Euroefe
 
Euractiv
Protagonistas Volver a la sección

Thyssen: "España tiene buenas prácticas que compartir en materia de igualdad"

PROTAGONISTAS | 09 de marzo de 2017

La comisaria europea de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidad y Movilidad Laboral, Marianne Thyssen. (Foto: EFE/Miguel A. Lopes)

Bruselas (EuroEFE).- La comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen, afirmó que "España tiene buenas prácticas que compartir" en materia de igualdad, en una entrevista con Efe en la que habló de la presencia de mujeres en puestos directivos y la evolución de la brecha salarial con motivo del Día Internacional de la Mujer.

En 2017, la tasa de empleo femenina ha alcanzado un récord histórico (65,5 %) en la Unión Europea (UE), aunque sigue por debajo de la masculina, en un 77,4 %, lamenta la también comisaria de Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral.

"Aún tenemos importantes retos frente a nosotros", admite Thyssen, quien reivindica así la necesidad de celebrar este día internacional, en una entrevista realizada por correo electrónico por problemas en su agenda.

El Día Internacional de la Mujer "se ha celebrado desde 1900", recuerda.

"Hemos hecho muchos progresos desde entonces. Las mujeres pueden votar, trabajar y tener su propia cuenta corriente. La mayoría de las mujeres graduadas en universidades son mujeres, y en 10 años, la brecha de empleo ha caído un 30 %", subraya.

Sin embargo, y aunque "las jóvenes generaciones van a estar más dispuestas a compartir el trabajo remunerado y las responsabilidades" -augura- "los estereotipos de género aún prevalecen y pueden tomar distintas formas. Tenemos que seguir luchando contra ellos".

En este sentido, y preguntada por la situación de la conciliación laboral en España y el resto de países europeos, adelanta que la Comisión Europea (CE) presentará "pronto" una propuesta sobre "equilibrio entre vida privada y laboral".

"La actual ausencia de medidas para mejorar el equilibrio empleo-vida privada es una barrera para el empleo femenino. Como consecuencia de esto, las mujeres aceptan más contratos a tiempo parcial y sufren más interrupciones en sus carreras, lo que afecta no solo a sus salarios sino, lo que es más grave, a sus pensiones", añade.

Una brecha que, en su opinión, debe atajarse "desde la política".

"A través de políticas se puede lograr una gran diferencia. Las desigualdades empiezan en edades muy tempranas, pero no son irreversibles", sostiene.

En este sentido, subraya la importancia de iniciativas europeas y también de algunos países, entre los que destaca a Finlandia, que "ha conseguido revertir la brecha de género en áreas como las matemáticas o las ciencias", o a Alemania, donde, a raíz de la reforma de la baja de paternidad, un 34 % de los padres se acoge a un periodo medio de tres meses.

"España también tiene buenas prácticas que compartir y de las que sentirse orgullosa, por ejemplo en materia de violencia de género", destaca.

La CE también ha recogido en su informe una herramienta desarrollada por el Instituto de la Mujer para analizar y, en última instancia, reducir la brecha salarial, lanzada el 22 de febrero del año pasado, con una base de datos informática que cuantifica los salarios.

Sobre la desigualdad en los puestos directivos, Thyssen apunta que "ha habido una evolución positiva, aunque muy lenta".

Uno de cada tres jefes intermedios -con diez o más personas a su cargo- en la UE es una mujer, aunque cobra un 23,4 % menos que sus compañeros varones en el mismo escalafón, según ha publicado esta semana la oficina estadística europea, Eurostat.

"Vemos mejoras significativas en Bélgica, Alemania, Francia e Italia", explica la comisaria belga, quien señala que su país ha introducido una cuota para favorecer el acceso de las mujeres a los consejos de dirección de las empresas.

Noruega fue el primer país en introducirla en 2003 y, desde entonces, "el porcentaje de las mujeres en juntas directivas ha pasado del 22 al 42 %".

"Las políticas de discriminación positiva tienen un efecto positivo en la presencia femenina en empresas y en política", defiende la comisaria, una de las ocho mujeres en el equipo de 28 comisarios del ejecutivo de Jean-Claude Juncker.

Un 31 % de los altos directivos de la CE son mujeres, un 34 % en el caso de los mandos intermedios.

"No son solo cuotas lo que incentiva a las mujeres a postular para los puestos, se trata de lograr condiciones de trabajo más respetuosas con la vida privada", matiza.

En cuanto a la presencia femenina en política, la exeurodiputada del partido Cristiano Demócrata Flamenco asegura que "la situación ha mejorado" pues ha pasado del 16 % al 37 % de los miembros de la Eurocámara desde 1979 hasta hoy.

"Las mujeres trabajan tan duro y están tan comprometidas que durante mis años en el Parlamento Europeo no sentí que fuésemos una minoría. Pero aún hay lugar para la mejora. En todos estos años... ¡Solo ha habido dos presidentas mujeres!", exclama.

Por Mònica Faro.

Protagonistas

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.