Euroefe
 
Euractiv
Protagonistas Volver a la sección

Rosa María Payá pide a Trump y a la UE que presionen "con firmeza" a Cuba

PROTAGONISTAS | 09 de febrero de 2017

Rosa María Payá,  hija del disidente cubano Oswaldo Payá (1952-2012), en una una entrevista con Efe. EFE/Archivo

Miami (EE.UU.) (EuroEFE).- Rosa María Paya, hija del disidente cubano Oswaldo Payá (1952-2012), dijo en una entrevista con Efe que su mensaje a Donald Trump, como al resto de presidentes de la Unión Europea (UE) y América, es que presionen con firmeza al Gobierno cubano para que "responda a las reclamaciones de su pueblo por primera vez en 60 años".

"Todavía hay que esperar" a ver cuál será la política del nuevo presidente de Estados Unidos hacia Cuba, señaló Payá, directora ejecutiva de Cuba Decide, organización que promueve la convocatoria de un plebiscito para que los cubanos manifiesten si quieren o no "un cambio hacia un sistema plural y democrático".

La activista de los derechos humanos señaló que la presión sobre el Gobierno de Raúl Castro se debe enfocar en lo que los cubanos desean. "Y eso no lo sabremos hasta que no hablen" en una consulta como la que reclama Cuba Decide, afirmó.

Por eso, Payá insta a los Gobiernos de Estados Unidos y de la Unión Europea a no intentar imponer una "solución" al problema cubano, sino a apoyar iniciativas que permitan a los cubanos expresarse y decidir su futuro.

Un plebiscito para decidir

La hija de Payá reclama un plebiscito para que los cubanos se manifiesten sobre si quieren o no "un cambio hacia un sistema plural y democrático".

"Básicamente que digan sí o no a la realización de elecciones libres y multipartidarias, con acceso a los medios y libertad de expresión", subrayó la hija del fundador del Movimiento Cristiano de Liberación e impulsor del Proyecto Varela, que promovió un referéndum en defensa de la libertad de expresión y de reunión.

Payá, que defiende que el accidente de tráfico en el que murieron en 2012 su padre y el disidente Harold Cepero fue provocado, señaló que su mensaje está también dirigido a los gobernantes de América Latina, aunque opinó que son pocos los que han mostrado "el valor y la firmeza" de presionar por un cambio en Cuba que beneficie a la gente.

Rosa María Payá estuvo recientemente en Cuba y dijo no haber visto cambios por ninguna parte.

"En términos de represión están cada vez más agresivos", señaló en referencia a las "fuerzas de la Seguridad del Estado". Y en cuanto a cambios en la vida cotidiana en Cuba, los que hay "son muy poco representativos".

"Se ven algunos 'paladares (restaurantes)' más, pero la gente sigue con hambre y pasando mucho trabajo para sobrevivir", afirmó.

De momento, pocos cambios

En Cuba pocas cosas han cambiado, según Rosa María Payá. 

Aunque hay "un grupo de privilegiados" que pueden hacer negocios y mejorar, "siendo muy optimistas" se cuentan por unos pocos miles en un país de doce millones de habitantes.

Rosa María Payá asistió el 7 de febrero en Miami a la proyección del cortometraje "Diálogo inacabado entre Oswaldo Payá y Václav Havel", escrito y producido por Martin Palous, exembajador checo ante la ONU y director del programa de Derechos Humanos y Diplomacia que lleva el nombre del que fuera presidente de la República Checa en la Florida International University (FIU).

Havel, que fue presidente de República Checa de 1989 a 1992, fue "una de las personas que más solidaridad efectiva tuvo con la causa cubana y con el Proyecto Varela en particular", aseveró.

Con Payá mantuvo primero una relación "a la distancia", plasmada en la abundante correspondencia que cruzaron, publicada por la Biblioteca Václav Havel, y luego forjó una gran amistad, dijo Rosa María Payá, quien cree que el expresidente checo protegió a su padre hasta el final.

"Tengo la sensación de que el Gobierno cubano no tomó la decisión de matar a mi papá hasta que Havel desapareció. De alguna manera estando Havel vivo, no se hubieran atrevido, pues sabían que no iban a poder silenciar los hechos", subrayó.

Además de la amistad ente ambos, el cortometraje del exembajador Palous hace hincapié en la importancia que Havel y Payá daban a la libertad de expresión y de creación artística.

En el cortometraje aparecen Rosa María Payá, la banda punk cubana Porno para Ricardo, el grupo checo Plastic People of the Universe y la viuda de Havel, Dagmar, entre otros.

Protagonistas

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.