21 de septiembre de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

Las voces de la “generación Erasmus”: rompiendo mitos y prejuicios sobre la UE

 Yavanna (extremo derecha), estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid, posa en un parque de Estocolmo junto con otros estudiantes del programa Erasmus+, en una fotografía facilitada por la autora del reportaje.

Yavanna (extremo derecha), estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid, posa en un parque de Estocolmo junto con otros estudiantes del programa Erasmus+, en una fotografía facilitada por la autora del reportaje.

La beca Erasmus es, sin dudas, uno de los éxitos más visibles y tangibles de la Unión Europea (UE), y en 2017 ha cumplido 30 años. Estas tres décadas han permitido que se forme una verdadera “conciencia europea” entre los jóvenes universitarios que han disfrutado de una estancia de varios meses en una universidad distinta a la suya.

Pero ¿cómo piensan los “jóvenes Erasmus”? ¿Cuáles son sus anhelos de futuro en una UE que se enfrenta a nuevos retos, tras el brexit? Cuando faltan cerca de dos años para las elecciones europeas (de 2019), EuroEFE ha entrevistado a algunos de ellos para conocer cómo ven a Europa los miembros de la “generación Erasmus”.

Y es que el programa ha permitido que nueve millones de personas conocieran otras culturas e idiomas de los 28 Estados miembros de la UE, más Turquía, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Noruega, Islandia y Liechtenstein. Un 20% de los graduados en Estudios Superiores en España ha disfrutado de esta beca según explica el secretario general de Universidades, Jorge Sáinz.

La mayoría de ellos coinciden en que en estos meses en el extranjero lo que más se aprende es sobre uno mismo. Agda, después de 18 años en Menorca y tres en Madrid está ahora en Lyon (Francia) y cree que “el Erasmus te hace ganar confianza en ti mismo ya que al verte solo en un país, tienes que madurar y hacerte independiente”. El aprendizaje trasciende las fronteras de lo académico, asegura a EuroEFE.

Darío Rodríguez, estudiante de la Universidad Complutense de Madrid que estuvo en Helsinki, destaca el hecho de “poder salir de tu zona de confort para explorar y conocer la manera de pensar de otros”. Quizás alguno de los jóvenes tenga un compañero de habitación de Kazajstán, país que incluso les costará ubicar en el mapa y cuyo idioma se aleja bastante de cualquiera que haya podido escuchar o leer antes. Pero no quedará más remedio que buscar la manera de comunicarse.

Romper estereotipos

Marina Domínguez, que estudia en Granada y escogió un destino dentro del Círculo Polar Ártico, Tromsø (Noruega), cree que al hacer nuevas amistades de distintos lugares del mundo, está “rompiendo estereotipos y enfrentando mitos raciales”.

“Siempre pienso que la experiencia Erasmus resulta mucho más provechosa si se tiene en cuenta también un objetivo profesional”, explica a EuroEFE lka Soregi, de Cluj-Napoca, (Rumanía), en relación a su período Erasmus en la Universidad de Granada estudiando Traducción e Interpretación. En su estancia pudo perfeccionar su español y ampliar sus conocimientos acerca de la cultura española, que eran sus dos objetivos principales antes de ir a Andalucía.

A los que han podido ir a ciudades grandes, como Uxía Castro, que lleva solamente 2 meses en la Universidad Carolina de Praga (República Checa), le está sirviendo para saber lo que es vivir “en una capital europea con vida las 24 horas del día”. De hecho, las ciudades más cosmopolitas son los destinos favoritos de los que quieren conocer mundo.

Marina ve que también se puede buscar en otros países inspiración para mejorar aspectos del propio: “Ahora que he conocido distintas partes de Noruega percibo que nosotros llevamos años dando vueltas a planes económicos y socio-políticos que no consiguen ganar la lucha contra la desigualdad o mejorar de verdad las condiciones de vida”. Según datos de la OCDE, los noruegos se encuentran más satisfechos con su vida (7,5 sobre 10) que el promedio europeo (6,5) y que España (6,4).

El país que más estudiantes recibe es España, que además es el tercero que más envía, por lo que lo normal es que en todos los destinos haya más de un estudiante español. Lo fácil sería que los de la misma nacionalidad se uniesen, sin embargo, Yavanna Cubas, canaria que pasó 5 meses en Estocolmo, intentó emplear tiempo con gente de países no mediterráneos para así poder disfrutar del intercambio de culturas.

Sara Martínez, que estudió ingeniería química en Santander y vivió su Erasmus en Oporto, no veía útil “estar en un grupo de gente española”, sino que prefirió buscar a gente de allí y adaptarse “a ellos y a sus costumbres, para poder aprovechar realmente el intercambio cultural”, según cuenta a EuroEFE.

De Erasmus a Erasmus+

En 1987 se creó el primer programa Erasmus cuyo nombre procede del acrónimo European Region Action Scheme for the Mobility of University Students (Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios, en castellano) y en honor al humanista y filósofo holandés Erasmo de Rotterdam (1466-1536). En 2014 pasó a denominarse Erasmus+. El programa aspira a contribuir a la Estrategia Europa 2020 para el crecimiento, el empleo, la justicia social y la inclusión.

La novedades establecidas desde entonces implican la posibilidad de realizar prácticas en el extranjero, de participar en voluntariados e incluso de ser docente en otros centros educativos de la UE. Además integra a los programas Comenius (educación escolar), Erasmus Mundus (para máster), Leonardo da Vinci (formación profesional), Grundtvig (aprendizaje de personas adultas), La Juventud en Acción (aprendizaje informal de los jóvenes), Jean Monnet (estudios europeos) y Deportes.

El 30 de noviembre de 2017, la Comisión Europea presentó su informe anual según el cual , en 2016 se alcanzó un máximo histórico de 725.000 participantes en el programa, de los cuales 45.813 eligieron como destino España. En 2016 se invirtieron 2.270 millones de euros destinados a apoyar a 725.000 estudiantes “Erasmus” europeos. Entre 2015 y 2010 el objetivo es llegar a los 14.700 millones de inversión.

España ha repetido en 2017 como país que más estudiantes Erasmus recibe de toda Europa (42.537), por delante de Alemania (32.871), Reino Unido (30.183), Francia (29.558) e Italia (21.564). Ocupa esta posición de manera ininterrumpida desde el año 2001. Además, de las 20 universidades más elegidas de toda Europa, 10 son españolas. La Universidad de Granada ocupa el primer lugar, mientras que la Universidad de Valencia y la Complutense de Madrid son la tercera y la cuarta respectivamente.

 

 

¿Qué tiene España?

Yavanna, Sara, Ilka y Darío han vuelto muy satisfechos de su tiempo fuera y los que todavía están allí, Uxía, Marina, Agda y David (un gallego en París), dicen que están aprendiendo cosas nuevas cada día a pasos agigantados. Aún así coinciden en que “cuando no estás en España se echa mucho en falta la personalidad de los españoles y se llega a odiar el frío”. Por eso David comprende que España sea uno de los destinos más apetecibles para los estudiantes de otras procedencias. “La calidad y coste de la vida, el clima y la vida social que hay en nuestro país son inigualables”, asegura a EuroEFE.

Darío, por su parte, menciona que los fineses “parten de un individualismo culturalmente instaurado desde la infancia” por lo que no le dan tanta importancia a la vida social. Agda explica que echa mucho en falta poder sentarse en una terraza al sol y pedir algo de beber “sin que sea necesario ‘hipotecarse’, como pasa en Lyon”. Además, Uxía se ha dado cuenta de que el interés por las cuestiones políticas entre los jóvenes españoles es mayor que entre otras nacionalidades “quizás por la época que nos ha tocado vivir”, afirma.

“Los españoles tenemos algo que irremediablemente nos une”, dice Sara, al tiempo que agrega que tras vivir fuera ha descubierto que con gente de otros lugares (incluso de otros continentes) también tiene vínculos que son beneficiosos “por grandes o pequeños que sean”. Es probable que un compañero de habitación no sea español, los vecinos del cuarto de al lado tampoco y mucho menos la gente de clase. Por ello muchos, como David, consideran que proyectos como estos crean lazos no solo entre personas como individuos, sino también entre nacionalidades. Esto “puede ser bueno para la UE y para las relaciones entre países”, cuenta.

¿Y por qué los estudiantes de otros países deciden venir a España? Ilka tiene unas cuantas razones. Tuvo en Granada la oportunidad de conocer más de cerca la cultura española y, dice, siempre tenía algo que hacer y algún lugar que visitar, tanto en la ciudad como en los alrededores en un entorno de naturaleza. También se enamoró del flamenco: “no había visto en ningún otro lugar una diversidad cultural y una pasión por la cultura y la música tan evidente y fuerte como en España”. Además, de los granadinos explica que estuvieron dispuesta en todo momento a ayudarle “y lo más importante, siempre con una sonrisa en la cara”.

El sentido de la UE para la “generación Erasmus”

Es difícil para una persona joven entender los objetivos y funciones de la UE, pero Yavanna comprende ahora mucho mejor el “proyecto” que implica. Se ha dado cuenta de que hay grandes similitudes entre los países que integran la UE, a pesar de las diferencias y de haber vivido en Suecia, la beca europea le ha servido para tener más ganas de “experimentar otras culturas y vivir en otros países de Europa”. Darío dice que ve en Europa el claro ejemplo de cómo “tras dos guerras mundiales un continente consiguió cohesionarse tan fuertemente que ha conseguido una estabilidad sin precedentes”.

Ilka, desde su perspectiva, entiende que ahora es el momento de valorar el trabajo que ha hecho y está haciendo la UE, un bloque amenazado por tendencias separatistas. Precisamente en Rumanía, que se adhirió a la UE en 2007, el sistema educativo potencia al máximo que los jóvenes conozcan las oportunidades a su alcance, e intenta que todos los estudiantes sepan cuál es el funcionamiento de cada uno de los organismos.

Otros, como Agda, tienen claro que la mayor ventaja de la Unión Europea es que puedes moverte por todo el territorio tanto para viajar como para estudiar o trabajar con total tranquilidad, lo cual crea mucha interacción, pero consiguiendo mantener la cultura de cada territorio. “Creo que en ese sentido nos hemos sabido respetar bastante como territorios distintos, pero cercanos a la vez”, explica.

Lo que debe mejorar

A pesar de esto, todos, desde su punto de vista de jóvenes críticos, consideran que hay mucho que mejorar para que la integración sea total y las facilidades para los europeos cada vez mayores. David ve a la UE cada vez más dividida y opina que para ello ha de ser más fuerte en el panorama internacional y también centrarse en crear un mercado más sostenible “en el que no haya espacio para la exclusión social, el desempleo o la discriminación”.

Darío coincide con él en que hay que trabajar mucho en aspectos como la “integración y la política exterior y de seguridad”. Y tanto Agda como Sara creen que la Unión Europea “impone” ciertas medidas y políticas con las que no todos los países están de acuerdo. No es fácil encontrar un punto en el que se puedan desarrollar todas las políticas de integración y, a la vez, mantener a todas las regiones satisfechas, opina.

Marina no quiere olvidarse de la crisis de los refugiados, que pone en duda la plena libertad de movimiento de personas, mientras que “se mantiene el libre flujo de mercancías”. Los países de la UE se comprometieron inicialmente a acoger a 160.000 refugiados para “aliviar la presión a Grecia e Italia”, y según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), actualizados a 20 de septiembre de 2017, Europa sólo ha acogido a poco más del 28% (28.732).

En relación a este tema, Uxía ha visto lo “estremecedor” que resulta ver el “profundo racismo que impera en algunos lugares de Europa” debido “al concepto imperialista de Europa que todavía mantienen algunas personas”. Aún así, considera que “la gente joven se ve formada y con un concepto de ciudadanía europea mucho más claro”.

Sobre el programa Erasmus surgen, entre los jóvenes entrevistados por EuroEFE, numerosas propuestas de mejora: en general la opinión es positiva, pero no por ello dejan de ser críticos.

Una de las sugerencias planteadas es la necesidad de facilitar los trámites durante la estancia. Otra es la de ofertar clases en inglés en todas las universidades para que el alumno no pierda la posibilidad de aprender en su campo de estudio, y que a su vez pueda mejorar en este y en otros idiomas. Por ello, Sara cree que también habría que potenciar más las actividades que supongan fomentar la interacción entre los estudiantes.

En cuanto a los sistemas educativos de los distintos países de la UE, muchos creen que es necesaria una mayor homologación. La burocracia y el papeleo son algunos de los trámites que más preocupan a los aspirantes a esta beca. David dice que existen “muchas diferencias entre créditos y convalidaciones”.

Sin embargo, de este modo los jóvenes aprenden a gestionar de manera independiente situaciones de las que nunca pensaron que podrían salir airosos, explica. Además, en junio de 2017 se puso en marcha la nueva aplicación para móvil del programa Erasmus+, que está ayudando a que los estudiantes agilicen los trámites tanto con su universidad de destino como con la universidad emisora.

Otro problema es la falta de unificación de plazos, formularios, acuerdos financieros y otro tipo de documentos. “Uno de los mayores problemas del programa, es que no existe como tal una normativa común”, explica Uxía, que tuvo que hacer gestiones excesivas y se encontró con incongruencias de fechas de entrega para poder alargar su estancia.

Muchas variaciones en la cuantía económica

Una de las grandes críticas al Erasmus se centra en la ayuda económica. “Tendría que depender más bien de la renta del país de origen”, explica Yavanna, en referencia a la necesaria regulación de la cuantía que se proporciona a los jóvenes. David opina que debería ser enviada al principio de la estancia ya que si no, “no tiene sentido. Una persona que no disponga de dinero suficiente no podrá irse si la beca llega casi cuando va a volver”.

La UE tiene entre sus objetivos brindar el apoyo de la beca Erasmus+ a un 3,7 % de los jóvenes de la UE entre 2014 y 2020: y va por buen camino. Según afirmó el Director de Comunicación del Parlamento Europeo, Jaume Duch, en una entrevista a Telemadrid, la “generación Erasmus” es clave para que la UE se encauce hacia la tolerancia y el sentimiento de pertenencia: “aquí hay una cuestión que es de relevo generacional, de que la gente joven que entiende la UE como el medio natural de convivencia, que ya han hecho su Erasmus, que quieren trabajar fuera, que quieren utilizar al máximo todas las facilidades que da el ser miembros de la UE, sean los que vayan ocupando poco a poco los puestos (de responsabilidad política)”, explicó.

Por Inés Amarelo

Histórico de noticias
La ultraderecha infecta a Europa

Hace casi dos siglos, Marx y Engels hablaban de cómo las fuerzas de la Vieja Europa se habían conjurado en contra del "fantasma" que la recorría, el...

La UE, ¿adalid de la defensa de los DDHH?

Algunas de las decisiones del actual presidente estadounidense Donald Trump, como la de abandonar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el pasado junio...

Elecciones en Suecia, un test sobre el auge del populismo en la UE

Suecia celebra sus elecciones generales más inciertas este domingo, 9 de septiembre, y la Unión Europea contiene el aliento: uno de los últimos bastiones de...

La UE: hogar de jóvenes políglotas

500 millones de ciudadanos, 28 Estados miembros, 175 nacionalidades, 3 alfabetos diferentes y 24 lenguas oficiales. Así es la Unión Europea (UE), que se...

Hacer de la economía circular una realidad europea

La Unión Europea (UE) quiere hacer de la economía circular, un modelo que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales como la producción...

La UE anuncia medidas para hacer frente a la extinción de los polinizadores.

Una de cada diez especies de polinizadores silvestres está al borde de la extinción y un tercio de las especies de abejas y mariposas está disminuyendo. La...

Europa apagará la luz de las bombillas halógenas a partir de septiembre

Madrid (EuroEFE).- Desde el pasado 1 de septiembre está prohibido fabricar bombillas halógenas, que serán reemplazadas por lámparas de LED, ya sean de...

Industria europea del automóvil: el reto de reinventarse

La industria europea del automóvil se enfrentará a profundos cambios en los próximos años. El sector -uno de los más potentes de la Unión Europea (UE)-...

CAMBIO HORARIO

La Comisión Europea (CE) propondrá acabar con el cambio horario en la Unión Europea (UE). Tras años de debate sobre los efectos negativos del cambio de hora...

Borrador

Ir tras los pasos de Carlos V, descubrir los entresijos de la época vikinga o conocer de primera mano el legado que dejaron los árabes en la península...

Los ciudadanos europeos podemos influir y contribuir en las políticas de la UE

A día de hoy es posible que ciudadanos de distintos países de la Unión Europea se unan para colaborar en torno a cuestiones especialmente relevantes para...

CUERPO SOLIDARIO EUROPEO

Si uno de los pilares de la Unión Europea (UE) es la solidaridad y los esfuerzos por acercar a los jóvenes al proyecto comunitario está a la orden del día,...

El portal europeo para que los más pequeños aprendan sobre la UE

Si el 89 % de los jóvenes cree que los gobiernos deberían mejorar la educación sobre la Unión Europea (UE) en las escuelas, según un eurobarómetro publicado...

GLISOFATO

El 10 de agosto, un Tribunal de San Francisco (California, EE UU) condenó a Monsanto a pagar 289 millones de dólares a Diwan Johnson, un jardinero que...

¿Cómo y por qué aplica las sanciones la UE?

Venezuela, Rusia, Corea del Norte, Irán son países sobre los que pesan actualmente sanciones de la Unión Europea (UE). Se trata de un instrumento de la...

Europa, líder mundial en destinos turísticos ecológicos

Europa es líder mundial en número de destinos ecológicos y cada vez más europeos demandan destinos "sostenibles". Así lo demuestra un estudio recogido en el...

Grecia,  ocho "dolorosos" años de austeridad draconiana

Grecia sale este 20 de agosto de ocho años de asistencia financiera durante los cuales recibió 288.700 millones de euros en préstamos para evitar la...

La lucha contra el terrorismo de la UE

La Comisión Europea (CE) rindió este viernes homenaje a las víctimas mortales y heridos de los atentados perpetrados hace un año en Cataluña por un comando...

La UE apuesta por tener interconexiones energéticas más avanzadas

La transición de Europa hacia una economía moderna y limpia es el objetivo principal de la Unión de la Energía, que se encarga de garantizar a sus...

Agricultura ecológica en la UE

Cada vez más consumidores de la Unión Europea adquieren productos que se elaboran con sustancias y procesos naturales. Los alimentos orgánicos están cada...

El fin de los becarios gratis en la UE

El Parlamento Europeo prohíbe, desde el pasado 5 de julio, las prácticas no remuneradas en la Eurocámara. Es un gran paso que eurodiputadas españolas como...

Descubre y disfruta de tus nuevos derechos digitales este verano

La Unión Europea (UE) dijo adiós a las tarifas de itinerancia   hace apenas un año. Gracias a esta iniciativa, todos los ciudadanos que viajan a los...

La normativa comunitaria sobre aire podría evitar 200.000 muertes en 2030

La aplicación de la normativa comunitaria para mejorar la calidad del aire permitiría reducir de 400.000 a 200.000 las muertes prematuras por consecuencias...

BORRADOR

 Un "socio fiable, predecible y sólido". Así es la Unión Europea (UE) según su alta representante en Política Exterior, Federica Moguerini. Un mensaje...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información