26 de septiembre de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

La inmigración, el reto que divide a Europa

 Una niña camina por el barro en un centro de acogida situado en la zona griega de la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca de Idomeni, Grecia, el 10 de marzo de 2016. EFE/Valdrin Xhemaj

Una niña camina por el barro en un centro de acogida situado en la zona griega de la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca de Idomeni, Grecia, el 10 de marzo de 2016. EFE/Valdrin Xhemaj

Europa está buscando una salida a la crisis migratoria, reavivada recientemente por la negativa del Gobierno de Italia, integrado por una coalición de fuerzas euroescépticas y populistas muy beligerante con la inmigracion, a acoger en sus puertos a barcos de rescate de refugiados como el "Aquarius", que finalmente recibió España tras pasar días en alta mar con 630 inmigrantes africanos a bordo. Los líderes de la Unión Europea (UE) mantienen la esperanza de lograr un acuerdo común sobre inmigración en el Consejo Europeo que celebrarán el 28 y 29 de junio, después de que la cumbre informal celebrada este domingo en Bruselas haya permitido a los dieciséis países participantes forjar un primer consenso sobre los puntos clave para abordar el problema. 

Este consenso gira en torno a tres pilares: la necesidad de trabajar más con los países de origen y tránsito de la inmigración, mejorar la protección de las fronteras exteriores, y reformar los procedimientos de asilo, entre otras cosas, para atajar la migración secundaria por la que los demandantes de protección se trasladan de un país a otro en la UE. 

¿Por qué armonizar las políticas migratorias y de asilo se ha convertido en uno de los principales retos de la UE?

2015: El mayor éxodo desde la II Guerra Mundial

La UE vivió en 2015 su mayor crisis migratoria y de refugiados en décadas. Las fronteras comunitarias fueron atravesadas por una marea de personas que huían del hambre y el conflicto en el Sahel, el Cuerno de África y Oriente Medio pero, sobre todo, de la guerra de Siria.

Aquel año, 3.771 personas morían en el Mediterráneo intentando llegar a las costas europeas y 1,26 millones pedían asilo en los países comunitarios. Las cifras hicieron sonar las alarmas en muchos países miembros, y especialmente en aquellos donde habían arraigado las fuerzas populistas (Polonia, Hungría, Austria). 

Bruselas se apresuró a proponer la reforma del Reglamento de Dublín, que regula el sistema de asilo europeo, pero hoy todavía ha sido imposible alcanzar un consenso. La UE buscará un avance significativo en política migratoria en la próxima cumbre europea del 28 y 29 de junio.

¿Inmigrantes o refugiados?

El aluvión de personas que ha llegado a la UE desde 2015, desde zonas del mundo más pobres y volátiles, ha buscado refugio en el continente por diversos motivos:

- Refugiados:  Son personas que se han visto obligadas a huir de su país por sufrir persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual.

- Migrantes: Son personas que se mueven de sus países por conveniencia personal, en general para mejorar sus condiciones de vida, y como resultado de una decisión tomada libremente.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) distingue entre: migrantes documentados (inmigrantes cualificados, que se desplazan porque tienen un contrato laboral o para reunirse legalmente con un familiar) y migrantes indocumentados (Quien entra de forma ilegal o que, al vencer el término de su asilo, no deja el país de acogida y permanece en situación "irregular").

Entrada ilegal en la UE

En el punto álgido de la conocida como "crisis de refugiados", entre 2015 y 2016, 2,3 millones de personas entraron en la UE de forma ilegal. En este grupo se mezclaron demandantes de asilo y migrantes por razones económicas, que cruzaron las fronteras comunitarias por tierra y mar sin un contrato de trabajo ni otro documento que les autorizarse a trasdarse a suelo europeo.

En 2017, su afluencia descendió hasta las 204.700 personas, la cifra más baja registrada en los últimos cuatro años, según la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex). Las entradas ilegales disminuyeron en tres de las rutas principales de entrada al continente: la de los Balcanes Occidentales, la del Mediterráneo Oriental (con destino a Grecia) y, en menor medida, del Mediterráneo Central (que conduce a Italia).

Solo las costas de España registraron un repunte en 2017, a través del Mediterráneo Occidental, con más de 23.000 inmigrantes ilegales, el doble que en 2016. Siguen estando, en todo caso, muy lejos de las cifras de llegada previas a 2014, de hasta 141.000 personas.

Según Frontex, el Mediterráneo seguirá siendo la principal vía de llegada a la UE en 2018, y también uno de los puntos donde más muertes se registran: 5.022 en 2016,  2.257 hasta junio de 2017.

Demandantes de asilo

Una vez pisan territorio comunitario, los ciudadanos que huyen de un conflicto en sus lugares de origen se convierten en "demandantes de asilo": personas que piden el reconocimiento de su condición de refugiado porque temen que su vida esté en peligro en sus países de origen.

En 2017, los Veintiocho y Noruega se pronunciaron sobre 980.000 solicitudes de asilo, de las cuales 447.650 fueron positivas (45 %) y los demandantes lograron un estatuto de protección, de forma subsidiaria o como refugiado, según la Red Europea de Inmigración.

Se trata de personas perseguidas por cuestiones de raza, religión, nacionalidad, política o pertenencia a un determinado grupo social en sus países de origen. Al obtener el asilo, se les reconoce el derecho a no ser desplazados, a residir en la UE, obtener visados, acceso al mercado de trabajo, la educación y la asistencia sanitaria, entre otros beneficios.

La mayor parte de quienes obtuvieron el asilo fueron ciudadanos sirios (175.800 personas, 33 % del total), seguidos de los afganos (100.700, el 19 %) e iraquíes (64.300, 12 %)

En 2017, el número de solicitantes de asilo en la UE fue de 728.470, un 44 % menos que en 2016, aunque todavía por encima de los datos registrados antes de la crisis de refugiados de 2015. 

Por países, Alemania siguió liderando las peticiones de asilo en suelo comunitario, al recibir 222.560, muy lejos, no obstante, de las 750.000 recibidas en 2016 (un 70 % menos), según datos de la Oficina Europea de Ayuda al Asilo (EASO).

En cambio, los demandantes de asilo aumentaron durante el pasado año en los países que le siguen por número de peticiones: Italia (128.850), Francia (99.330), Grecia (58.705), Reino Unido (33.780) y España (31.120). En este último caso, las peticiones registradas prácticamente doblaron las de 2016.

Durante la última década, entre 2008 y 2017, los Veintiocho y Noruega han recibido 5,9 millones de demandas de asilo y 2,1 millones se aceptaron en primera instancia. 

¿Qué países de la UE acogen a más refugiados?

Refugiados e inmigrantes llegan a Europa por tierra, a través de Turquía, o por mar, a las costas de Grecia, Italia y España.

Para hacer frente a la primera puerta de entrada, Bruselas y Ankara llegaron a un acuerdo en marzo de 2016, que incluye el mecanismo conocido como "uno por uno": a cambio de que Turquía acepte a los inmigrantes irregulares llegados a Grecia, la UE se compromete a trasladar a los Estados miembros al número equivalente de refugiados sirios instalados en Turquía. 

Este acuerdo ha permitido la acogida de cerca de 23.000 personas con estatus de refugiado en la UE en los últimos dos años, procedentes de países terceros cercanos a zonas en conflicto como Jordania, el Líbano y Turquía. 

Por otra parte, la UE se ha comprometido a reubicar, a través de un mecanismo de emergencia, a unas 120.000 demandantes de asilo desde Italia y Grecia, países afectados por la avalancha de inmigrantes llegados a Europa hace dos años. Alemania es el país que más inmigrantes ha acogido procedente de los dos países mediterráneos, un total de 10.279, seguido de Francia (4.944), Suecia (3.046), Países Bajos (2.695) y Finlandia (1.981). España ha acogido a 1.358 personas en el marco de este mecanismo.

El reparto de los demandantes de asilo desde Italia y Grecia ha generado tensiones a nivel de la UE, sobre todo por la negativa o la tardanza de algunos países para cumplir con sus compromisos. 

Bruselas abrió procedimientos de infracción contra la República Checa, Hungría y Polonia por incumplir sus obligaciones legales y no haber reubicado ni a una sola persona (en el caso de Hungría y Polonia) o no garantizan plazas de reubicación para más de un año (en el caso de República Checa). 

Al margen de estos dos programas, la UE acogía en 2016 (los últimos datos disponibles, según Eurostat) a 875.268 personas con estatuto de refugiado, la mayor parte de ellas en Alemania (503.610), seguida, a gran distancia, por Francia (154.060), Suecia (66.316), Suiza (58.974), Reino Unido (35.754). El ejercicio 2016 ha sido el que más refugiados ha registrado desde 2010, con un gran salto respecto a 2015, cuando 541.039 refugiados vivían en suelo europeo.

La política de retorno de la UE

Para gestionar los flujos migratorios, la UE ha desarrollado una política de retorno, basada en la Directiva de Retorno de Inmigrantes, aprobada por la Unión Europea en 2008, que consiste en negociar con países que no son miembros acuerdos de readminisión para el retorno (al país de origen o de tránsito) de residentes irregulares de terceros países que se encuentran en situación irregular en suelo comunitario.

El Consejo es el encargado de otorgar a la Comisión Europea el mandato para negociar esos acuerdos con terceros países concretos. Ambos subrayan periódicamente la necesidad de reforzar la política de retorno y de mejorar su eficacia, entre otras cosas mediante la plena aplicación de los actuales acuerdos de readmisión y la celebración de otros nuevos.

Hasta el momento, la Comisión ha sido autorizada formalmente para negociar acuerdos de readmisión de la UE con Rusia, Marruecos, Pakistán, Sri Lanka, Ucrania, las Regiones Administrativas Especiales de Hong Kong y Macao, Argelia, Turquía, Albania, China, Antigua República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina, la República de Moldavia, Georgia, Cabo Verde, Túnez, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia y Nigeria. 

Entre los acuerdos más criticados se encuentra ya mencionado con Turquía, suscrito a raíz de la crisis de refugiados, y por el que "todos los nuevos migrantes irregulares o solicitantes de asilo que crucen desde Turquía a las islas griegas serían devueltos a Turquía, después de una evaluación individual de la solicitud de asilo en línea con la UE y con el derecho internacional".

Turquía suspendió el acuerdo bilateral con Grecia de devolución de migrantes a principios de junio, en protesta por la liberación de cuatro soldados turcos refugiados en el país heleno, cuya extradición exigía Ankara para juzgarlos por golpismo.

La legislación de retorno forma parte del Acervo de Schengen. Su correcta aplicación en los Estados miembros de la UE se verifica mediante visitas de evaluación dirigidas por la Comisión, junto con expertos designados por los Estados de la UE y otros países que participan en el Espacio Schengen.

Inmigración en la UE

En 2017, los Veintiocho países miembros de la UE contaban con una población inmigrante de 55,5 millones (incluyendo a los ciudadanos europeos que residen dentro de la UE pero en países distintos a los de origen), según el Migration Data Portal. De acuerdo con estos datos, Alemania es el país comunitario con mayor población inmigrante (12,2 millones de personas), seguida de Reino Unido (8,8 millones), Francia (7,9), Italia y España (5,9 en ambos casos) y Países Bajos (2,1).

 

Respecto al número de inmigrantes en situación ilegal, éste ha descendido de forma acusada en los últimos años en la UE: si en 2015 había 2,2 millones de "indocumentados", en 2016 eran 984.000 y en 2017, 618.780, según Eurostat. 

Alemania vuelve a ser, de nuevo, el país con mayor número de extranjeros residiendo de forma ilegal (156.710), aunque en este apartado se acerca mucho a Francia (115.085), Grecia (68.110) y España (44.625).

La inmigración agita la bandera del populismo

Sin embargo, las políticas populistas y euroescépticas han florecido en muchos rincones de la UE, precisamente en países que soportan poco peso migratorio ni se han visto especialmente afectados por la oleada de refugiados.

Formaciones contrarias a la acogida de refugiados y la integración de inmigrantes han llegado al poder en países como Hungría, Polonia, Austria, Dinamarca y, recientemente, Italia. Aunque arriba en la tabla, ninguno se encuentra entre los cinco primeros países con mayor número de población extranjera en situación ilegal, y entre ellos, Italia sería la más perjudicada, tanto por el número de indocumentados (36.230) como por ser el principal puerto de llegada de migrantes africanos en el Mediterráneo.

Aunque a distancia de Italia, albergan una considerable población inmigrante irregular Polonia (28.470), Austria (26.660) y Hungría (25.730).

Respecto al sistema de asilo, el eje centroeuropeo apenas ha participado en el reparto de refugiados procedentes de Italia y Grecia: Austria es el país que más personas ha acogido (solo 15), mientras que Hungría, Polonia o Dinamarca no han recibido ni a un solo refugiado procedente del Mediterráneo.

La cantidad de personas con estatuto de refugiado viviendo en estos países también es irrisoria, comparada con Alemania, Francia o incluso España. En 2016, República Checa contaba con 1.448,  Polonia con 1.324 y, sorprendentemente, Hungría o Austria no tenían ni a un solo refugiado viviendo en su suelo.

 

El reto de reformar el Sistema Común de Asilo

La crisis migratoria y las posiciones cada vez más polarizadas entre países partidarios de abrir y cerrar las fronteras a refugiados e inmigrantes han puesto de manifiesto la necesidad de reformar el Sistema Europeo Común de Asilo (SECA) que, desde 1999, establece criterios mínimos comunes para el tratamiento de todos los solicitantes y solicitudes de asilo.

La reforma, pendiente desde 2016, debe contribuir a armonizar los criterios y procedimientos de asilo de los Estados miembros, que actualmente varían de uno a otro, lo que fomenta desplazamientos secundarios y el "asilo a la carta".

Será uno de los puntos clave en el orden del día del Consejo Europeo que se celebrará el 28 y 29 de junio.

La lucha contra el tráfico de migrantes y la protección de las fronteras

Con el objetivo de proteger sus fronteras, luchar contra los traficantes de migrantes y salvar vidas en el mar, la UE tiene tres operaciones patrullando en el Mediterráneo. La más reciente es la denominada operación Sophia (2015), también conocida como EUNAVFOR MED, cuyo objetivo es desarticular el modelo de negocio de los traficantes en el Mediterráneo.

En principio, el Consejo Europeo puso en marcha la operación, que se desarrollaría en fases consecutivas, y posteriormente el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas acordó reforzar la operación para luchar contra el tráfico ilícito de migrantes y la trata de seres humanos desde el territorio de Libia y frente a sus costas.

En 2016 se prorrogó un año el mandato y añadió dos tareas de apoyo (formar a los guardacostas y la armada Libia y contribuir a la aplicación del embargo de armas de Naciones Unidas en alta mar frente a las costas de Libia). La operación volvió a prorrogarse en 2017, aunque se amplió su mandato para añadirle tareas de supervisión, vigilancia y labores de información.

La UE también cuenta con la operación Tritón (2014), que se centra en la vigilancia fronteriza en aguas cercanas a las costas italianas, y la operación Poseidón (2006), que se encarga del control fronterizo en el Mediterráneo oriental.

Además de la vigilancia marítima y el control fronterizo, la UE también quiere perseguir las redes delictivas que explotan a migrantes vulnerables. El Consejo pidió que se creara un Centro Europeo contra el Tráfico de Migrantes (EMSC), que se puso en marcha en febrero de 2016, para seguir desarrollando una respuesta policial coordinada y eficaz contra las redes de delincuencia organizada que están detrás del tráfico de seres humanos, en el marco de Europol.

En febrero de 2017, los dirigentes de la UE convinieron en reforzar la cooperación con Libia, de donde salieron el 90 % de los migrantes en 2016, a través de la Declaración de Malta.

Por Desirée García, Paula García Mora e Inés Amarelo (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más:

 La inmigración es el principal reto de la UE, según Tajani

► Las historias de inmigración que dieron forma a la Europa del presente

► Mapa de rutas migratorias (FRONTEX)

 

Histórico de noticias
La ultraderecha infecta a Europa

Hace casi dos siglos, Marx y Engels hablaban de cómo las fuerzas de la Vieja Europa se habían conjurado en contra del "fantasma" que la recorría, el...

La UE, ¿adalid de la defensa de los DDHH?

Algunas de las decisiones del actual presidente estadounidense Donald Trump, como la de abandonar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el pasado junio...

Elecciones en Suecia, un test sobre el auge del populismo en la UE

Suecia celebra sus elecciones generales más inciertas este domingo, 9 de septiembre, y la Unión Europea contiene el aliento: uno de los últimos bastiones de...

La UE: hogar de jóvenes políglotas

500 millones de ciudadanos, 28 Estados miembros, 175 nacionalidades, 3 alfabetos diferentes y 24 lenguas oficiales. Así es la Unión Europea (UE), que se...

Hacer de la economía circular una realidad europea

La Unión Europea (UE) quiere hacer de la economía circular, un modelo que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales como la producción...

La UE anuncia medidas para hacer frente a la extinción de los polinizadores.

Una de cada diez especies de polinizadores silvestres está al borde de la extinción y un tercio de las especies de abejas y mariposas está disminuyendo. La...

Europa apagará la luz de las bombillas halógenas a partir de septiembre

Madrid (EuroEFE).- Desde el pasado 1 de septiembre está prohibido fabricar bombillas halógenas, que serán reemplazadas por lámparas de LED, ya sean de...

Industria europea del automóvil: el reto de reinventarse

La industria europea del automóvil se enfrentará a profundos cambios en los próximos años. El sector -uno de los más potentes de la Unión Europea (UE)-...

CAMBIO HORARIO

La Comisión Europea (CE) propondrá acabar con el cambio horario en la Unión Europea (UE). Tras años de debate sobre los efectos negativos del cambio de hora...

Borrador

Ir tras los pasos de Carlos V, descubrir los entresijos de la época vikinga o conocer de primera mano el legado que dejaron los árabes en la península...

Los ciudadanos europeos podemos influir y contribuir en las políticas de la UE

A día de hoy es posible que ciudadanos de distintos países de la Unión Europea se unan para colaborar en torno a cuestiones especialmente relevantes para...

CUERPO SOLIDARIO EUROPEO

Si uno de los pilares de la Unión Europea (UE) es la solidaridad y los esfuerzos por acercar a los jóvenes al proyecto comunitario está a la orden del día,...

El portal europeo para que los más pequeños aprendan sobre la UE

Si el 89 % de los jóvenes cree que los gobiernos deberían mejorar la educación sobre la Unión Europea (UE) en las escuelas, según un eurobarómetro publicado...

GLISOFATO

El 10 de agosto, un Tribunal de San Francisco (California, EE UU) condenó a Monsanto a pagar 289 millones de dólares a Diwan Johnson, un jardinero que...

¿Cómo y por qué aplica las sanciones la UE?

Venezuela, Rusia, Corea del Norte, Irán son países sobre los que pesan actualmente sanciones de la Unión Europea (UE). Se trata de un instrumento de la...

Europa, líder mundial en destinos turísticos ecológicos

Europa es líder mundial en número de destinos ecológicos y cada vez más europeos demandan destinos "sostenibles". Así lo demuestra un estudio recogido en el...

Grecia,  ocho "dolorosos" años de austeridad draconiana

Grecia sale este 20 de agosto de ocho años de asistencia financiera durante los cuales recibió 288.700 millones de euros en préstamos para evitar la...

La lucha contra el terrorismo de la UE

La Comisión Europea (CE) rindió este viernes homenaje a las víctimas mortales y heridos de los atentados perpetrados hace un año en Cataluña por un comando...

La UE apuesta por tener interconexiones energéticas más avanzadas

La transición de Europa hacia una economía moderna y limpia es el objetivo principal de la Unión de la Energía, que se encarga de garantizar a sus...

Agricultura ecológica en la UE

Cada vez más consumidores de la Unión Europea adquieren productos que se elaboran con sustancias y procesos naturales. Los alimentos orgánicos están cada...

El fin de los becarios gratis en la UE

El Parlamento Europeo prohíbe, desde el pasado 5 de julio, las prácticas no remuneradas en la Eurocámara. Es un gran paso que eurodiputadas españolas como...

Descubre y disfruta de tus nuevos derechos digitales este verano

La Unión Europea (UE) dijo adiós a las tarifas de itinerancia   hace apenas un año. Gracias a esta iniciativa, todos los ciudadanos que viajan a los...

La normativa comunitaria sobre aire podría evitar 200.000 muertes en 2030

La aplicación de la normativa comunitaria para mejorar la calidad del aire permitiría reducir de 400.000 a 200.000 las muertes prematuras por consecuencias...

BORRADOR

 Un "socio fiable, predecible y sólido". Así es la Unión Europea (UE) según su alta representante en Política Exterior, Federica Moguerini. Un mensaje...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información