17 de enero de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

La política bioenergética de la UE no sólo daña al clima y los bosques, también está matando a los europeos

 Imagen de archivo cedida por la empresa energética "EEE Güssing", en la cual se ven las astillas de madera que se utilizan como fuente primordial para generar electricidad y biocombustible en la localidad de Güssin, Austria, la única localidad que ha conseguido reducir en la Unión Europea (UE) sus emisiones de CO2 en un 95 % desde 1995, convirtiéndose así en autosuficiente gracias a las energías renovables. (Foto: EEE/EFE)

Imagen de archivo cedida por la empresa energética "EEE Güssing", en la cual se ven las astillas de madera que se utilizan como fuente primordial para generar electricidad y biocombustible en la localidad de Güssin, Austria, la única localidad que ha conseguido reducir en la Unión Europea (UE) sus emisiones de CO2 en un 95 % desde 1995, convirtiéndose así en autosuficiente gracias a las energías renovables. (Foto: EEE/EFE)

El debate sobre el impacto en la calidad del aire de quemar biomasa sólida ha sido constantemente ignorado por la Comisión Europea al revisar la política de la Unión Europea (UE) en materia de energía renovable. Pero aún estamos a tiempo para que el Parlamento Europeo rectifique esta situación, asegura Linde Zuidema, experta en bioenergía de la ONG FERN, en una tribuna para EURACTIV, socio de EFE.

(Las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de su autora, y no pueden ser atribuidas a EuroEFE.EURACTIV.es ni a ninguno de los asociados de la red europea de EURACTIV ni a la Agencia EFE)

La dependencia de la Unión Europea (UE) de quemar biomasa sólida -la mayor parte madera- para alcanzar sus objetivos de energía renovable no tiene ningún sentido desde el punto de vista medioambiental. Daña al clima y hace daño a los bosques y a la biodiversidad.

Por ello, la oposición a esa práctica se ha extendido mucho el año pasado entre la opinión pública y la comunidad científica europea.

La semana que viene (15-19/1/2018) el Parlamento Europeo votará sobre una propuesta de revisión de la Directiva de Energía Renovable, la cual determinará el futuro del uso de la biomasa en la UE. Si se aprueba, ello significará de manera inevitable que se sigan quemando enormes cantidades de biomasa, sobre todo en forma de madera.

Pero además del desastroso impacto que ello supondría para el clima, hay otra razón por la cual habría que oponerse firmemente a cualquier legislación que incremente la quema de biomasa para (por ejemplo) calefacción y electricidad.

Y se trata de una razón que -hasta la fecha- se ha ignorado ampliamente.

Cáncer y enfermedades respiratorias, el "precio" sanitario de la quema de biomasa

Una nueva investigación para FERN a cargo del doctor Mike Holland, un reconocido experto independiente en cuestiones de contaminación del aire, revela el peligroso coste que tiene para la salud de los ciudadanos de la UE la quema de biomasa sólida.

Las conclusiones de la investigación indican que decenas de miles de ciudadanos de la UE mueren prematuramente cada año a consecuencia de la exposición a la contaminación atmosférica procedente de la quema de biomasa sólida.

Otros impactos nocivos incluyen: cáncer, problemas cardiovasculares y respiratorios, ataques de asma y multitud de jornadas laborales perdidas debidas a bajas por enfermedad.

La investigación del doctor Holland se centró en el estudio de 27 plantas de generación de energía a partir de la quema de biomasa sólida en la UE, sobre las cuales existían datos.

Diez de esas plantas eran antiguas instalaciones de generación eléctrica de carbón que fueron reconvertidas para funcionar con biomasa o para que funcionaran de manera mixta, con biomasa o carbón. Las otras 17 plantas fueron construidas desde el inicio para que funcionaran con biomasa.

Un elevado impacto humano y financiero por la quema de biomasa

Las antiguas plantas de carbón fueron responsables del grueso de los impactos negativos en la salud, debido a factores que incluían su mayor tamaño y los -por lo general- mayores niveles de emisiones nocivas de azufre, las cuales estaban parcialmente vinculadas a la quema continuada de carbón en las plantas de generación mixta.

El análisis del doctor Holland señala que más de 1.300 personas fallecen anualmente de forma prematura a consecuencia de la exposición a la contaminación atmosférica procedente de las 27 plantas analizadas.

Medidas en términos financieros, los costes sanitarios derivados de la quema de biomasa para la generación de energía se cuentan por miles de millones de euros cada año, con costes sanitarios vinculados con las emisiones de las antiguas plantas de carbón y de las plantas de generación mixta que se elevan a 137.000 euros anuales -de media- por cada megavatio de capacidad eléctrica instalada.

Las inversiones en generación energética son de largo plazo. Por ello, una vez que se construye una planta lo más probable es que siga operativa durante varias décadas, con esos efectos nocivos en la salud perpetuándose durante todo ese tiempo.

El informe del doctor Holland también analiza la evidencia del impacto que tiene la contaminación del aire en la salud derivada del uso de biomasa en las calefacciones de las viviendas en la UE.

El uso de biomasa para la calefacción en los hogares y sus impactos nocivos

Esta práctica se ha extendido sobre todo en los últimos años, impulsada en parte por políticas de energía renovable, pero también debido a que la madera es, a menudo, más barata que los combustibles alternativos para calefacción como el carbón y el gasóleo.

La quema doméstica de biomasa aumentó a consecuencia de la crisis económica de 2008 en la UE.

Un estudio de Sigsgaard y de otros expertos calcula que la exposición al humo procedente del uso doméstico de biomasa se tradujo en 40.000 fallecimientos en toda la UE en 2014. Y los autores del informe dicen que se trata de una cifra conservadora.

El doctor Holland amplía el análisis de Sigsgaard hasta obtener una visión más amplia sobre el tenor de los impactos en la salud derivados de la quema de biomasa para uso doméstico. En un solo año, calcula que además de las 40.000 muertes en toda la UE, se produjeron más de 130.000 casos de bronquitis, más de 20.000 ingresos hospitalarios por problemas respiratorios y cardíacos, un millón de días con síntomas de asma en niños con edades comprendidas entre los 5 y los 19 años, 43 millones de jornadas (laborales) con actividad restringida, y 10 millones de jornadas de trabajo perdidas. Todo ello debido a la exposición a partículas finas procedentes de emisiones domésticas de biomasa.

La biomasa no compite contra los combustibles sólidos

En el debate sobre la revisión de la Directiva de Energía Renovable, algunos comparan la contaminación atmosférica provocada por la quema de biomasa con la (contaminación) procedente de los combustibles fósiles. Pero la biomasa no compite contra los combustibles fósiles para llenar el hueco que existe entre los actuales y los deseados niveles de generación de energía renovable: compite contra otras tecnologías renovables, que podrían ofrecer una solución con costes externos sensiblemente menores.

A pesar de todo, el debate sobre el impacto que tiene quemar biomasa sólida para la calidad del aire ha sido sistemáticamente ignorado por parte de la Comisión Europea a la hora de revisar la política de la UE en energía renovable.

El Parlamento Europeo todavía está a tiempo de rectificar

Teniendo en cuenta el efecto drástico que la quema de la biomasa tiene en la salud de los ciudadanos -además de en bosques y el clima- el Parlamento Europeo debe abandonar su (política) actual, concretamente acabando con su apoyo a la reconversión de centrales de (generación de energía) de carbón en centrales de biomasa y para quemar biomasa en centrales muy ineficaces.

Sólo así, la UE tendrá una política de energía renovable que respete a la vez el clima y la salud de sus ciudadanos.

Para saber más:

Web de la ONG FERN

Versión española de esta tribuna: Fernando Heller/EuroEFE

Histórico de noticias
Hacer posible el mayor ejercicio democrático del mundo

El Parlamento Europeo (PE) se enfrenta al "desafío" de movilizar al máximo número posible de los casi 400 millones de ciudadanos llamados a las urnas en...

Guerra, ampliación y estabilidad: Bulgaria como presidente de la UE y cumbre de los Balcanes Occidentales

La Cumbre de los Balcanes del próximo mes de marzo, bajo la presidencia de la Unión Europea (UE) de Bulgaria, puede constituir un buen momento en el que...

2018: fortalecer la política europea

El 2018 podría ser un año de “transición” entre el complicado y duro 2017, en el que la Unión Europea mostró de nuevo su capacidad y su valentía, y el 2019...

La política bioenergética de la UE no sólo daña al clima y los bosques, también está matando a los europeos

El debate sobre el impacto en la calidad del aire de quemar biomasa sólida ha sido constantemente ignorado por la Comisión Europea al revisar la política de...

Descarbonizar Europa en 2040: ¿posiblidad realidad o utopía?

Con los costes de la electricidad renovable a la baja, la UE debería incrementar sus objetivos para 2030, y apostar por una electricidad casi de cero...

Construir una agenda positiva para el Mediterráneo

Construir una agenda positiva para el Mediterráneo es crucial, y debe hacerse con determinación y convicción, según asegura el político y economista...

El año de la lechuza

La situación de la lechuza resume el precario estado de los campos en España. Sin paisaje, sin paisanaje, sin grillos, sin roedores, con cada vez menos aves...

Pierre-Yves Cousteau: Plásticos, esa marea negra invisible que nos envenena

El plástico está presente en todas partes, contamina nuestras aguas, ahoga la fauna marina, e incluso está en nuestros alimentos y en el agua que bebemos....

Tenemos suficientes recursos bioenergéticos para luchar contra el cambio climático

Las recientes informaciones que apuntan a que se ha detectado un fallo sustancial en la contabilidad del carbono son, en cierta forma, exageradas. Por el...

Los sindicatos europeos quieren un acuerdo de brexit que funcione para los trabajadores

Frances O’Grady y Luca Visentini, Secretarios Generales de TUC (Trade Union Congress) y CES (Confederacion Europea de Sindicatos) respectivamente,...

Manolo Marín, en el recuerdo (1949-2017)

El eurodiputado y exministro socialista Juan F. López Aguilar rinde homenaje a Manuel Marín, fallecido el pasado lunes 4 de diciembre, en esta tribuna...

CASH CONTROLS. Seguridad y Transparencia en las fronteras de la UE,

La comisión de Asuntos Económicos y Monetarios y la de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, en el Parlamento Europeo, han aprobado esta...

Karmenu Vella: "La red Natura 2000 es un potente motor para asegurar la biodiversidad"

La red Natura 2000 es un "potente" motor para asegurar la conservación de la biodiversidad, pero también un incentivo del desarrollo social y económico,...

Desgobierno en Alemania, ¿desgobierno en Europa?

La ruptura de las negociaciones hace unos días entre la llamada “Coalición Jamaica” (CDU-CSU, liberales y verdes) ha sorprendido a la opinión pública por la...

Europa apuesta por hacer negocios con Irán pero persisten los temores

La Unión Europea (UE) está comprometida institucionalmente con el comercio con Irán y el interés de las compañías es indudable, pero la andadura empresarial...

Desde el paraíso, con evasión

La evasión fiscal supone a la Unión Europea pérdidas de un billón de euros cada año, una cantidad "que muy injustamente pagan los ciudadanos de a pie". Por...

Trump y Europa: diez meses turbulentos

Diez meses han sido suficientes para Donald Trump para tensar las relaciones entre la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos. Además de sus declaraciones...

La crisis existencial de Europa

La última gran crisis financiera estuvo a punto de romper la Unión Europea, sumió a sus ciudadanos en un pesimismo profundo y alentó los populismos, que...

El proyecto europeo, a propósito de nuevas narrativas

Los procesos de comunicación de las instituciones han fallado y, por ende, la reputación de las mismas vive horas bajas, pero es preciso evitar la demagogia...

El gran desafío de las pensiones

España tiene un problema muy serio con su sistema de pensiones. Es el décimo país más envejecido del mundo, de acuerdo con los datos de la División de...

El reto de hacer sentir a todos los europeos que su voz cuenta

"Hoy nos encontramos en un tiempo nuevo en el que el "brexit", lejos de dividir, ha hecho posible una unión sin precedentes entre 27 países, que abre la...

El Parlamento Europeo sin Reino Unido

El eurodiputado socialista Ramón Jáuregui (PSOE/S&D ), reflexiona en esta tribuna para EuroEFE sobre cómo quedará conformado el futuro Parlamento Europeo...

Un "sello notarial de conformidad" para aumentar la confianza de los consumidores en el Mercado Único Digital

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, presentó el 6 de mayo de 2015 como objetivo “estratégico” de su mandato la creación de un Mercado...

Diez años de Bolonia en España

Hay que consolidar la construcción de auténticos modelos formativos que fomenten el crecimiento de los estudiantes técnica y personalmente, respaldados con...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información