980x90
Euroefe
 
Euractiv

Hay que controlar las prótesis mamarias si hay indicios de mala calidad, según el TJUE

SALUD | 17 de febrero de 2017

En el caso de que existan indicios de que los implantes de prótesis mamarias puedan no ajustarse a los requisitos de calidad europeos, los organismos competentes deben adoptar "todas las medidas necesarias" para controlarlos. (Foto: Hospital de Bellvitge )

Bruselas (EuroEFE) .- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado que en el caso de que existan indicios de que los implantes de prótesis mamarias puedan no ajustarse a los requisitos de calidad europeos, los organismos competentes deben adoptar "todas las medidas necesarias" para controlarlos.

El TJUE ha dictado sentencia sobre la reclamación de una ciudadana alemana, Elisabeth Schmitt, que se implantó prótesis mamarias que, según supo después, no eran de buena calidad, por lo que decidió retirárselas, un asunto que debe resolver ahora el tribunal alemán.

En la sentencia, el TJUE considera que el órgano nacional encargado de evaluar la calidad del producto -en este caso TÜV Rheinland- no está obligado, con carácter general, a realizar inspecciones sin previo aviso, salvo que haya indicios de mala calidad en el producto.

La sentencia se refiere a una cuestión prejudicial, planteada por el tribunal alemán, que dudaba sobre cómo interpretar la directiva europea de productos sanitarios al recibir la reclamación de una mujer, que reclamaba a TÜV Rheinland una indemnización de 40.000 euros por daños y perjuicios.

El Tribunal Supremo Civil y Penal de Alemania deberá ahora resolver el caso con esta interpretación del TJUE.

Dos años después de la operación, las autoridades francesas constataron que el fabricante, de origen francés, había producido implantes a base de silicona industrial que no era conforme a las normas de calidad.

Schmitt decidió retirarse los implantes y pidió además a TÜV Rheinland que se declarara responsable de cualquier daño material futuro, al considerar que podría haber comprobado albaranes y facturas y constatar que la silicona utilizada no estaba autorizada.

El fabricante francés se declaró insolvente.

Salud

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.