20 de febrero de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

"Patriotisme à l'européenne": ¿puede la política de la identidad salvar a la UE?

 Un muñeco del presidente de Francia, Emmanuel Macron, en un escaparate de una tienda en la calle San Gregorio Armeno, en Nápoles, Italia, el 9 de mayo de 2017. (Foto: Cesare Abbate/EPA)

Un muñeco del presidente de Francia, Emmanuel Macron, en un escaparate de una tienda en la calle San Gregorio Armeno, en Nápoles, Italia, el 9 de mayo de 2017. (Foto: Cesare Abbate/EPA)

Si la política de la identidad ha llegado para quedarse, la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas es la prueba tangible de que lejos de ser tóxica, la “marca Europa” puede realmente ganar, aseguran en una tribuna para EURACTIV, socio de EFE, Tom Parker y Leanda Barrington-Leach, analistas de la consultora de Bruselas Cambre Associates.

Tom Parker es CEO de Cambre Associates y Leanda Barrington-Leach es Directora de Política Exterior de ese think tank de Bruselas.

(Las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de su/s autor/es y no pueden ser atribuidas a EuroEFE.EURACTIV.es ni a ninguno de los asociados de la red europea de EURACTIV ni a la Agencia EFE).

Cuando el (en ese momento) presidente electo de Francia Emmanuel Macron se convirtió en el centro de atención el pasado 7 de mayo (2017) de la exultante marcha del himno de Europa, los eurófilos no sólo se sintieron aliviados, sino mucho más optimistas de lo que habían sido en los últimos tiempos.

Macron todavía tiene que superar un obstáculo importante con las elecciones legislativas. Los nacionalistas populistas han perdido una batalla clave, pero la guerra todavía no ha terminado. La Unión Europea (UE) se enfrenta al “brexit” y necesita reinventarse profundamente para poder sobrevivir y prosperar: y no es tarea fácil.

¿Pero cuándo fue la última vez que un líder de la talla del presidente de Francia expresó un orgullo y un creencia tan patentes en la UE? Sorprendiendo a muchos, Macron logró aprovechar la política de la identidad para impulsar y abrir una agenda internacionalista.

Mientras el panorama político que ha dominado a las democracias occidentales durante el último siglo se desmorona ante la presión populista, la victoria de Macron supone plantar la semilla de una renovación. Ahora, la pregunta clave es si Francia y Europa la regarán para impulsar su crecimiento.

El gran reto de Macron: apuntalar su victoria con hechos tangibles

La disyuntiva que se presentó al pueblo francés el 7 de mayo (de 2017) no habría podido ser más clara. Las visiones de dos candidatos reflejaron una división que ya se transformó el año pasado en votos en el Reino Unido y en Estados Unidos, aunque con un resultado muy distinto.

No obstante, un tercio de los ciudadanos franceses votó por la ultraderechista Marine Le Pen. Otro tercio o se abstuvo o votó en blanco, o nulo. Aunque se puso en cabeza en la primera ronda, la victoria final de Macron debe mucho a los votantes que sumaron sus fuerzas para frenar al Frente Nacional.

En su discurso, cuando se confirmó su victoria, Macron reconoció que se estaba poniendo al timón de una nación dividida, y por ello se cuidó especialmente al subrayar un mensaje de unidad. Es plenamente consciente de que su victoria concede a Francia un respiro de cinco años, y que si no es capaz de dar un vuelco (al actual panorama político, una victoria de la extrema derecha es más que probable la próxima vez.

Cambiar las tornas dependerá en primer lugar, y sobre todo, de impulsar la creación de empleo y de (mejorar) la seguridad. Por suerte, la economía europea está en la senda del crecimiento. No obstante, para traducir en la práctica los cambios que ha prometido se materializarán en crecimiento y empleos, Macron necesitará forjar una mayoría parlamentaria.

Los partidos establecidos (el “establishment” galo) cosecharon malos resultados en las elecciones presidenciales, muy centradas en el personalismo, pero la mecánica cambia mucho cuando se trata de elegir representantes locales. Macron tiene un mes por delante para transformar su movimiento en un partido arraigado a nivel local y con capilaridad nacional, capaz de disputarse los 577 escaños parlamentarios. Un estancamiento podría servir para cebar aún más el descontento e impulsar el extremismo en futuras lizas por el poder.

En segundo lugar, la promesa de Macron fue que Francia prosperaría en un marco europeo e internacional fuertes. En esto, el nuevo presidente de Francia tendrá más margen de maniobra, pero habrá muchas piedras en el camino. Intereses y prioridades nacionales e institucionales contrapuestas supondrán un desafío a su visión de Europa. El nivel de adhesión de los europeos a la UE se encuentra en uno de sus puntos históricamente más bajos. “Antiglobalización” es palabra común en estos tiempos. Si la UE fracasa en reformarse internamente y no logra recuperar la confianza de sus ciudadanos, la estrella de Macron se irá apagando rápidamente.

Una renovación necesaria y la “marca Europa”

Afortunadamente, (Macron) puede contar con una oleada creciente de apoyo a su tarea. Los jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas y en toda Europa buscan cómo contrarrestar la agenda populista y el nacionalismo excluyentes que, a pesar de todo, se siguen expandiendo.

Recordemos por ejemplo cómo la campaña para que el Reino Unido saliera de la UE en el referéndum (de junio de 2016) sobre el “brexit” (“Leave Campaign”) apoyó activamente a (Marine) Le Pen, y (los partidarios del “brexit”) describen la victoria de Macron como un desastre para Francia y Europa.

Macron ofreció una “marca” alternativa de optimismo y patriotismo que se contrapone directamente al relato negativo, nacionalista, y excluyente, al abrazar la UE y el internacionalismo. Este enfoque ya cogió fuerza en las elecciones holandesas de marzo (2017), cuando Jesse Klaver, el treintañero líder de Izquierda Verde (GroenLinks), aprovechó (electoralmente) el deseo (del votante holandés) para que se proteja la cultura holandesa, y se presente una visión de identidad nacional basada en la tolerancia, la apertura y el internacionalismo, que, en su opinión, estaba atacando la derecha.

Klaver dijo a sus simpatizantes: “Defended vuestros principios. Sed claros. Estad a favor de los refugiados. Sed pro-europeos. Estamos subiendo en las encuestas. Creo que ese es el mensaje que tenemos que enviar a Europa. Se puede parar el populismo”. La Izquierda Verde holandesa pasó de cuatro a 14 escaños en los últimos comicios en Países Bajos.

El claro patriotisme à l' européene (patriotismo a la europea) de Macron impulsó a su movimiento a la primera división. Si la política de la identidad ha llegado para quedarse, la victoria de Macron es la prueba de que puede usarse para construir nuevas identidades, además de para reafirmar las tendencias “nativistas”. El resultado de los comicios presidenciales franceses también es la evidencia de que lejos de ser tóxica, la “marca Europa” puede de verdad imponerse.

Vientos de cambio si la UE logra "reconquistar" a los ciudanos

A pesar de que la UE ha sufrido un constante declive de los niveles de apoyo popular, el cambio puede llegar rápido. Apenas nueve meses antes de haber elegido al líder más pro-europeo del país desde Valéry Giscard d'Estaing en 1974, el 64% de franceses expresaron su apoyo a la UE, según las últimas encuestas. Las semillas están ahí.

Incluyen la visión, la voluntad de romper con lo habitual, la exitosa movilización de símbolos y alianzas, y la habilidad de sacar tajada de las nuevas técnicas de comunicación.

El proceso de reforma de la UE anunciado en los actos por el 60 aniversario del Tratado de Roma en marzo pasado es una oportunidad para alimentar esos brotes. Los ciudadanos europeos quieren una UE que sea más cercana y se preocupe de sus necesidades. Quieren una UE con la que puedan identificarse, que les represente y cumpla con sus prioridades. Eso necesitará un cambio estructural, pero también requerirá líderes, y una narrativa que pueda superar la brecha entre lo nacional y lo europeo (Bruselas). Macron ha iluminado el camino. Ahora, es necesario que muchos más le secunden.

Versión española: Wolf Heller/@EuroEFE

Histórico de noticias
Jerome Powell: qué impacto puede tener su mandato para Europa

Apenas lleva Jerome Powell dos semanas en la presidencia de la Reserva Federal (FED) y ya hemos podido asistir a la mayor caída de la historia del Dow Jones...

"Blockchain": El futuro de Europa llega a través de España

 "Por una vez, el futuro ha llegado a Europa a través de España" en materia de "blockchains" (cadena de bloques) de acceso restringido, asegura en una...

España ganó más que nadie

España ha ganado "más que nadie" en el nuevo reparto de escaños en el Parlamento Europeo de cara a las próximas elecciones de mayo de 2019, subraya el...

"Foreign fighters" europeos, ¿"califato" o retorno?

Europa se enfrenta al retorno, por vías legales o ilegales, de individuos con una red ya establecida de contactos vinculados al yihadismo internacional, con...

Europa necesita una política alimentaria integral y sostenible

Nunca antes en la historia de Europa la seguridad y la calidad de los alimentos han sido tan elevadas como hoy en día. En Europa se producen más alimentos...

Insoportable incertidumbre en 2018

"La hora de la ciudadanía y de instituciones fuertes y dinámicas ha llegado, si la Unión Europea quiere pasar página a las barricadas del siglo XXI", afirma...

El compromiso necesario

"Basta de hipocresía. La Unión Europea no puede definirse a sí misma como un baluarte mundial en la adopción de políticas contra el cambio climático con...

Hacer posible el mayor ejercicio democrático del mundo

El Parlamento Europeo (PE) se enfrenta al "desafío" de movilizar al máximo número posible de los casi 400 millones de ciudadanos llamados a las urnas en...

Guerra, ampliación y estabilidad: Bulgaria como presidente de la UE y cumbre de los Balcanes Occidentales

La Cumbre de los Balcanes del próximo mes de marzo, bajo la presidencia de la Unión Europea (UE) de Bulgaria, puede constituir un buen momento en el que...

2018: fortalecer la política europea

El 2018 podría ser un año de “transición” entre el complicado y duro 2017, en el que la Unión Europea mostró de nuevo su capacidad y su valentía, y el 2019...

La política bioenergética de la UE no sólo daña al clima y los bosques, también está matando a los europeos

El debate sobre el impacto en la calidad del aire de quemar biomasa sólida ha sido constantemente ignorado por la Comisión Europea al revisar la política de...

Descarbonizar Europa en 2040: ¿posiblidad realidad o utopía?

Con los costes de la electricidad renovable a la baja, la UE debería incrementar sus objetivos para 2030, y apostar por una electricidad casi de cero...

Construir una agenda positiva para el Mediterráneo

Construir una agenda positiva para el Mediterráneo es crucial, y debe hacerse con determinación y convicción, según asegura el político y economista...

El año de la lechuza

La situación de la lechuza resume el precario estado de los campos en España. Sin paisaje, sin paisanaje, sin grillos, sin roedores, con cada vez menos aves...

Pierre-Yves Cousteau: Plásticos, esa marea negra invisible que nos envenena

El plástico está presente en todas partes, contamina nuestras aguas, ahoga la fauna marina, e incluso está en nuestros alimentos y en el agua que bebemos....

Tenemos suficientes recursos bioenergéticos para luchar contra el cambio climático

Las recientes informaciones que apuntan a que se ha detectado un fallo sustancial en la contabilidad del carbono son, en cierta forma, exageradas. Por el...

Los sindicatos europeos quieren un acuerdo de brexit que funcione para los trabajadores

Frances O’Grady y Luca Visentini, Secretarios Generales de TUC (Trade Union Congress) y CES (Confederacion Europea de Sindicatos) respectivamente,...

Manolo Marín, en el recuerdo (1949-2017)

El eurodiputado y exministro socialista Juan F. López Aguilar rinde homenaje a Manuel Marín, fallecido el pasado lunes 4 de diciembre, en esta tribuna...

CASH CONTROLS. Seguridad y Transparencia en las fronteras de la UE,

La comisión de Asuntos Económicos y Monetarios y la de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, en el Parlamento Europeo, han aprobado esta...

Karmenu Vella: "La red Natura 2000 es un potente motor para asegurar la biodiversidad"

La red Natura 2000 es un "potente" motor para asegurar la conservación de la biodiversidad, pero también un incentivo del desarrollo social y económico,...

Desgobierno en Alemania, ¿desgobierno en Europa?

La ruptura de las negociaciones hace unos días entre la llamada “Coalición Jamaica” (CDU-CSU, liberales y verdes) ha sorprendido a la opinión pública por la...

Europa apuesta por hacer negocios con Irán pero persisten los temores

La Unión Europea (UE) está comprometida institucionalmente con el comercio con Irán y el interés de las compañías es indudable, pero la andadura empresarial...

Desde el paraíso, con evasión

La evasión fiscal supone a la Unión Europea pérdidas de un billón de euros cada año, una cantidad "que muy injustamente pagan los ciudadanos de a pie". Por...

Trump y Europa: diez meses turbulentos

Diez meses han sido suficientes para Donald Trump para tensar las relaciones entre la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos. Además de sus declaraciones...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información