22 de marzo de 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

El Mediterráneo, ¿mayor cementerio del mundo?

 Valeria Méndez de Vigo, responsable del Departamento de Estudios e Incidencia en la ONG Entreculturas.  (Foto: Entreculturas)

Valeria Méndez de Vigo, responsable del Departamento de Estudios e Incidencia en la ONG Entreculturas.  (Foto: Entreculturas)

Si la Unión Europea (UE) sigue siendo una fortaleza para personas refugiadas y migrantes, el Mediterráneo se convertirá en el mayor cementerio del mundo, asegura, en una tribuna exclusiva para EuroEFE, Valeria Méndez de Vigo, Responsable del Departamento de Estudios e Incidencia de la ONG española “Entreculturas”.

(Las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de su autora y no pueden ser atribuidas a EuroEFE.euractiv.es ni a ninguno de los asociados de la red europea de EurActiv ni a EFE).

Las pasadas semanas nos despertábamos sobresaltados con la noticia del Decreto del Presidente Trump que prohibía indefinidamente la entrada de personas sirias en territorio norteamericano, suspendía durante 120 días la entrada de personas procedentes de siete países de mayoría musulmana y otros programas de reasentamiento de refugiados.

El decreto ponía en tela de juicio el derecho de asilo y la protección internacional, y fue considerado profundamente discriminatorio por diferentes organismos. Además, provocó un enorme desconcierto- funcionarios que no sabían cómo hacer cumplir dicha orden o cuál era realmente su mandato, caos y dolor- familias separadas, estudiantes que no podían volver a su Universidad en Estados Unidos, más de 60.000 personas con sus visados cancelados, y una gran incertidumbre.

Solidaridad internacional con los refugiados

La reacción de la sociedad civil norteamericana- y de la comunidad internacional- no se hizo esperar. Fue emocionante ver a miles de personas movilizándose en los aeropuertos; a abogados con carteles identificativos ofreciendo asesoramiento legal a migrantes y refugiados; múltiples comunicados de líderes políticos y religiosos, representantes de organismos internacionales, personas y organizaciones de todo el mundo mostrando su indignación y su solidaridad, también con una fabulosa creatividad en su protesta.

La gente se solidarizó con las personas refugiadas pero, además, fue plenamente consciente de que con este decreto se ponían en entredicho valores profundos y lo que constituye también parte del imaginario, del sueño americano: ser un país de migración y de acogida, de libertad y de oportunidades para todos. Afortunadamente, un juez federal suspendió la aplicación del decreto.

Hostilidad creciente en Europa hacia los refugiados

Mientras tanto, en Europa, nos rasgamos las vestiduras, con razón, ante el decreto de Trump. Sin embargo, en Europa estamos asistiendo a una creciente hostilidad hacia las personas refugiadas y migrantes que se traduce en políticas cada vez más restrictivas. Tal y como ha señalado recientemente la Agencia Europea de Control de Fronteras, FRONTEX, unas 380.000 personas llegaron a Europa en 2016- frente al más del millón en 2015.

El acuerdo entre Turquía y la Unión Europea marcó un punto de inflexión al dar prioridad, de manera muy clara, al control de fronteras sobre la protección y la acogida de las personas refugiadas y migrantes. Externalizó las fronteras de la Unión Europea, ofreciendo a Turquía fondos y ventajas en negociaciones para su admisión en el seno de la Unión, a cambio de un mayor control de sus fronteras y de aceptar la devolución de personas refugiadas y migrantes, vulnerando sus derechos fundamentales.

Desde entonces, los flujos de personas de Turquía a Grecia descendieron drásticamente. Pero también las muertes en el Mediterráneo aumentaron- de 3771 personas en 2015 a 5000 personas en 2016, al buscar rutas alternativas de llegada a Europa más largas y peligrosas. En este sentido, también las llegadas a Italia desde Libia aumentaron en un 17% durante 2016.

En Grecia, los llamados hotspots- puntos de solicitud de tramitaciones- se han convertido en la práctica en campos de detención desde donde se practican deportaciones. Cerca de 60.000 personas están en Grecia, en condiciones deplorables, sin visos de solución, al incumplir los Estados europeos las cuotas de reubicación comprometidas. Las devoluciones en caliente en Ceuta y Melilla son el pan nuestro de cada día a pesar de las denuncias de las organizaciones sociales e internacionales.

Aumento de la xenofobia en Europa

Las próximas elecciones generales en Francia, Holanda, Grecia o Alemania, pueden colocar en el poder a candidaturas cada vez más hostiles a las personas refugiadas y migrantes. De hecho, las personas refugiadas y migrantes están siendo utilizadas en campaña electoral como chivos expiatorios contra los que encauzar el malestar derivado de la crisis económica, el empobrecimiento de las poblaciones europeas y la creciente desigualdad.

Los líderes políticos- y también los mediáticos- tienen influencia en la opinión pública, de modo que posverdades, mitos, o criminalización de personas refugiadas corren el riesgo de una falsa apariencia de realidad que permee socialmente. Del mismo modo, corrientes sociales extremistas arropan y aúpan a líderes nacionalistas y xenófobos, en una espiral de hostilidad y xenofobia. Esto afecta sobre todo a refugiados y migrantes, cada vez más ninguneados, vulnerados en sus derechos, mirados con hostilidad creciente. Pero no sólo ellos.

Promover una cultura de la hospitalidad

Urge darse cuenta, como se la han dado las miles de personas que se han movilizado en Estados Unidos, que este tipo de medidas atacan valores profundos, enfrentan y dividen a las sociedades y ponen en peligro la cohesión social. Ante esta cultura de la hostilidad, urge contraponer una cultura de la hospitalidad- también muy presente en nuestras sociedades- que brinde protección y acogida a las personas refugiadas y migrantes y que respete sus derechos fundamentales.

Ante los discursos que deshumanizan y criminalizan a las personas refugiadas, hay que construir y difundir un relato positivo, poniendo de manifiesto sus historias de vida y su capacidad de afrontar la adversidad, su contribución a la economía de los países en que se insertan y a la diversidad y riqueza cultural. En uno y en otro lado del Atlántico, nos jugamos mucho. Nos jugamos nuestra propia identidad y valores de compasión, justicia, tolerancia, respeto a las personas y a sus derechos fundamentales. Desde Entreculturas nos hemos sumado a las movilizaciones convocadas este pasado fin de semana en 30 ciudades para demandar vías seguras de acceso a Europa para las personas migrantes y refugiadas.

Para saber más:

ONG Entreculturas

Política de inmigración de la UE

Agencia FRONTEX (UE)

Histórico de noticias
La necesaria normalización de las migraciones en la Unión Europea

Un fantasma recorre la UE: el fantasma del nacionalismo, del populismo, de la xenofobia… un fantasma que galopa a lomos de la ignorancia y el prejuicio. Un...

Constitución, clave para que una España al filo del abismo llegara a Europa

La Constitución fue clave para abrir Europa a una España pobre y convulsa, con una inflación del 30 % y al borde del abismo macroeconómico, al fijar el...

¡Es la cultura, estúpidos!

Hoy, que asistimos a un constante aumento del extremismo, a un cuestionamiento de la identidad común europea por parte de la ciudadanía que no tiene...

La protección civil requiere un compromiso mayor y más concreto por parte de la UE

La protección civil requiere un compromiso mayor de la Unión Europea (UE) para hacer frente a problemas como el cambio climático, según explica en una...

España a la vanguardia de la inversión social en Europa

España está a la vanguardia de la inversión social en Europa, afirma en una tribuna en exclusiva para EuroEFE Miguel Ángel Cabra de Luna, consejero del...

Un presupuesto europeo para España

A unos 120 días para las elecciones europeas, los representantes electos de los más de 500 millones de ciudadanos que conforman la Unión vamos cerrando los...

Europa ha salvado a los bancos, ahora toca salvar a los ciudadanos

Europa ha salvado a los bancos, ahora toca salvar a los ciudadanos. La introducción de una renta mínima, garantizada por la UE, enviaría una señal concreta...

Por un consumo sostenible en Europa

El debate sobre el medio ambiente viene centrándose en gran medida, desde hace más de treinta años, en la cuestión del desarrollo sostenible. No obstante,...

Andalucía abre un escenario electoral aún más incierto en España

La irrupción de Vox en las elecciones andaluzas y la posibilidad de que se forme un bloque conservador que acabe con 40 años de Gobierno socialista en...

Un pacto europeo finanzas-clima

En uno de sus dictámenes recientes, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) aporta su contribución al debate necesario sobre la lucha contra el cambio...

Migraciones y refugio: de las narrativas de hostilidad a las narrativas de hospitalidad

La inmigración está centrando gran parte de los debates que se están produciendo en el ámbito de la UE a pocos meses de las elecciones europeas, lo que...

El peso político de un partido se mide en Europa

Ante las próximas elecciones europeas, la UE necesita los mejores políticos para afrontar grandes retos como los populismos o nacionalismos, el terrorismo,...

Los próximos presupuestos de la UE: crónica de una rendición

Sólo unos presupuestos fuertes y ambiciosos podrían aportar instrumentos de acción —y esperanza— a los responsables políticos europeos ante una ciudadanía...

La inteligencia artificial requiere un enfoque basado en el control humano

Necesitamos enfocar la cuestión de la inteligencia artificial (IA) partiendo del control humano, de modo que las máquinas continúen siendo máquinas y los...

La nueva política de plásticos de un solo uso

"La nueva política de plásticos de un solo uso se puede convertir no en un problema, sino en una importante oportunidad de negocio para la industria del...

Los retos de Europa en materia fiscal

"La eliminación de las barreras fiscales para impulsar el mercado único y fomentar el comercio ha sido lenta. Son muchos los Estados miembros que aplican...

Nicaragua 451: la solución final y la decisión final

Considerado hasta hace poco como uno de los países más seguros de Centroamérica, Nicaragua atraviesa una ola de protestas para exigir una mayor...

La gesta del Aquarius

¿Todos los inmigrantes que lleguen a Valencia a bordo del Aquarius tendrán la condición de asilado? "No", reponde  Mercedes Fernández, directora del...

Que lo sepan nuestros jóvenes: Europa se construye votando en las elecciones europeas

La Unión Europea (UE) busca conectar con todos los jóvenes, especialmente con aquellos que aún no sienten los beneficios de pertenecer a ella, explican en...

Aprovechar el potencial de la economía social para acabar con la desigualdad

A pesar de los logros alcanzados en la última década, la economía social sigue siendo en gran medida "invisible" en las cuentas y estadísticas nacionales de...

Italia, de nuevo ante su enésima encrucijada política

Italia se encuentra ante un panorama muy preocupante, y que lleva al país a su enésima encrucijada política, escribe en una tribuna en exclusiva para...

El valor de lo intangible

El vicepresidente del Parlamento Europeo (PE), Ramón Luis Valcárcel, insta a las empresas tecnológicas a ser más transparentes y éticas en el manejo de los...

Atrevámonos a soñar la sociedad civil de mañana

La centralización del poder en el ejecutivo, la politización del poder judicial, los ataques contra la independencia de los medios de comunicación y la...

¿Qué está pasando en Nicaragua?

El embajador de Nicaragua en España, Carlos Midence, considera en este artículo remitido a la Agencia Efe, que en su país se está llevando a cabo una "trama...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información