviembre, existía un consenso generalizado en que su vencedor tendría ya pie y medio en el Palacio del Elíseo.

Pero el escándalo de los supuestos empleos ficticios que Fillon concedió a su esposa y dos de sus hijos -difundido en enero por el semanario "Le Canard Enchainé"- revolcó de tal manera los pronósticos que los conservadores temen ahora perder unos comicios que creían ganados hace medio año.

En los socialistas el panorama es aún más sombrío, con un candidato, Benoît Hamon, que no cuenta, según los sondeos, con ninguna opción de pasar a la segunda vuelta y que podría incluso quedarse por debajo del 10 % de los votos.

La decisión del actual presidente, François Hollande, de no presentarse a su reelección abrió la caja de los truenos en el partido de la rosa, que celebró unas primarias que entronizaron al ala rebelde de la formación, encarnada por Hamon, y castigaron a la moderada del ex primer ministro Manuel Valls.

La irrupción en solitario del exministro de Economía Macron hizo el resto. Los socialistas se asoman a una auténtica crisis existencial tras estos comicios, que podría agravarse en las legislativas del mes de junio.

De hecho, esas elecciones despejarán el horizonte político del país, que verá previsiblemente nacer un Parlamento mucho más atomizado, pese a que el sistema a dos vueltas propicia el bipartidismo y la concentración de poder.

Aun si Fillon no consigue alcanzar la Presidencia, Los Republicanos cuentan con alcanzar buenos resultados en las parlamentarias de junio, aunque eso, al igual que el nombre del próximo jefe de Estado, pertenece todavía al terreno de la política-ficción

La líder y candidata del partido Frente Nacional (FN) a las elecciones presidenciales francesas, Marie Le Pen. (Foto: EFE/Paul Durand)

Golpes bajos en una campaña tumultuosa

Más golpes bajos que propuestas han caracterizado a la campaña de las presidenciales francesas, que ha basculado desde las investigaciones de corrupción de algunos candidatos a la proximidad de otros a posiciones polémicas en política internacional.

El 25 de enero el semanario "Le Canard Enchaîné" sacó a la luz que el candidato conservador había dado a su esposa Penelope un empleo ficticio como asistenta parlamentaria. Ese escándalo, que frenó sus expectativas electorales, dificultó su campaña tanto a él como a sus fieles, muy criticados en el cara a cara con los ciudadanos. Muchos barones del partido, escontentos con la imposibilidad de hacer campaña, abandonaron al candidato.

El segundo debate televisado, que reunió a los once postulantes el 4 de abril, estuvo marcado por los ataques del candidato de la extrema izquierda, Philippe Poutou, a Fillon y a Le Pen, los dos investigados por presuntos escándalos de corrupción.

"Fillon, cuanto más se busca, más se huele la corrupción y el engaño", lanzó Poutou, que reprochó a Le Pen esconderse tras la inmunidad parlamentaria para no testificar ante la policía pese a que se autoproclama como "antisistema".

"Nosotros no tenemos inmunidad obrera", dijo el candidato, trabajador de una fábrica de coches en Burdeos, en una frase que fue muy celebrada en las redes sociales.

Los mítines de la candidata ultraderechista se vieron con frecuencia también perturbados por las manifestaciones de grupúsculos de la extrema izquierda, lo que acabó con enfrentamientos con las fuerzas del orden.

El candidato a las elecciones presidenciales francesas por el partido Les Republicains (LR) Francois Fillon. (Foto: EFE/MARTIN BUREAU).

Del “frexit” a Siria, la política exterior que ha marcado la campaña francesa

La ultraderechista Marine Le Pen y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, ambos eurodiputados, consideran un lastre para los intereses de su país la actual construcción europea, mientras que el socialista Benoît Hamon, el conservador François Fillon y el socioliberal Emmanuel Macron son partidarios de continuar.

La primera, conocida "eurófoba", apuesta por reforzar las fronteras francesas y, aunque ha moderado un tanto sus postulados, no oculta que la salida de la UE es un fin para ella. Propone renegociar con el resto de los socios un nuevo tratado, cuyo resultado será propuesto en referéndum a los franceses, que decidirán si quieren o no seguir, con las nuevas condiciones, en la UE.

Mélenchon, por su parte, quiere ir abandonando paulatinamente los tratados que, a su juicio, persiguen construir una Europa neoliberal. Apuesta por una integración entre los países de la ribera mediterránea y por integrar otras alianzas, como la chavista ALBA, para que los territorios franceses de ultramar puedan comerciar mejor con sus vecinos sudamericanos.

El conservador François Fillon cree que hay que reforzar la cooperación en terrenos como el judicial, el socialista Benoît Hamon es partidario de afianzar la actual unión antes de seguir ampliándola y Macron no duda en presentarse como el más europeísta de los candidatos y en proponer una mayor integración entre los miembros como contrapeso a Rusia y Estados Unidos.

El otro gran tema de la campaña ha sido la posición frente al conflicto sirio, en el que Francia es el segundo contribuyente militar de la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

A menos de 20 días de la primera vuelta, el ataque con armas químicas de una población cerca de Idleb y la posterior respuesta de Estados Unidos bombardeando una base aérea del régimen de Damasco irrumpieron en la campaña.

Los favoritos para la victoria se dividen entre quienes piden mano dura con Al Asad, alineándose así con la política preconizada por el actual presidente, François Hollande, y quienes consideran al líder sirio el mejor cortafuegos contra el EI.

En este segundo grupo se sitúan Le Pen, Fillon y Mélenchon, partidarios también de un acercamiento al presidente ruso, Vladimir Putin, principal sustento del régimen de Damasco.

Frente a ellos, el socialista Hamon, que considera hostil la política expansionista del Kremlin, defiende la opción de desalojar a Al Asad para comenzar una transición política en el país.

Macron, el más atlantista de los candidatos, también apuesta por la salida del presidente sirio, pero con el aval de la ONU y sin dejar el país descabezado, para no repetir los errores cometidos a su juicio en Libia o Irak.

Fillon ha visto cómo su amistad con Putin le ha valido múltiples críticas, sobre todo porque el que fuera primer ministro de Nicolas Sarkozy se muestra contrario a mantener las sanciones a Moscú por la anexión de Crimea. Una postura también compartida por Le Pen, considerada la candidata preferida del Kremlin, y por Mélenchon, cercano a Moscú y muy hostil a Washington, algo que le diferencia de la ultraderechista, admiradora de Donald Trump.

El candidato socioliberal a la presidencia, Emmanuel Macron. (Foto: EFE/Thomas Samson)

Francia, en el punto de mira del terrorismo

Cómo combatir el terrorismo yihadista que segó en los dos últimos años la vida de 238 personas en Francia es uno de los caballos de batalla de las próximas elecciones presidenciales, las más disputadas que se recuerdan.

Los principales candidatos se esfuerzan en dar respuesta a una de las principales preocupaciones de los electores: vivir en seguridad.

Poco acostumbrados a los sobresaltos terroristas, la oleada de ataques ha cambiado drásticamente la rutina de los franceses en los dos últimos años.

Iniciada en enero de 2015 con el asalto a la revista satírica "Charlie Hebdo" en París y cuyo último capítulo ha sido el atropello mortal de 86 viandantes el 14 de julio de 2016 en Niza, el gran punto de inflexión sucedió el 13 de noviembre de 2015.

Entonces, los terroristas mataron en París y Saint Denis a 130 personas, 89 de ellas en la sala de conciertos "Bataclan".

El presidente francés, el socialista François Hollande, decretó entonces el estado de emergencia, que estará vigente hasta el próximo mes de julio.

Organizaciones como la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) han avisado de que la política antiterrorista francesa, al abrigo de este estado de emergencia, socava los cimientos del Estado de derecho y abre la puerta a los abusos en las investigaciones.

Mantener o no esta medida divide a parte de los aspirantes presidenciales favoritos.

El candidato conservador François Fillon pretende reforzarla, el socialista Benoît Hamon modificarla y el izquierdista Mélenchon abandonarla. El socioliberal Emmanuel Macron y Le Pen, que encabezan los sondeos, no han hecho pública su postura al respecto.

Los cinco candidatos sí que coinciden en reforzar el cuerpo policial, que el pasado año organizó protestas por la falta de medios humanos y económicos (tasados en 250.000 efectivos, según datos de 2014).

Le Pen, partidaria de que las fuerzas del orden actúen con mano más dura, prometió reforzarlas "masivamente" con la contratación de 15.000 policías y gendarmes.

Su principal rival Macron apuesta por 10.000 efectivos más y por la creación de una policía de seguridad cotidiana que esté "más próxima" de los franceses.

Fillon, otro candidato favorable a endurecer la ley y el orden, tasó en 10.000 los nuevos agentes que quiere contratar para tareas sobre el terreno y tareas administrativas.

En la izquierda, Mélenchon aboga por duplicar la policía científica y Hamon por crear 5.000 nuevos puestos.

A favor del restablecimiento de un servicio militar obligatorio, eliminado en 1997, están Le Pen, Macron y Mélenchon -éstos últimos con matices-, mientras que Fillon y Hamon se oponen.

Sin embargo, el aumento del presupuesto de Defensa del actual 1,77 % del PIB al 2 % crea consenso en todos los principales aspirantes menos en Mélenchon.

Las alianzas internacionales para combatir el Estado Islámico (EI) divergen entre los candidatos: Fillon quiere unas relaciones más fluidas con la Rusia de Vladímir Putin con la meta de luchar contra el EI en Siria. Le Pen y Mélenchon también pretenden acercar París a Moscú, contrariamente a Macron y Hamon.

Además, la participación francesa en la OTAN genera controversia. Mélenchon busca abandonar esta organización militar y Le Pen demanda que Francia deje de estar en el comando militar para no estar obligada a entrar en guerras que "no son suyas".

Macron y Hamon mantendrían al país en la organización transatlántica, mientras que Fillon no se ha pronunciado públicamente sobre el asunto.

El candidato a las elecciones presidenciales en Francia por la coalición La France insoumise Jean-Luc Melenchon. (Foto: EFE/MARTIN BUREAU)

Inquietud en los mercados ante el resultado electoral

La hipótesis, improbable pero no imposible, de que el próximo presidente de Francia sea la ultraderechista Marine Le Pen o el radical de izquierdas Jean-Luc Mélenchon, inquieta a los mercados, como ha quedado en evidencia con cada inflexión significativa en las encuestas.

El principal indicador que se ha tomado como referencia para evaluar esos vaivenes es la prima de riesgo, la diferencia de rentabilidad del bono de deuda pública francesa a diez años con respecto al alemán, que sirve de referencia.

La prima de riesgo tuvo un repunte significativo (desde menos de 50 a casi 80 puntos básicos) a comienzos del pasado febrero, cuando las encuestas empezaron a mostrar el hundimiento en intención de voto del candidato conservador, François Fillon, tras las revelaciones sobre los supuestos empleos ficticios que atribuyó durante años a su mujer y dos de sus hijos con dinero público.

Después de que la tensión bajara algo en marzo, la situación volvió a tensarse desde el 9 de abril, con una ronda de sondeos que constataban el tirón de Mélenchon hasta el punto de situarlo por encima de Fillon.

La prima de riesgo volvió a superar entonces el umbral simbólico de los 75 puntos. En respuesta al nerviosismo que este ambiente ha generado en los inversores, los gabinetes de estudios financieros han multiplicado las notas y los estudios estos últimos días para tratar de aclarar los escenarios posibles y sus consecuencias.

Tanto el banco francés Société Générale como el alemán Deutsche Bank señalaron que si Mélenchon continúa con la tónica ascendente, las cosas podrían cambiar y tornarse preocupantes.

Porque mientras un triunfo final de Macron o de Fillon reduciría la prima de riesgo francesa, según Deutsche Bank, a entre 20 y 30 puntos, el escenario de una segunda vuelta entre Le Pen y Mélenchon causa escalofríos al sector financiero.

Para el banco alemán, si la líder de la ultraderecha llegara al Elíseo, la sacudida podría elevar el tipo de interés que países como España o Italia pagan por sus deudas a niveles similares a los momentos álgidos de la crisis del euro en 2011, las bolsas bajarían en torno al 10 % y el euro se depreciaría respecto al dólar, el franco suizo y el yen.

Una de las promesas estrella de Le Pen es negociar la salida del euro, al que acusa de una pérdida de competitividad de Francia, algo que los expertos coinciden en que tendría como consecuencia una devaluación de la nueva divisa, que podría alcanzar entre el 30 y el 40 %.

Para protegerse, hasta la prensa económica francesa ha hecho recomendaciones para sus lectores más adinerados, y el producto estrella son los contratos de inversión domiciliados en Luxemburgo.

Para poner cifras a la amenaza del abandono de la moneda única, el presidente del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, estimó en febrero que la financiación de la deuda pública le costaría a su país al menos 30.000 millones de euros suplementarios en intereses.

Eso sin contar con los posibles procesos que muchos tenedores de deuda, sobre todo extranjeros, estarían tentados de lanzar -como ocurrió en Argentina a comienzos de siglo- para impedir que se transformaran sus contratos en "nuevos francos".

En marzo, el Centro de Estudios Prospectivos e Informaciones Internacionales (CEPII) consideró en un estudio que una salida de Francia del euro, en términos de comercio exterior, la república saldría perjudicada porque mientras al primer grupo van dirigidas el 45 % de sus exportaciones en la eurozona, al segundo (los países del sur y del centro de Europa) van destinadas el 55 %.

Además, el CEPII hizo notar que, dada la posición deudora de los bancos franceses frente a entidades de países como Alemania, Suiza o Estados Unidos, "es casi seguro que restablecer el franco engendraría una crisis bancaria" hasta el punto de que "instaurar controles de capital sería una necesidad".

Para saber más:

► Francia refuerza su dispositivo de seguridad ante la primera vuelta electoral

Histórico de noticias
Merkel, la mujer más poderosa de Europa, camino de renovar su cuarto mandato

Angela Merkel va camino de renovar este 24 de septiembre en las urnas su cuarto mandato como canciller alemana, lo que confirma a esta política conservadora...

CETA

El 21 de septiembre de 2017 entró en vigor (aunque de momento, de manera provisional) el ambicioso acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Canadá,...

Diez claves para afrontar el curso agrario y alimentario en España

La sequía, la bacteria que pone en riesgo al olivar, la nueva alerta europea tras la aparición de un pesticida en huevos en Holanda o las negociaciones...

Mensajes esenciales del discurso sobre el Estado de la Unión 2017

"El viento vuelve a hinchar las velas de Europa. Pero no avanzaremos si no aprovechamos ese viento. (...)Debemos trazar el rumbo de cara al futuro. Como...

Cuentra atrás para el discurso más esperado de Juncker: su visión de la Europa post "brexit"

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, repasa probablemente a estas horas los últimos detalles de su próximo y esperado discurso “sobre...

Colegios de la UE: ¿libres de bebidas azucaradas en 2018?

La potente industria europea de bebidas refrescantes ha anunciado que dejará de vender productos azucarados en todas las escuelas de la Unión Europea (UE) a...

La difícil historia del acuerdo de asociación entre la UE y Ucrania

El acuerdo UE-Ucrania ha tenido una historia difícil: causó una profunda crisis política en Ucrania y agravó las relaciones con Rusia, hasta el punto de...

De los huevos contaminados al aceite de colza, el historial sanitario de la UE

El reciente escándalo de los huevos infectados por el fipronil, un insecticida solo autorizado para combatir parásitos de mascotas o animales domésticos, ha...

El Reino Unido define su postura en las negociaciones del Brexit

Madrid (EuroEFE).- Este lunes 28 de agosto empieza la nueva ronda de negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido sobre la salida de ese país...

¿Más "Goethe" y menos "Shakespeare" en la UE tras el “brexit”?

¿Ocupará la lengua de Goethe un lugar privilegiado en las instituciones de la Unión Europea (UE) tras la salida del Reino Unido del bloque?

Barcelona, Santorini y Venecia... joyas del Mediterráneo saturadas por el turismo

Pilas de basura, vandalismo y precios exagerados… Es una lista incompleta de los problemas que enfrentan Barcelona, Venecia o Santorini, tres perlas del...

La violencia machista en datos: España y la Unión Europea

El 24 de julio de 2017 los grupos parlamentarios del Congreso acordaron por unanimidad, por primera vez, una ley contra la violencia de género. Un primer...

Plantar las "semillas" de la nueva PAC más allá de 2020

En junio de 2013 los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) aprobaron la primera gran reforma de la Política Agrícola Común (PAC) en una...

La crisis política en Venezuela cuestiona sus relaciones con la UE

(Actualizado el 2 de agosto de 2017)  El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, va a proponer a la jefa de la diplomacia europea, Federica...

Theresa May sobrevive a su primer año al frente del Gobierno británico

La primera ministra británica , Theresa May, cumple su primer año al frente del Gobierno, etapa en la cual ha activado el "brexit" y ha sufrido cuatro...

Un año después del golpe, la UE y Turquía se dan la espalda

Austria ha prohibido, aduciendo motivos de seguridad, la entrada del ministro de economía turco, Nihat Zeybecki, quien pretendía hablar a la comunidad turca...

España alberga la mayor población británica en la UE y la más vulnerable

Redacción Internacional (EuroEFE).- España alberga la mayor población británica expatriada en la Unión Europea (UE) y una de las más vulnerables por su alto...

Españoles en R. Unido, una emigración cualificada empujada por la crisis

Redacción Internacional (EuroEFE).- El Reino Unido ha sido uno de los destinos con mayor aumento de emigración española a causa de la crisis: una mayoría de...

El cierre español de la ruta de los cayucos

SERIE DE REPORTAJES ESPECIALES: EuroEFE concluye este viernes la publicación de la segunda parte de una serie de reportajes especiales sobre los problemas...

Austria apuesta por el "modelo australiano" para frenar la inmigración

SERIE DE REPORTAJES ESPECIALES: EuroEFE prosigue este jueves la publicación de la segunda parte de una serie de reportajes especiales sobre los problemas y...

La Eurocámara da luz verde acuerdo político y de cooperación entre la UE-Cuba

El Parlamento Europeo (PE) dio este miércoles luz verde al Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación UE-Cuba, que marca una nueva era en sus relaciones.

Coyote salvadoreño: El tráfico de migrantes es "una labor social"

Por Sabela Bello

La lucha de un fiscal siciliano contra el "padrino" etíope del tráfico humano

SERIE DE REPORTAJES ESPECIALES: EuroEFE prosigue este martes la publicación de la segunda parte de una serie de reportajes especiales sobre los problemas y...

Portugal, trampolín para los refugiados que rechazan sistema de cuotas de UE

SERIE DE REPORTAJES ESPECIALES: EuroEFE retoma este lunes la publicación de la segunda parte de una serie de reportajes especiales sobre los problemas y...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información