Euroefe
 
Euractiv
Mediterráneo Volver a la sección

Libia pide invertir en África Central para frenar la inmigración hacia la UE

INMIGRACIÓN | 09 de febrero de 2017

Guardacostas libios interceptan una embarcación de inmigrantes en las costas de su país el 4 de febrero de 2017. EFE/EPA/STR

Roma (EuroEFE).- Libia considera que la comunidad internacional debe invertir en el centro de África para reducir el flujo migratorio que cruza ese país en dirección a la Unión Europea (UE), dijo el vicepresidente del Consejo Presidencial libio, Ahmed Maiteeg.

Al participar en Roma en un foro sobre cooperación, Maiteeg hizo hincapié en que Libia es un Estado de tránsito, no de origen de los inmigrantes.

Por ello, defendió la necesidad de que "los países europeos y el resto del Mediterráneo trabajen juntos para atajar la fuente" de ese fenómeno: "la escasez de oportunidades" en las naciones centroafricanas.

A su juicio, "muchos países sufren una escasez de inversiones, de oportunidades, y tenemos que trabajar cada vez más para crear oportunidades en los lugares de origen de los inmigrantes que viajan hacia Europa".

Según Maiteeg, "otro aspecto muy importante" es que el Gobierno libio, con ayuda de los Estados europeos, "invierta más" en el control de la frontera sur de Libia, que los inmigrantes atraviesan para seguir su periplo hacia Europa.

En este sentido, dijo que el control de las fronteras no solo pasa por aumentar su seguridad, sino también por la mejora de la educación y la situación laboral "al otro lado de los confines" libios.

Y es que, en su opinión, otra de las formas con las que se puede atajar la inmigración es la educación: "esto puede mejor la calidad de vida de la gente que viaja hacia Europa y los inmigrantes podrán quedarse en sus países e invertir más".

El vicepresidente del Consejo Presidencial libio, designado en Trípoli por Naciones Unidas, mantuvo una reunión con el ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano, en la que abordaron el acuerdo firmado recientemente por ambos países para contener la inmigración irregular.

En declaraciones a los medios, Maiteeg refirió brevemente que con Alfano analizó "cómo resolver los muchos problemas" que se dan en el Mediterráneo y estimó que "2017 será un año muy positivo en las relaciones entre Libia e Italia".

Por su parte, el jefe de la diplomacia italiana explicó que el pacto es "bueno", pero que en ningún caso es "una varita mágica".

"Este acuerdo no significa que mañana por la mañana se resolverán todos los problemas, sino que finalmente hay alguien en la otra parte del Mediterráneo capaz de firmar", indicó, para criticar la gestión de la UE del fenómeno migratorio en esta zona.

Apuntó que los países comunitarios debaten cómo si lo estuvieran haciendo en "un chat de Whatsapp", en el que reina la confusión con la intervención de múltiples personas que cambian constantemente de tema.

Alfano resumió el objetivo del acuerdo, al recordar que para Italia "la estabilidad de Libia significa más seguridad y menos inmigración".

Señaló que, pese a la división en la que está sumida Libia desde la revolución de 2011, Italia también está colaborando y "trabajando muy bien" con el este del país, controlado desde Tobruk por el general Jalifa Hafter.

Mediterráneo

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.