24 de mayo de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

"Blockchain": El futuro de Europa llega a través de España

  Vista de un teléfono móvil y una pantalla de ordenador durante la presentación de un documento de identificación electrónico basado en el sistema de cadena de bloques (del inglés "BlockChain") en Zug (Suiza), el 15 de noviembre de 2017. EFE/ Alexandra Wey

 Vista de un teléfono móvil y una pantalla de ordenador durante la presentación de un documento de identificación electrónico basado en el sistema de cadena de bloques (del inglés "BlockChain") en Zug (Suiza), el 15 de noviembre de 2017. EFE/ Alexandra Wey

 "Por una vez, el futuro ha llegado a Europa a través de España" en materia de "blockchains" (cadena de bloques) de acceso restringido, asegura en una tribuna para EuroEFE Javier Ibáñez, director del Laboratorio Blockchain de Comillas ICAI-ICADE y del Observatorio Fintech Comillas-Everis, en la que explica el funcionamiento de Alastria, la primera red en Europa de este tipo.

(Las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de su autor, y no pueden ser atribuidas a EuroEFE.EURACTIV.es ni a ninguno de los asociados de la red europea de EURACTIV ni a la Agencia EFE)

Entre las nueve cuentas de Twitter que sigue Ana Patricia Botín se encuentra Alastria Blockchain. No es casual; sabe la presidenta de uno de los bancos más importantes de la Unión Europea el valor de esta y de otras "blockchains" semipúblicas o de acceso restringido a miembros o socios (o, como se dice en argot, "permisionadas"), donde las operaciones son verificadas por ciertos de operadores que permiten realizar en red las transacciones.

Alastria es la primera red en Europa de este tipo, y servirá de modelo a otras. Nacida en el Observatorio Fintech de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, no solo ha obtenido el consenso de los grandes bancos españoles y otras empresas del Ibex (Endesa, Gas Natural, Telefónica...), sino que también cuenta con beneplácito de las administraciones.

La colaboración de estas grandes empresas con pequeñas fintechs y con universidades y centros de investigación ha permitido el nacimiento de una asociación (también llamada Alastria) única en su género, pues crea una cadena de bloques o "blockchain" consensuada, de funcionamiento democrático, pero de acceso reservado y no abierto como ocurre con las redes de Bitcoin, en las que se pueden blanquear capitales o amparar actividades ilícitas desde cualquier punto del planeta.

"Blockchain" es un registro de datos inmenso que se agrupan en "transacciones", y éstas en "bloques" encadenados por firmas criptográficas seguras, introducidas con claves privadas y compuestas de hashes o combinaciones alfanuméricas prácticamente irrepetibles.

Los bloques de datos son introducidos por personas que operan desde unos nodos o puntos informáticos llamados "validadores", y luego quienes tienen acceso a la red pueden recuperarlos introduciendo sus claves privadas. De este modo, las "blockchains" son sistemas de introducción y anotación de datos, pero también son espacios de comprobación y verificación de los datos introducidos en las transacciones virtuales o digitales.

La ventaja de este modo de operar respecto a otros mecanismos conocidos antes en Internet es doble: por un lado, la transacción no se puede alterar, pues hacerlo requiere modificar todo el registro y un poder de computación inimaginable; por otro, la transacción la ven simultáneamente todos los nodos o puntos de la red, con lo que se puede verificar inmediatamente. Eso no significa que todos puedan ver los datos de la transacción, sino que se puede rastrear o seguir la huella de la transacción. Para acceder a los datos hay que disponer de una clave privada y estar autorizado. 

En Europa, las "blockchains" de acceso restringido o permisionadas van a servir para que bancos y Estados puedan certificar la identidad digital de los ciudadanos, autenticar y verificar los pagos de las transacciones (por ejemplo, transferencias internacionales, como hace ya el propio banco de Santander) y realizar procesos de mercado (por ejemplo, compensación y liquidación de productos financieros y de operaciones bursátiles) en tiempo récord (prácticamente en tiempo real), sin esperar a que diversos intermediarios de los pagos y de las entregas de las operaciones tengan que verificarlas y procesarlas. 

Otros países europeos están mirando el modelo español de Alastria para crear otras redes "blockchain" colaborativas entre diversos tipos de usuarios públicos y privados, para gozar de ventajas parecidas a las que proporcionan otras redes más tradicionales P2P (peer-to-peer) de intercambio de datos, pero con la ventaja de eliminar cualquier posibilidad de alteración de los datos debido a la trazabilidad de las operaciones. 

Hasta ahora, los nuevos bancos y grandes operadores europeos hacían de mediadores junto con los GAFAnomics monopolistas de big data –Google, Apple, Facebook y Amazon (GAFA)–, que no solo generan millones de puestos de trabajo e ingresos en una economía cada vez más dependiente de este segmento de negocio, sino que controlan los datos ciudadanos, lo que les reportaba pingües beneficios y ventajas indirectas.

Si embargo, en "blockchain" las comisiones se recortarán, pues cualquier ciudadano europeo podrá acceder a los datos de las transacciones sin mediación de los bancos, e incluso, disponer de su propia identidad digital, que pueden usar para interactuar y hacer negocios con otras empresas.

También pueden montar aplicaciones en la propia "blockchain" para desarrollar nuevos negocios con la rapidez y seguridad de una actuación P2P online, y a coste mínimo, pues tener un nodo en la red no requiere una inversión exacerbada, y, además, siempre puede operarse a través del nodo de un tercero. 

La visión y la misión de Alastria marcan el camino a seguir en Europa por otras "blockchains": se trata de proveer a empresas y ciudadanos de una infraestructura digital con validez legal donde las empresas "coopiten" (colaboran y compiten al mismo tiempo).

En España, ya son casi 200 las empresas que lo hacen a través de esta red, vinculada a la Enterprise Ethereum Alliance (EEA) global, donde participan JP Morgan y el Bank of New York entre otros actores. Por una vez, el futuro ha llegado a Europa a través de España.

 

Histórico de noticias
Atrevámonos a soñar la sociedad civil de mañana

La centralización del poder en el ejecutivo, la politización del poder judicial, los ataques contra la independencia de los medios de comunicación y la...

Eurovisión y Relaciones Internacionales: materia universitaria

El Festival de Eurovisión resulta un medio inigualable para poder analizar la evolución de la integración europea (incluso los signos de desintegración),...

Trump siembra tensión con Europa y Oriente Medio al rechazar el pacto de Irán

La decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de retirar a su país del acuerdo nuclear con Irán ahonda la brecha entre su visión del mundo y la de sus...

BlockChain: la propuesta de la Comisión Europea para acabar con las Fake News

La tecnología tiene un inmenso poder, entendiendo por poder la “capacidad para hacer cosas”, escribe el profesor de Finanzas en ICADE Business School ,...

Por una política europea para las pymes inclusiva, coherente, eficaz y transversal

Motor de la economía europea y con un enorme potencial para contribuir a su desarrollo, las pequeñas y medianas empresas (pymes) tienen que cumplir con...

Lecciones extraídas de las políticas de austeridad en Europa

Actualmente, la Unión Europea (UE) experimenta una recuperación económica en todo su territorio y las positivas previsiones de la Comisión Europea (CE) para...

Más cohesión para una Europa mejor

A falta de pocas semanas para que, el próximo 2 de mayo, la Comisión Europea presente su propuesta sobre el nuevo marco presupuestario plurianual "post...

Del móvil a las urnas: qué pueden hacer los jóvenes por la democracia

En una tribuna para EuroEFE, Ramón Luis Valcárcel y Sylvie Guillaume, Vicepresidentes del Parlamento Europeo a cargo de la Política de información y...

Resultados electorales en Italia: ¿cómo impacta en el proceso de integración europea?

La mayoría de los italianos están convencidos de que una Italia fuera de la Unión Europea (UE) o del euro no tendría sentido y de que en todo caso el país...

Por un 8 de marzo sin sectarismo

"El feminismo necesita ampliar sus alianzas", sostiene la vicepresidenta de la subcomisión de Derechos Humanos en el Parlamento Europeo y eurodiputada del...

La Alemania europea que necesitamos

La Unión Europea necesita una Alemania estable para afrontar el decisivo año 2018, subraya el presidente del Consejo de Asuntos Europeos de la Fundación...

Elementos de reflexión sobre el Día Europeo de la Industria

Europa "puede y debe mejorar" si quiere seguir siendo competitiva en los campos de la industria y la innovación, reflexiona en un artículo para Euroefe el...

Jerome Powell: qué impacto puede tener su mandato para Europa

Apenas lleva Jerome Powell dos semanas en la presidencia de la Reserva Federal (FED) y ya hemos podido asistir a la mayor caída de la historia del Dow Jones...

"Blockchain": El futuro de Europa llega a través de España

 "Por una vez, el futuro ha llegado a Europa a través de España" en materia de "blockchains" (cadena de bloques) de acceso restringido, asegura en una...

España ganó más que nadie

España ha ganado "más que nadie" en el nuevo reparto de escaños en el Parlamento Europeo de cara a las próximas elecciones de mayo de 2019, subraya el...

"Foreign fighters" europeos, ¿"califato" o retorno?

Europa se enfrenta al retorno, por vías legales o ilegales, de individuos con una red ya establecida de contactos vinculados al yihadismo internacional, con...

Europa necesita una política alimentaria integral y sostenible

Nunca antes en la historia de Europa la seguridad y la calidad de los alimentos han sido tan elevadas como hoy en día. En Europa se producen más alimentos...

Insoportable incertidumbre en 2018

"La hora de la ciudadanía y de instituciones fuertes y dinámicas ha llegado, si la Unión Europea quiere pasar página a las barricadas del siglo XXI", afirma...

El compromiso necesario

"Basta de hipocresía. La Unión Europea no puede definirse a sí misma como un baluarte mundial en la adopción de políticas contra el cambio climático con...

Hacer posible el mayor ejercicio democrático del mundo

El Parlamento Europeo (PE) se enfrenta al "desafío" de movilizar al máximo número posible de los casi 400 millones de ciudadanos llamados a las urnas en...

Guerra, ampliación y estabilidad: Bulgaria como presidente de la UE y cumbre de los Balcanes Occidentales

La Cumbre de los Balcanes del próximo mes de marzo, bajo la presidencia de la Unión Europea (UE) de Bulgaria, puede constituir un buen momento en el que...

2018: fortalecer la política europea

El 2018 podría ser un año de “transición” entre el complicado y duro 2017, en el que la Unión Europea mostró de nuevo su capacidad y su valentía, y el 2019...

La política bioenergética de la UE no sólo daña al clima y los bosques, también está matando a los europeos

El debate sobre el impacto en la calidad del aire de quemar biomasa sólida ha sido constantemente ignorado por la Comisión Europea al revisar la política de...

Descarbonizar Europa en 2040: ¿posiblidad realidad o utopía?

Con los costes de la electricidad renovable a la baja, la UE debería incrementar sus objetivos para 2030, y apostar por una electricidad casi de cero...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información