19 de junio de 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

La necesidad del control humano de la inteligencia artificial

 Fotografía cedida por el CESE de Catelijne Muller, experta en Inteligencia Artificial (IA) y su incidencia en la sociedad. EFE

Fotografía cedida por el CESE de Catelijne Muller, experta en Inteligencia Artificial (IA) y su incidencia en la sociedad. EFE

Necesitamos enfocar la cuestión de la inteligencia artificial (IA) partiendo del control humano, de modo que las máquinas continúen siendo máquinas y los humanos conserven en todo momento el dominio sobre ellas, escribe en una tribuna exclusiva para EuroEFE Catelijne Muller, ponente del dictamen sobre la IA del Comité Económico y Social Europeo (CESE), para quien a nosotros  corresponde decidir si queremos que la IA realice ciertos trabajos, preste cuidados o adopte decisiones médicas, y si aceptamos que pueda poner en riesgo nuestra seguridad, privacidad o autonomía. 

(Las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de sus autores, y no pueden ser atribuidas a EuroEFE.EURACTIV.es ni a ninguno de los asociados de la red europea de EURACTIV ni a la Agencia EFE)

Necesitamos enfocar la cuestión de la inteligencia artificial (IA) partiendo del control humano, de modo que las máquinas continúen siendo máquinas y los humanos conserven en todo momento el dominio sobre ellas. Pero el concepto de "control humano" va más allá de los aspectos puramente técnicos. Los humanos también podemos y debemos controlar si utilizar o no la IA en nuestra vida cotidiana, y en caso afirmativo, cómo y cuándo hacerlo: cuáles son las tareas que transferimos a la IA, y hasta qué punto su intervención es suficientemente transparente como para considerarse ética. Al fin y al cabo, a nosotros nos corresponde decidir si queremos que la IA realice ciertos trabajos, preste cuidados o adopte decisiones médicas, y si aceptamos que pueda poner en riesgo nuestra seguridad, privacidad o autonomía.

La IA puede brindar excelentes oportunidades para aportar solución a algunos de los grandes desafíos de nuestras sociedades, y trabajar en beneficio de la humanidad: agricultura sostenible, mayor seguridad en el trabajo, sistemas financieros y de transporte, mejoras en la sanidad, educación más personalizada, etc. No obstante, para aprovechar estas ventajas, también deberíamos resolver los retos que la IA plantea en otros ámbitos: ética, seguridad, vida privada, transparencia y rendición de cuentas, trabajo, educación y competencias, (des)igualdad e inclusión, legislación y reglamentación, gobernanza, democracia, guerra y superinteligencia (como se enumeran en el dictamen del Comité Económico y Social Europeo (CESE) sobre la inteligencia artificial y sus consecuencias para la sociedad, del que fue ponente la autora).

Un enorme pastel que es necesario repartir

Los principales agentes mundiales en el ámbito de la IA son los EE. UU. y China, que absorben el 83 % de la inversión extranjera en IA. La gran mayoría de los avances en IA y sus elementos asociados, como plataformas de desarrollo, datos, conocimientos y especialización técnica, está en manos de las cinco principales empresas tecnológicas: Amazon, Facebook, Apple, Google y Microsoft.

Europa necesita participar en este proceso. Una infraestructura europea de IA, con entornos de aprendizaje de fuente abierta que respeten la vida privada, entornos de ensayo en condiciones reales y conjuntos de datos de alta calidad para el desarrollo y la formación de sistemas de IA, completados con un sistema europeo de certificación y etiquetado de la IA, podría aportar ventajas competitivas en el mercado mundial.

Anticipar las repercusiones socioeconómicas

Aunque las previsiones difieren en cuanto a su velocidad y su alcance, la cuarta revolución industrial, al igual que ocurrió con la primera en el siglo XIX, tendrá repercusiones enormes en el mundo del trabajo. Pero esta vez afectará tanto al trabajo poco cualificado como al cualificado y, por ende, a los sistemas de seguridad social.

La UE, los gobiernos nacionales y los interlocutores sociales deberían aunar fuerzas para determinar qué sectores laborales se verán afectados por la IA, en qué medida y en qué horizonte temporal; deberían buscar soluciones para amortiguar adecuadamente la incidencia en el empleo, la naturaleza del trabajo, los sistemas de seguridad social y la (des)igualdad. Además debería fomentarse la inversión en los sectores del mercado laboral en los que la IA tiene poca o ninguna influencia.

Los gobiernos, en cooperación con los interlocutores sociales, son capaces de determinar la manera en que la IA se desarrolla y aplica en el lugar de trabajo. En una época en que las máquinas aprenden cada vez más por sí solas, sustituyendo la capacidad intelectual y las habilidades cognitivas, rastreando y controlando a los trabajadores, y determinando y distribuyendo el trabajo sin intervención humana, mediante algoritmos, resulta indispensable desarrollar estrategias laborales para el desarrollo y el despliegue de la IA en el entorno laboral, a fin de lograr que complemente a los humanos y las máquinas, en vez de ocupar el lugar de los trabajadores. Asimismo, se necesitan estrategias para asegurarse de que estos mantienen su autonomía en trabajos con máquinas cada vez más inteligentes.

Por este motivo, Europa necesita invertir en educación. La Coalición por las capacidades y los empleos digitales de la CE es una iniciativa importante, pero también se necesita inversión en el aprendizaje, la educación y la formación formales e informales para todos, de modo que se vele no solo por la capacitación de las personas para trabajar con la IA, sino también por el desarrollo de aquellas competencias que la IA no puede o no debe adquirir. Además, dado que solo el 16,7 % de los expertos en TIC son mujeres (aun cuando estas constituyen el 46 % de la población activa), se debería animar en particular a las mujeres jóvenes a interesarse por este ámbito y romper la gran homogeneidad de este entorno, en el que trabajan principalmente hombres jóvenes blancos.

Cuestiones jurídicas en torno a la IA

Los avances tecnológicos suelen abrir un debate sobre la necesidad de nuevas leyes, o incluso de planteamientos jurídicos totalmente innovadores, en caso de que los actuales dejaran de ser aplicables. Lo mismo sucede con la IA y los sistemas autónomos. Se escuchan voces que abogan por una «regulación» de la IA, pues se trataría de una tecnología no regulada de manera alguna; hay incluso quienes proponen que se defina un estatuto jurídico específico para la IA. Pero, ¿puede decirse que nos aventuramos, desde el punto de vista jurídico, en territorio inexplorado? La verdad es que no, en absoluto.

No debemos olvidar que disponemos de leyes y normativas sólidas que se aplican a la IA de la misma manera que se aplican a otras tecnologías. Entre ellas se cuentan diferentes normativas relativas a la seguridad de los productos, la responsabilidad por daños causados por productos defectuosos y la responsabilidad objetiva o por riesgo creado, normas de tráfico y transporte, normas y requisitos aplicables a los equipamientos médicos, normas sobre salud y seguridad en el lugar de trabajo, normas y requisitos en materia de medio ambiente y energía, normas ISO y certificaciones europeas y por último, aunque no por ello menos importante, nuestros derechos fundamentales. No obstante, es necesario llevar a cabo una evaluación pormenorizada de la legislación y la reglamentación de la UE en las seis áreas de interés indicadas por la STOA (Unidad de Prospectiva Científica del Parlamento Europeo) como susceptibles de revisión o adaptación.

También se ha debatido la posibilidad de crear alguna nueva forma de personalidad jurídica para los robots o la IA. En primer lugar, un constructo de este tipo resulta innecesario, ya que existen regímenes de responsabilidad muy amplios que ya cubren la cuestión de la responsabilidad civil por productos, incluidas aquellas situaciones en las que puede haber varias partes (parcialmente) responsables, e incluso la de la responsabilidad objetiva, según la cual, en caso de autonomía de la acción, se atribuye la responsabilidad a otra parte. Solo hay que pensar en los estrictos regímenes de responsabilidad civil para cubrir los daños causados por animales (así, no demandamos al perro que ha mordido a un niño, sino a su dueño, aun cuando aquel haya actuado de manera autónoma) o los causados por niños (tampoco demandamos al niño que ha roto la ventana del vecino con su pelota, sino a sus padres, aun cuando el niño actuara de manera autónoma). Sin embargo, un aspecto todavía más importante es que la creación de una personalidad jurídica para los robots o la IA minaría el efecto corrector preventivo de la legislación en materia de responsabilidad y podría engendrar un riesgo moral tanto en el desarrollo como en el uso de la IA, al crear posibles situaciones de abuso. Esta fue la posición respaldada por la práctica totalidad de los miembros de CESE en su dictamen aprobado el 31 de mayo de 2017.

Para saber más: 

► Catelijne Muller es experta en IA y su incidencia en la sociedad. Preside el Grupo de Estudio Temporal sobre Inteligencia Artificial y es ponente del dictamen del CESE sobre la IA y sus consecuencias para la sociedad. Es miembro del Grupo de expertos de alto nivel de la UE sobre la IA y fundadora de ALLAI Nederland, una plataforma de los Países Bajos sobre la IA. Asesora a la Confederación de Sindicatos de Profesiones Liberales de los Países Bajos en el área de política de la UE, IA y sociedad digital, y forma parte de los 52 miembros del Consejo mundial sobre inteligencia ampliada.

 

 

Histórico de noticias
¿Otros cien años esperando la igualdad de género? Nos merecemos algo mejor.

En la última década hemos presenciado en toda Europa una reacción visible y organizada en contra de la igualdad de género y los derechos humanos, según...

El futuro de Europa está en manos de sus ciudades y regiones

Cuando los ciudadanos vayan a votar entre el 23 y 26 de mayo en las elecciones europeas "para decidir el tipo de Europa que desean, la UE debe ofrecer algo...

Una Europa unida podrá impulsar una transición sostenible a escala mundial

La Unión Europea ha garantizado la paz durante los últimos setenta años , algo excepcional en la historia de Europa. Es nuestro deber preservarla y también...

El eslabón perdido de la integración europea

"Las elecciones europeas tendrán lugar el 26 de mayo y la situación de crisis permanente no invita al optimismo. Entre el riesgo de una abstención récord y...

Europa ha salvado a los bancos, ahora toca salvar a los ciudadanos

Europa ha salvado a los bancos, ahora toca salvar a los ciudadanos. La introducción de una renta mínima, garantizada por la UE, enviaría una señal concreta...

La necesaria normalización de las migraciones en la Unión Europea

Un fantasma recorre la UE: el fantasma del nacionalismo, del populismo, de la xenofobia… un fantasma que galopa a lomos de la ignorancia y el prejuicio. Un...

“Telecoplamiento” y porque necesitamos una ruptura

Los consumidores tenemos "el poder de actuar y realizar acciones simples que ayuden a proteger nuestra tierra" aseguran el Secretario Ejecutivo de la...

¿Un "vicepresidente" de la UE "para la Democracia" y contra la "fake news"?

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE). - Teniendo en cuenta el complejo puzzle que ha resultado de las elecciones europeas del domingo, el próximo presidente...

La responsabilidad de los líderes políticos

Las normas internacionales de derechos humanos, como el Plan de Acción de Rabat, exigen que los líderes políticos se abstengan de cualquier incitación al...

Un presupuesto europeo para España

A unos 120 días para las elecciones europeas, los representantes electos de los más de 500 millones de ciudadanos que conforman la Unión vamos cerrando los...

Por un consumo sostenible en Europa

El debate sobre el medio ambiente viene centrándose en gran medida, desde hace más de treinta años, en la cuestión del desarrollo sostenible. No obstante,...

Andalucía abre un escenario electoral aún más incierto en España

La irrupción de Vox en las elecciones andaluzas y la posibilidad de que se forme un bloque conservador que acabe con 40 años de Gobierno socialista en...

Un pacto europeo finanzas-clima

En uno de sus dictámenes recientes, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) aporta su contribución al debate necesario sobre la lucha contra el cambio...

Constitución, clave para que una España al filo del abismo llegara a Europa

La Constitución fue clave para abrir Europa a una España pobre y convulsa, con una inflación del 30 % y al borde del abismo macroeconómico, al fijar el...

¡Es la cultura, estúpidos!

Hoy, que asistimos a un constante aumento del extremismo, a un cuestionamiento de la identidad común europea por parte de la ciudadanía que no tiene...

La protección civil requiere un compromiso mayor y más concreto por parte de la UE

La protección civil requiere un compromiso mayor de la Unión Europea (UE) para hacer frente a problemas como el cambio climático, según explica en una...

España a la vanguardia de la inversión social en Europa

España está a la vanguardia de la inversión social en Europa, afirma en una tribuna en exclusiva para EuroEFE Miguel Ángel Cabra de Luna, consejero del...

Migraciones y refugio: de las narrativas de hostilidad a las narrativas de hospitalidad

La inmigración está centrando gran parte de los debates que se están produciendo en el ámbito de la UE a pocos meses de las elecciones europeas, lo que...

El peso político de un partido se mide en Europa

Ante las próximas elecciones europeas, la UE necesita los mejores políticos para afrontar grandes retos como los populismos o nacionalismos, el terrorismo,...

Los próximos presupuestos de la UE: crónica de una rendición

Sólo unos presupuestos fuertes y ambiciosos podrían aportar instrumentos de acción —y esperanza— a los responsables políticos europeos ante una ciudadanía...

La inteligencia artificial requiere un enfoque basado en el control humano

Necesitamos enfocar la cuestión de la inteligencia artificial (IA) partiendo del control humano, de modo que las máquinas continúen siendo máquinas y los...

La nueva política de plásticos de un solo uso

"La nueva política de plásticos de un solo uso se puede convertir no en un problema, sino en una importante oportunidad de negocio para la industria del...

Los retos de Europa en materia fiscal

"La eliminación de las barreras fiscales para impulsar el mercado único y fomentar el comercio ha sido lenta. Son muchos los Estados miembros que aplican...

Nicaragua 451: la solución final y la decisión final

Considerado hasta hace poco como uno de los países más seguros de Centroamérica, Nicaragua atraviesa una ola de protestas para exigir una mayor...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información