Euroefe
 
Euractiv
Latinoamérica Volver a la sección

La vicepresidenta de Panamá defiende en la Eurocámara que su país no es paraíso fiscal

PANAMÁ | 24 de marzo de 2017

Foto de archivo de la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo de Alvarado, junto al presidente panameño, Juan Carlos Varela, en el acto de instalación del Comité Independiente de Expertos para el Centro de Servicios Financieros de Panamá el 29 de abril de 2016. EFE

Bruselas (EuroEFE).- La vicepresidenta y ministra de Asuntos Exteriores de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, defendió este jueves en el Parlamento Europeo que su país "no es un paraíso fiscal" y que sus esfuerzos contra la evasión fiscal para evitar escándalos como el de los llamados Papeles de Panamá "van más allá de las palabras".

La vicepresidenta aseguró que Panamá está inmerso en una hoja de ruta por adaptarse a "los más altos estándares de transparencia y cooperación internacional en el ámbito del intercambio de información fiscal".

Unas medidas que se han acelerado, señaló, tras la publicación de los papeles de Panamá, una polémica que -dijo- "lleva el nombre del país, pero no lo representa".

Apuntó que la llegada del actual Gobierno de Juan Carlos Varela ha sido un punto de inflexión en esos esfuerzos.

"Tengo que reconocer que hubo dos o tres años donde se bajó la guardia", dijo en referencia al periodo anterior.

La canciller enumeró el conjunto de medidas adoptadas para hacer frente al "duro golpe reputacional" que dijo sufrió el país y que motivó en el propio Parlamento Europeo la creación de una comisión de investigación.

El eurodiputado de ICV Ernest Urtasun trasladó a la vicepresidenta su "preocupación" sobre que Panamá "se quede en lo declarativo" en el ámbito de la transparencia fiscal y reclamó que sean públicas las conclusiones del comité panameño de investigación del que recordó salieron algunos miembros como el Nobel de Economía Joseph Stiglitz.

"Puede estar seguro de que no son solo grandes palabras, que es en serio, estamos dando pasos en firme", defendió Alvarado, que pidió al mismo tiempo "un periodo transicional" para implementar todas las medidas.

Tanto el copresidente de Eurolat, Ramón Jáuregui (PSOE), como los eurodiputados de PP Luis De Grandes, José Ignacio Salafranca y Gabriel Mato, coincidieron en apuntar la voluntad de la vicepresidencia por acudir a la Eurocámara.

"Es injusto que se confunda a su país con los papeles. Es de alguien que no conoce Latinoamérica. Su país es respetuoso y hay que analizarlo con generosidad y justicia", dijo De Grandes.

Latinoamérica

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.