Euroefe
 
Euractiv
Latinoamérica Volver a la sección

México reivindica su atractivo inversor y el libre comercio con la UE

MÉXICO | 05 de abril de 2017

Foto cedida por la Presidencia de México del presidente del país, Enrique Peña Nieto (d), y el primer ministro danés, Lars Løkke Rasmussen (2i), se toman una fotografía el 4 de abril de 2017, durante la inauguración de la Terminal Especializada de Contenedores II de la naviera danesa Maersk, en el puerto de Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacán (México). EFE/Presidencia

México (EuroEFE).- Con la apertura este martes de una terminal de la naviera danesa Maersk, México reforzó su atractivo para los inversores extranjeros y su apuesta por diversificar sus mercados y actualizar su tratado comercial con la Unión Europea (UE), en el marco de una visita del primer ministro danés, Lars Løkke.

"Reafirmamos nuestra convicción en el libre comercio, en la apertura al mundo y en la construcción de puentes. Que esta sea la fórmula y mecanismo que depare el bienestar de nuestra sociedad", dijo el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en la inauguración de esta obra en el puerto de Lázaro Cárdenas, en el Pacífico mexicano, que requirió de una inversión de 400 millones de dólares.

Al cumplirse 190 años de relaciones diplomáticas, la visita de dos días de Løkke, aún siendo Dinamarca un socio menor, ha llegado cargada de un especial significado para una nación embarcada en un proceso de diversificación de mercados.

Se trata del primer gobernante extranjero que visita México desde que Donald Trump asumió la Presidencia de EE.UU. el 20 de enero con un discurso contrario al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) al considerar que perjudica su país en beneficio de México, que destina el 80 % de sus exportaciones al vecino del norte.

"Debemos destruir la barrera al comercio, no construir nuevos muros, ni barreras", señaló Løkke, en una clara alusión a la valla que el republicano quiere construir a lo largo de toda la frontera común con México.

Entre 2015 y 2016, el comercio entre Dinamarca y México creció 29 % hasta situarse en 847 millones de dólares, y existen 231 empresas con inversión danesa en México.

Mientras en Bruselas (Bélgica) se celebra la tercera ronda de negociaciones para modernizar su Acuerdo Global -que data de 2000 e incluye un tratado comercial, el TLCUEM- desde este lado del Atlántico ambos gobernantes remarcaron en varias ocasiones la importancia del libre comercio.

"Dinamarca apoya la modernización del TLC entre México y la Unión Europea", dijo, rotundo, el primer ministro danés, quien en abril del pasado año recibió la visita de Peña Nieto, el primer gobernante mexicano en pisar el país nórdico en una visita de Estado.

Además de mostrar el apoyo al libre comercio, esta visita también ha servido para estrechar lazos con Dinamarca -se firmó una declaración para fortalecer su asociación estratégica- y visibilizar el apetito inversor hacia México.

De 1999 a 2016, este rico país de menos de seis millones de habitantes invirtió en México 2.392 millones de dólares.

Fue en este punto, el magnetismo de México incluso para empresarios de naciones lejanas, donde Peña Nieto puso el mayor énfasis en las intervenciones junto a su homólogo danés.

La visita de Løkke "viene a reafirmar el interés para invertir en México", un país que "despierta el interés de otras naciones para expandirse", aseguró el mandatario.

México registró el año pasado 26.783,6 millones de dólares en inversión extranjera directa (IED), una cifra sustancial, pero 5,8 % inferior a los 28.382,3 millones de dólares del 2015.

A este factor, atribuible en parte a la incertidumbre generada por el fenómeno Trump, se les sumó la inesperada cancelación en enero de una planta automotriz de 1.600 millones de dólares de Ford, lo que desató todas las alarmas.

El especialista en Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey Manuel Valencia, explicó a Efe que esta visita ha tenido un carácter "simbólico", y su fin ha sido el de escenificar el acercamiento "estratégico" a nuevos mercados de México.

Aunque Dinamarca es un país "pequeño como mercado", las inversiones danesas en el país en sectores como los puertos o la minería pueden ser importantes, apuntó.

Además, indicó, por sus buenos indicadores económicos y políticos la nación nórdica es un ejemplo a seguir.

No obstante, el experto criticó que el Gobierno mexicano no sea "claro" a la hora de difundir su plan de trabajo, por lo que no se puede enmarcar exactamente la visita en la búsqueda de inversión extranjera o si también forma parte del interés anunciado por el Ejecutivo de diversificarse.

"México tiene que mirar hacia América Latina, Europa y Asia, pensando que no tendrá la solución a todo en América del Norte", agregó.

Latinoamérica

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.