21 de noviembre de 2017
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

Las normas de contabilidad forestal ponen en entredicho la credibilidad de la UE en el ámbito climático

 Imagen de archivo de laurisilva en La Laguna (Tenerife). (Foto: EFE/Cristóbal García)

Imagen de archivo de laurisilva en La Laguna (Tenerife). (Foto: EFE/Cristóbal García)

La mitigación forestal debe medirse por un método científicamente objetivo, sin permitir que los países oculten las repercusiones de sus políticas que aumentan las emisiones netas, afirma un grupo de científicos medioambientales dirigidos por la Dra. Joanna I House, en una tribuna para la red EURACTIV, de la cual forma parte EuroEFE.

La Dra. Joanna I House es profesora de ciencia y política medioambiental del Instituto Cabot de la Universidad de Bristol (Reino Unido), y es una de las firmantes de este articulo de opinión junto con los otros científicos medioambientales indicados al final del artículo.

(Las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de su/sus autor/es y no pueden ser atribuidas a EuroEFE.EURACTIV.es ni a ninguno de los asociados de la red europea de EURACTIV ni a la Agencia EFE)

Cuando el presidente Trump se desligó del Acuerdo de París, el Comisario de la UE encargado del clima, Miguel Arias Cañete, habló en nombre de todos los Estados miembros de la UE cuando dijo: “Esto nos ha galvanizado en lugar de debilitado, y este vacío será rellenado por un nuevo liderazgo comprometido y amplio”. El presidente francés, Emmanuel Macron, se hizo eco de sus palabras con el tweet “Make our planet great again” (hagamos que nuestro planeta vuelva a ser fantástico).

Pero como reza aquel viejo dicho, ‘obras son amores y no buenas razones’, y qué mejor lugar para empezar que las propias leyes que la UE está redactando actualmente con el fin de alcanzar su objetivo climático para 2030 en virtud del Acuerdo de París. Esto abarca una cuestión especialmente controvertida que los responsables del medio ambiente de la UE tratarán el 19 de junio, relativa a las normas sobre contabilidad del impacto climático forestal.

Los bosques de la UE y el problema de la deforestación

Los bosques son cruciales para limitar el calentamiento de la tierra a 2 grados Celsius. La deforestación es responsable de casi una décima parte de las emisiones antropógenas de dióxido de carbono (CO2), mientras que los bosques eliminan casi un tercio de las emisiones de CO2 de la atmósfera.

En la UE, el crecimiento de los bosques actualmente supera su recolección. Como resultado de ello, actúan como un ‘sumidero’ neto de CO2 y eliminan más de 400 toneladas métricas de CO2 de la atmósfera al año, lo que equivale al 10% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la UE.

Las nuevas políticas adoptadas o previstas por los Estados miembros les llevarán probablemente a recolectar más árboles (p. ej. para bioeconomía y bioenergía), lo cual disminuirá el sumidero. La controversia, en pocas palabras, es que si los bosques eliminan menos CO2 debido a las políticas, ¿debería contabilizarse esto?

En virtud de las lecciones aprendidas en el Protocolo de Kioto, la Comisión Europea propuso que la contabilidad del impacto de los bosques en la atmósfera se basara en un punto de referencia científicamente sólido. Este punto de referencia (conocido como el ‘nivel de referencia forestal’) debe tomar en cuenta los datos históricos sobre actividades de gestión forestal y dinámica forestal (cambios relacionados con la edad). Si los países modificaran las actividades de gestión forestal en lo sucesivo, el impacto atmosférico de estos cambios se contabilizaría íntegramente en función de los cambios resultantes en las emisiones de GEI y en los sumideros, en relación con el punto de referencia. Este método es consecuente con la contabilidad de GEI en el resto de los sectores.

Posteriormente, algunos Estados miembros de la UE han propuesto que todo aumento en la recolección, posiblemente hasta llegar al incremento total de crecimiento del bosque, no se penalice. Esto se conseguiría incluyendo en el punto de referencia este aumento en la recolección y el correspondiente cambio en el sumidero neto de carbono.

En calidad de expertos del sector terrestre que participan en informes científicos y metodológicos (entre otros, para el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, IPCC), en la implementación de informes de inventario de GEI, y en asesoría científica a los gobiernos, este enfoque nos plantea varias inquietudes científicas.

Desde la perspectiva de la atmósfera, una reducción en el sumidero forestal conduce a que permanezca más CO2 en la atmósfera, lo que equivale a un aumento neto en las emisiones. Esto es así incluso si los bosques se gestionan de manera “sostenible”, es decir, incluso si la recolección no supera el crecimiento del bosque.

El impacto de las políticas de la UE en los sumideros netos de carbono

El asunto se complica aún más teniendo en cuenta que estas cuestiones son transectoriales. Una tasa superior de recolección puede reducir la retención de CO2 de los bosques, pero el uso de la madera recolectada puede llevar a una reducción de emisiones en otros sectores, p. ej. mediante el uso de madera en vez de otros materiales que emiten más CO2 (como el cemento) o energías fósiles. Estas reducciones de emisiones se contabilizarán de manera implícita en los sectores ajenos a LULUCF.  En consecuencia, para evitar que una contabilidad incompleta genere una visión deformada de la realidad, es necesario contabilizar también el impacto completo del aumento en la recolección.

La inclusión en el punto de referencia de los aumentos en la recolección motivados por las políticas podría ocultar la contabilidad de hasta 400 toneladas métricas de CO2 al año a partir de biomasa forestal de la UE, en relación con el “servicio de sumidero” que los bosques de la UE prestan actualmente, o hasta 300 toneladas métricas de CO2 al año en relación con un punto de referencia basado en un método científico (hasta dos tercios de las emisiones anuales de Francia).

Si los impactos que generan las políticas en los sumideros netos de carbono se omiten o se desestiman, esto traería como resultado:

Una menor credibilidad de la contabilidad de la bioenergía que lleva a cabo la UE: Las pautas actuales del IPCC sobre la elaboración de informes de las emisiones de la bioenergía consisten en no dar por sentada la neutralidad de carbono, sino que se informe de toda pérdida de carbono en el sector ‘Actividades de Uso de la Tierra, Cambio en el Uso de la Tierra y Silvicultura’ (LULUCF), más bien que en el sector de la energía (para evitar que se contabilice por duplicado). La legislación de la UE en cuanto a bioenergía también se basa en la suposición de que las emisiones de carbono se contabilizan íntegramente en LULUCF.

Poner en entredicho la coherencia entre el objetivo climático de la UE y las trayectorias del IPCC. El objetivo de la UE de reducir las emisiones de GEI en un 40% para 2030 (80/95% para 2050) con respecto a 1990 se basa en la trayectoria de 2°C de GEI del IPCC para los países desarrollados. Esta trayectoria no se basa solamente en las emisiones, sino también en los sumideros terrestres. Si se oculta una disminución del sumidero terrestre, existe el riesgo de no alcanzar los objetivos de temperatura; se requerirían más reducciones de emisiones en otros sectores para mantener la coherencia con las trayectorias del IPCC.

Un peligroso precedente

Contravenir el espíritu del Acuerdo de París, es decir, que las “Partes deberán tomar medidas para conservar y aumentar los sumideros”, y que las Partes deberán garantizar la transparencia en la contabilidad, aportando la confianza de que la contribución de cada país, determinada en el ámbito nacional (el nivel de ambición que se haya establecido en materia de mitigación) se satisfaga sin ocultar el impacto de las políticas nacionales.

Un peligroso precedente a escala internacional, que podría conducir a otros países a actuar de la misma manera (p. ej. en el establecimiento de niveles de referencia de deforestación). Esto pondría en entredicho la credibilidad de la tan esperada aportación forestal al Acuerdo de París.

El Acuerdo de París requiere una contabilidad creíble y transparente y los líderes de la UE se disponen a tomar una decisión que podría marcar la pauta. La inclusión en los puntos de referencia de los aumentos en la recolección motivados por políticas implica que el impacto atmosférico de las políticas forestales se ocultará de la contabilización (al tiempo que generará ahorros de GEI en otros sectores). Si la contabilidad forestal se basa en un método científicamente objetivo, se garantizaría la credibilidad de la contabilidad bioenergética, la coherencia entre los objetivos de la UE y la trayectoria de 2°C de GEI, así como el respeto del espíritu del Acuerdo de París. Una decisión incorrecta aumentaría los riesgos del cambio climático y mermaría nuestra capacidad de “hacer que nuestro planeta vuelva a ser fantástico”.

(Disclaimer: los autores expresan su opinión en sus respectivas calidades personales, no en representación de sus países ni de ninguna de las instituciones para las que trabajan).

Histórico de noticias
Desde el paraíso, con evasión

La evasión fiscal supone a la Unión Europea pérdidas de un billón de euros cada año, una cantidad "que muy injustamente pagan los ciudadanos de a pie". Por...

Trump y Europa: diez meses turbulentos

Diez meses han sido suficientes para Donald Trump para tensar las relaciones entre la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos. Además de sus declaraciones...

La crisis existencial de Europa

La última gran crisis financiera estuvo a punto de romper la Unión Europea, sumió a sus ciudadanos en un pesimismo profundo y alentó los populismos, que...

El proyecto europeo, a propósito de nuevas narrativas

Los procesos de comunicación de las instituciones han fallado y, por ende, la reputación de las mismas vive horas bajas, pero es preciso evitar la demagogia...

El gran desafío de las pensiones

España tiene un problema muy serio con su sistema de pensiones. Es el décimo país más envejecido del mundo, de acuerdo con los datos de la División de...

El reto de hacer sentir a todos los europeos que su voz cuenta

"Hoy nos encontramos en un tiempo nuevo en el que el "brexit", lejos de dividir, ha hecho posible una unión sin precedentes entre 27 países, que abre la...

El Parlamento Europeo sin Reino Unido

El eurodiputado socialista Ramón Jáuregui (PSOE/S&D ), reflexiona en esta tribuna para EuroEFE sobre cómo quedará conformado el futuro Parlamento Europeo...

Un "sello notarial de conformidad" para aumentar la confianza de los consumidores en el Mercado Único Digital

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, presentó el 6 de mayo de 2015 como objetivo “estratégico” de su mandato la creación de un Mercado...

Diez años de Bolonia en España

Hay que consolidar la construcción de auténticos modelos formativos que fomenten el crecimiento de los estudiantes técnica y personalmente, respaldados con...

Macron y su reforma europea

El presidente Emmanuel Macron, asume, una vez más, que Francia es uno de los motores fundamentales de la construcción europea y viene a coger el relevo de...

Derrotar al yihadismo: hacia un islam compatible con los valores europeos

Los gobiernos combaten el terrorismo yihadista con más éxito que fracaso,  a la vez que los políticos lanzamos ambiciosas ideas para prevenir futuros...

Europa tiene que luchar contra la dictadura venezolana

El mundo no puede cerrar los ojos sobre lo que sucede en Venezuela. Tenemos que tener el coraje de tomar decisiones para favorecer el cambio hacia la...

Por una Europa de los valores

Soplan nuevos vientos para la UE. El Brexit quedó atrás y Jean-Claude Juncker lanzó el órdago de un proyecto europeo con una Europa más unida, fuerte y...

Su nombre es democracia

Todos iguales dentro de la ley. Nada ni nadie fuera de ella. Viviendo la libertad con tolerancia. Atentos a las normas. Consecuentes con nuestros actos. Los...

El sexto escenario de Juncker ya existe: ¡una Europa sostenible!

En marzo pasado, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pergeñó cinco escenarios para el futuro de Europa, los cuales podrían resumirse...

La comunicación, el gran talón de Aquiles de la integración europea

El Libro Blanco de la Comisión Europea sobre el Futuro de Europa es la "triste confirmación" de la ausencia de una visión de futuro y de falta de liderazgo,...

Escándalo del Fipronil: ¿Por qué tenemos que seguir usando esas sustancias tóxicas?

La reciente retirada del mercado europeo de millones de huevos contaminados con el insecticida prohibido Fipronil en Países Bajos y Bélgica, debería hacer...

Las normas de contabilidad forestal ponen en entredicho la credibilidad de la UE en el ámbito climático

La mitigación forestal debe medirse por un método científicamente objetivo, sin permitir que los países oculten las repercusiones de sus políticas que...

A la UE no le preocupan los derechos humanos en Irán

Convendría preguntar a la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, cómo sigue manteniendo relaciones políticas con funcionarios...

Estrasburgo: de símbolo de paz a símbolo del despilfarro

Como diputados al Parlamento Europeo nos enfrentamos una y otra vez a la misma pregunta: ¿por qué aceptar el sinsentido de trasladar cada mes el Parlamento...

El Derecho de la Unión Europea al servicio de los ciudadanos

La protección de los consumidores en el entorno digital y el traslado de sede social en la Unión Europea son los dos ejes sobre los que girará el 4º...

España, Alemania, Francia e Italia avanzan en la Europa de la defensa

Madrid (EuroEFE).- El compromiso por afianzar y profundizar el concepto de defensa europea alcanzado en la reunión celebrada el pasado 13 de julio en París...

La UE endurece las normas contra el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y la evasión fiscal

La comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Věra Jourová , alerta de que el blanqueo de capitales provocaría la pérdida de entre un...

La Unión Europea reacciona

La Unión Europea (UE) recupera fuerza y dinamismo. Tras una etapa plagada de nubarrones, el bloque comunitario vuelve a ser un espacio “que protege”,...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información