Euroefe
 
Euractiv
Mediterráneo Volver a la sección

Merkel y Al Sisi comprometidos a luchar contra la inmigración ilegal

INMIGRACIÓN | 03 de marzo de 2017

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi (d), estrecha la mano de la canciller alemana, Angela Merkel (i), durante una rueda de prensa tras su reunión en el palacio presidencial de El Cairo, Egipto, el 2 de marzo de 2017. EFE/Khaled Elfiqi

El Cairo (EuroEFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, viajó a El Cairo para estrechar la colaboración con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y buscar una solución a la inmigración ilegal que llega a suelo europeo.

En una rueda de prensa conjunta en el palacio presidencial de Al Itihadiya, la jefa del Gobierno alemán aseveró que Egipto ya "tiene millones de refugiados" entre sus fronteras, y afirmó que "hay que luchar y acabar con los traficantes de personas desde las costas egipcias".

Merkel ofreció su ayuda a Al Sisi para "mejorar la situación" de los solicitantes de asilo que se encuentran en Egipto, y señaló que Alemania "va a seguir protegiendo la frontera egipcia para impedir la inmigración", prestándole toda la vigilancia posible.

Por su parte, Al Sisi estudió con Merkel la posibilidad de que unos mil egipcios que han demandado asilo en Alemania vuelvan a su país.

El objetivo de esta reunión, gracias a la cooperación con Alemania, es el de "impedir el flujo migratorio", según Al Sisi, que incidió en el hecho de que en Egipto "no hay campos de refugiados, ya que los cinco millones de migrantes que se encuentran en este país viven entre los egipcios".

Ante la cuestión del conflicto libio, Merkel alabó el papel de mediador que desempeña Egipto junto a Argelia y Túnez, con el fin de llegar a una solución para la crisis en Libia.

La canciller alemana aseguró que la Unión Europea (UE) tiene que apoyar de manera conjunta todos los esfuerzos posibles para lograr la paz en Libia, ya que "hay que trabajar para conseguir que estos esfuerzos tengan éxito", porque esto supondrá "un gran paso para la lucha contra el terrorismo".

Egipto ha sido muy criticado en diversos ámbitos, en particular el de las ONG, por su represión a los activistas que luchan por los derechos humanos en el país; y por ese motivo, Merkel ha reafirmado la "importancia de la sociedad civil" ya que "las propias ONG ayudan a luchar contra los terroristas".

El Parlamento egipcio aprobó a finales del pasado noviembre una ley que exige que las ONG le pidan permiso para recibir financiación extranjera y les prohíbe enviar dinero fuera de Egipto sin su aprobación.

Al Sisi manifestó que "siempre nuestros amigos en Europa hablan sobre este tema, pero nosotros intentamos conseguir un equilibrio entre los derechos humanos y las medidas de seguridad que hay que tomar para hacer frente al terrorismo que golpea Egipto, y que volvió recientemente a las iglesias".

El presidente egipcio aseguró que existe un avance en las relaciones bilaterales con Alemania, a la que agradeció su apoyo a las reformas económicas en Egipto y por buscar la cooperación necesaria para impedir el flujo de los inmigrantes ilegales, así como para luchar contra el extremismo.

Antes de la rueda de prensa, Merkel y Al Sisi inauguraron tres plantas de electricidad de la compañía alemana Siemens y la egipcia Orascom para reafirmar su cooperación en materia económica.

La canciller alemana llegó a Egipto en el marco de su novena visita al continente africano, con el fin de hablar con Al Sisi sobre la crisis de los refugiados y la cooperación económica, así como para ofrecer oportunidades laborales para las compañías alemanas en Egipto, y para saber cómo la economía alemana puede ayudar a crear empleos y posibilidades de formación laboral a los jóvenes egipcios.

Merkel visitará mañana Túnez y se reunirá con el primer ministro tunecino, Yusef Chahed, para abordar los mismos temas referidos a la crisis de los refugiados.

Esta doble visita de la canciller no pretende tanto lograr acuerdos concretos a corto plazo como dar un impulso a las relaciones bilaterales y buscar una cooperación estrecha a largo término, de modo que los frutos de este viaje se puedan ir recogiendo en los próximos meses.

La jefa del Gobierno alemán, no obstante, ha apuntado en varias ocasiones que aspira a firmar con distintos países africanos acuerdos similares al suscrito con Turquía para frenar los flujos migratorios provenientes de ese país.

El Gobierno alemán lleva meses destacando la importancia de que la Unión Europea (UE) trabaje con África para resolver la crisis de los refugiados y los problemas de fondo que la han provocado.

Mediterráneo

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.