25 de junio de 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110

Los próximos presupuestos de la UE: crónica de una rendición

 Fotografía de Javier Doz Orrit, miembro del Grupo de Trabajadores del Comité Económico y Social Europeo (CESE) cedida por esta organización. EFE

Fotografía de Javier Doz Orrit, miembro del Grupo de Trabajadores del Comité Económico y Social Europeo (CESE) cedida por esta organización. EFE

Sólo unos presupuestos fuertes y ambiciosos podrían aportar instrumentos de acción —y esperanza— a los responsables políticos europeos ante una ciudadanía enfadada y perpleja, y en perfectas condiciones para ser manipulada, mantiene en una tribuna para EuroEFE Javier Doz, miembro del Grupo de Trabajadores del Comité Económico y Social Europeo (CESE). 

(Las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de sus autores, y no pueden ser atribuidas a EuroEFE.EURACTIV.es ni a ninguno de los asociados de la red europea de EURACTIV ni a la Agencia EFE)

El pasado 2 de mayo, la Comisión Europea presentó su propuesta de Marco Financiero Plurianual (MFP) para 2021-2027 de la Unión Europea (UE). Desde entonces hemos ido conociendo numerosas propuestas legislativas sectoriales que terminan de configurar la compleja arquitectura jurídica de los próximos presupuestos plurianuales de la UE.

La Comisión prevé para los siete años un gasto total de 1.134.583 millones de euros (constantes de 2018, en todo este artículo). Es un aumento del 5 % respecto al actual MFP 2014-2020, pero al referirse a períodos de siete años supone en realidad una disminución respecto al volumen de la economía de la UE de 27 Estados miembros (UE27): pasa del 1,16 % de la Renta Nacional Bruta (RNB) al 1,11 %. Así se baja un escalón más en un proceso que se inició en la década de los noventa, retroceso que es un nuevo síntoma del momento de crisis política que vive la UE, crisis que parece que nadie tiene la voluntad y capacidad de enfrentar. Tampoco la Comisión, que en esta ocasión se ha rendido antes de presentar combate al comprobar que, además del cada vez más nutrido grupo de gobiernos euroescépticos, el holandés capitaneaba a doce gobiernos que quieren que la totalidad de la aportación neta del Reino Unido a la UE (unos 10.000 millones de euros anuales) se recorte.

La Comisión, tal vez acuciada por el razonable deseo de que el MFP se apruebe en la cumbre de la rumana ciudad de Sibiu (9 de mayo de 2019), antes de la celebración de las elecciones europeas (23 a 26 de mayo de 2019), decidió que más de la mitad (70.000 millones) de la aportación británica neta se recorte y la otra mitad se cubra con nuevos recursos propios de la UE.

Pero esta renuncia es inexcusable. Con las consecuencias sociales de la crisis vivas en muchos países, con la crisis política europea más abierta aún y el debate sobre la reforma de la UEM y la UE abierto y sin una perspectiva de solución clara, con una vecindad y un mundo llenos de viejos y nuevos riesgos geopolíticos —entre ellos el ascenso electoral de partidos nacionalistas y de extrema derecha y el surgimiento de líderes y gobiernos autoritarios cuyas conductas chocan con los principios y valores de la UE—, sólo unos presupuestos fuertes y ambiciosos podrían aportar instrumentos de acción —y esperanza— a los responsables políticos europeos ante una ciudadanía enfadada y perpleja, y en perfectas condiciones para ser manipulada.

Hay una parte positiva de la propuesta de la Comisión. La estructura, los elementos de flexibilidad y las sinergias que introduce mejoran la versión vigente. También hay que reconocer que están bien escogidas casi todas las prioridades de gasto: I+D+i, con 91.000 millones (+31 %) para el programa Horizonte; migración y fronteras, con 30.800 millones (+210 %) —¡pero sin tener una política común!—; Erasmus +, con 26.300 millones (+93 %); e Inversiones estratégicas, con 44.400 millones (+39 %). Hay dos programas nuevos: Fondo Europeo de Defensa, con 11.500 millones —aunque quedan pendientes, eso sí, los límites éticos a la investigación y producción en este sector industrial—; y Programa de Apoyo a las Reformas, con 22.200 millones.

El problema es que el aumento en estos ámbitos se hace a costa de severos recortes en las políticas de cohesión (-37.000 millones: -10 %) y en la Política Agrícola Común (PAC) (-60.000 millones: -15 %). Resulta inaceptable que cuando se tiene que hacer frente a las consecuencias de la crisis en la cohesión social de muchos Estados miembros, el Fondo de Cohesión se reduzca en un 46 %, el de Desarrollo Regional en un 12 % y el Social Europeo en un 6 %. Y que la nueva reforma de la PAC, muy ligada a los objetivos de preservación climática, no vaya a poder financiarse adecuadamente.

El análisis crítico del MFP post 2020, contenido en el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo (CESE) que se debatirá el 19 de septiembre con la asistencia del comisario Günther Oettinger, se complementa con propuestas de los representantes de la sociedad civil europea. Las principales: los recursos deben aumentar hasta el 1,3 % de la RNB (como pide también el Parlamento Europeo) y financiarse con recursos propios de la UE, poniendo en marcha las propuestas impositivas del Grupo de Alto Nivel que presidió Mario Monti (IVA, sociedades con la nueva base común consolidada, a las multinacionales de la economía digital, transacciones financieras, emisiones de carbono, etc.); la cohesión y la PAC deben tener recursos al menos equivalentes a los del MFP vigente; hay que flexibilizar las condiciones de cofinanciación de las inversiones mediante los fondos existentes para los países con mayores problemas; debe aprobarse un programa específico para que los Estados puedan financiar el Pilar Europeo de los Derechos Sociales (Declaración de Gotemburgo en 2017); son necesarias más inversiones para cerrar la gran brecha que la crisis ha creado; y hay que priorizar todas las acciones que tiendan a impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU.

Manifestar la inequívoca voluntad de aprobar unos presupuestos ambiciosos, al servicio de los intereses de las grandes mayorías, es más importante que aprobar unos malos presupuestos antes de las elecciones europeas. Lo mismo cabe decir de la reforma de la UE. Los retos y los riesgos son demasiado grandes.

Para saber más:

Javier Doz es consejero del CESE, por CCOO y ponente del Dictamen ECO/460 sobre el MFP 2021-2027 del CESE

Histórico de noticias
Europa debe declarar la emergencia climática

El director ejecutivo de Greenpeace en España, Mario Rodríguez, considera que "Europa debe declarar la emergencia climática" cuanto antes, convencido de que...

El colapso democrático está por llegar: ¿Cómo podemos evitarlo?

El gran debate nacional en Francia (2019), la legalización del aborto impulsada por la Asamblea ciudadana irlandesa (2019), la creación de una asamblea...

¿Otros cien años esperando la igualdad de género? Nos merecemos algo mejor.

En la última década hemos presenciado en toda Europa una reacción visible y organizada en contra de la igualdad de género y los derechos humanos, según...

“Telecoplamiento” y porque necesitamos una ruptura

Los consumidores tenemos "el poder de actuar y realizar acciones simples que ayuden a proteger nuestra tierra" aseguran el Secretario Ejecutivo de la...

¿Un "vicepresidente" de la UE "para la Democracia" y contra la "fake news"?

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE). - Teniendo en cuenta el complejo puzzle que ha resultado de las elecciones europeas del domingo, el próximo presidente...

La responsabilidad de los líderes políticos

Las normas internacionales de derechos humanos, como el Plan de Acción de Rabat, exigen que los líderes políticos se abstengan de cualquier incitación al...

El futuro de Europa está en manos de sus ciudades y regiones

Cuando los ciudadanos vayan a votar entre el 23 y 26 de mayo en las elecciones europeas "para decidir el tipo de Europa que desean, la UE debe ofrecer algo...

Una Europa unida podrá impulsar una transición sostenible a escala mundial

La Unión Europea ha garantizado la paz durante los últimos setenta años , algo excepcional en la historia de Europa. Es nuestro deber preservarla y también...

El eslabón perdido de la integración europea

"Las elecciones europeas tendrán lugar el 26 de mayo y la situación de crisis permanente no invita al optimismo. Entre el riesgo de una abstención récord y...

Europa ha salvado a los bancos, ahora toca salvar a los ciudadanos

Europa ha salvado a los bancos, ahora toca salvar a los ciudadanos. La introducción de una renta mínima, garantizada por la UE, enviaría una señal concreta...

La necesaria normalización de las migraciones en la Unión Europea

Un fantasma recorre la UE: el fantasma del nacionalismo, del populismo, de la xenofobia… un fantasma que galopa a lomos de la ignorancia y el prejuicio. Un...

Un presupuesto europeo para España

A unos 120 días para las elecciones europeas, los representantes electos de los más de 500 millones de ciudadanos que conforman la Unión vamos cerrando los...

Por un consumo sostenible en Europa

El debate sobre el medio ambiente viene centrándose en gran medida, desde hace más de treinta años, en la cuestión del desarrollo sostenible. No obstante,...

Andalucía abre un escenario electoral aún más incierto en España

La irrupción de Vox en las elecciones andaluzas y la posibilidad de que se forme un bloque conservador que acabe con 40 años de Gobierno socialista en...

Un pacto europeo finanzas-clima

En uno de sus dictámenes recientes, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) aporta su contribución al debate necesario sobre la lucha contra el cambio...

Constitución, clave para que una España al filo del abismo llegara a Europa

La Constitución fue clave para abrir Europa a una España pobre y convulsa, con una inflación del 30 % y al borde del abismo macroeconómico, al fijar el...

¡Es la cultura, estúpidos!

Hoy, que asistimos a un constante aumento del extremismo, a un cuestionamiento de la identidad común europea por parte de la ciudadanía que no tiene...

La protección civil requiere un compromiso mayor y más concreto por parte de la UE

La protección civil requiere un compromiso mayor de la Unión Europea (UE) para hacer frente a problemas como el cambio climático, según explica en una...

España a la vanguardia de la inversión social en Europa

España está a la vanguardia de la inversión social en Europa, afirma en una tribuna en exclusiva para EuroEFE Miguel Ángel Cabra de Luna, consejero del...

Migraciones y refugio: de las narrativas de hostilidad a las narrativas de hospitalidad

La inmigración está centrando gran parte de los debates que se están produciendo en el ámbito de la UE a pocos meses de las elecciones europeas, lo que...

El peso político de un partido se mide en Europa

Ante las próximas elecciones europeas, la UE necesita los mejores políticos para afrontar grandes retos como los populismos o nacionalismos, el terrorismo,...

Los próximos presupuestos de la UE: crónica de una rendición

Sólo unos presupuestos fuertes y ambiciosos podrían aportar instrumentos de acción —y esperanza— a los responsables políticos europeos ante una ciudadanía...

La inteligencia artificial requiere un enfoque basado en el control humano

Necesitamos enfocar la cuestión de la inteligencia artificial (IA) partiendo del control humano, de modo que las máquinas continúen siendo máquinas y los...

La nueva política de plásticos de un solo uso

"La nueva política de plásticos de un solo uso se puede convertir no en un problema, sino en una importante oportunidad de negocio para la industria del...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información