17 de noviembre de 2017
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110
Europarlamento

La UE, preocupada por el desplazamiento de la migración y el contrabando en Libia

 Manifestación en septiembre de 2017 contra la ley de reconociliación económica, que dejaría impune la corrupción durante la dictadura en Túnez, el único país donde arraigó la Primavera Arabe. (Mohamed Messara EFE/EPA)

Manifestación en septiembre de 2017 contra la ley de reconociliación económica, que dejaría impune la corrupción durante la dictadura en Túnez, el único país donde arraigó la Primavera Arabe. (Mohamed Messara EFE/EPA)

Túnez (EuroEFE).- El desplazamiento hacia el oeste de las mafias dedicadas en Libia al tráfico de migrantes y el poder de los contrabandistas de combustible y armas representan la principal amenaza en el norte de África, y un motivo de creciente preocupación para la Unión Europea (UE).

Ambos temas, junto al terrorismo yihadista, la fragilidad de la transición en Túnez y el caos político en Libia que facilita la inestabilidad regional, centraron los trabajos de las dos delegaciones de miembros del Parlamento Europeo que visitaron la capital tunecina entre el 18 y el 23 de septiembre pasado.

En Libia "es imprescindible construir cuanto antes instituciones reconocibles que sean capaces de combatir en origen a esas milicias (...) y contribuir a una normalización de las migraciones", explicó a Efe el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar.

"Se trata siempre de vasos comunicantes, de modo que si ponemos un tapón (a migrantes y refugiados) en Turquía se producirá el punto caliente de la tragedia en la costa libia y si ponemos un tapón en la costa libia (...), se manifestará pasado mañana, más pronto que tarde, en algún otro punto, por ejemplo en Ceuta y Melilla", agregó.

El eurodiputado visitó Túnez, pero con la mirada puesta en Libia, junto a otros miembros de la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, con su presidenta, la francesa Marie-Christine Vergiat, a la cabeza.

Acompañados por la embajadora de la UE para Libia, Bettina Muscheidt, asentada como la mayoría de diplomáticos en Túnez debido a la inseguridad que reina en Trípoli, los europarlamentarios se reunieron con diversos políticos y representantes de la sociedad civil libia.

También lo hicieron con responsables tunecinos, que les trasmitieron sus inquietudes por cómo está afectando la crisis libia al resto de países del norte de África, con especial atención al "descontrol de las fronteras" y el desplazamiento de las mafias hacia el oeste.

Según cifras oficiales, en septiembre pasado las fuerzas de seguridad tunecinas impidieron el viaje por mar de 555 personas, el triple que el mes anterior.

Ante esta situación, los europarlamentarios volvieron a subrayar la fragilidad de las soluciones militares y apostaron de nuevo por la apertura de vías legales para la inmigración como la concesión de los llamados visados humanitarios.

El objetivo es alcanzar acuerdos "en materia de gestión de inmigración y control de fronteras y mejorar la colaboración entre los países", afirmó Vergiat.

El poder de las mafias

"Insisto en dos puntos: la política de retorno y readmisión pero también la política de liberación de visados. Es importante tener una visión más amplia sobre el rescate en el mar y la situación en Libia, de los migrantes y principalmente de aquellas personas que se encuentran en los centros de detención", agregó.

La segunda preocupación está ligada con el poder de las mafias, en particular aquellas que se lucran con el contrabando de combustible y alimentos, que atraviesan sin apenas dificultades todas las fronteras del Sahel.

Fuentes de Seguridad consultadas por Efe en la ciudad libia de Nalut calcularon que alrededor de 2,6 millones de litros de gasolina entran a diario en Túnez de forma irregular a través de la frontera de Dehiba.

Responsables argelinos han admitido que una cantidad similar se filtra a través de sus fronteras, mientras que el triángulo que forman Níger, Argelia y Libia a través del "paso del Salvador" es el epicentro de uno de los mercados negros más vastos y lucrativos del mundo: no solo de armas, también de personas, combustible y alimentos básicos como la harina, un artículo de lujo en Libia.

"Hay que combatir el tráfico ilícito de personas, pero hay que combatir todos los otros contrabandos que hay en la región", destacó a Efe Aguilar, que opinó que la capacidad europea tiene que "concentrarse" en construir instituciones capaces de ello.

Proteger la única primavera árabe

La solidez de las instituciones, y en particular de la transición en Túnez, amenazada por la inseguridad en su frontera oriental y por la aguda crisis económica que padece, centró la visita que apenas un día después emprendió una representación del grupo socialista en el Parlamento Europeo.

Enmarcada en las actividades del Foro Progresista Global, el viaje tenía como objetivo transmitir todo el apoyo a los partidos de la izquierda tunecina ante las cruciales elecciones municipales del 25 de marzo de 2018, que tras numerosos aplazamientos serán las primeras desde la caída en 2011 de la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Alí.

"Creemos que la democracia en Túnez necesita un bloque progresista fuerte y la intención es que mantengan ese diálogo entre ellos y nosotros sólo lo hemos animado. Esperamos que para las próximas elecciones puedan haber algunas alianzas", explicó Elena Valenciano, vicepresidenta del Grupo Socialista en la Eurocámara.

En la misma línea se expresó su colega Enrique Guerrero, quien aseguró que el objetivo era "hablar de relaciones estratégicas con la UE (...) que comportan seguridad, inmigración, desarrollo económico, posiciones comunes en los organismos internacionales".

Túnez es "el país más estable de la región y está en medio de un polvorín. Es muy importante para la UE tener interlocutores fuertes y tener un foco donde establecer las bases firmes de cooperación con esta parte del Mediterráneo que es totalmente estratégica para la UE", afirmó.

Pero Túnez atraviesa una crisis económica y una inestabilidad política agudizada por controvertidas decisiones adoptadas como la aprobación de la polémica ley de "reconciliación económica", que permite perdonar a todos aquellos funcionarios que se enriquecieron con la corrupción durante la época de Ben Ali y ha suscitado protestas en las calles del país donde nació la Primavera Arabe y el único en el que arraigó aquel espíritu.

Semanas antes, el primer ministro, Yusef Chahed, ya había soliviantado a muchos al incluir a tres ministros del antiguo régimen en la última remodelación de su Gobierno.

Khalil Zaouia, ex ministro de Asuntos Sociales del primer Gobierno democrático de 2011 y presidente del partido Ettakatol, miembro de la internacional socialista, agradeció el apoyo de los europarlamentarios pero insistió en "las dificultades que aún vive el país".

"La transición política no está totalmente terminada, la instauración del Estado de derecho democrático está todavía en camino, las instituciones constitucionales aún no han sido establecidas y la aplicación de la Constitución no es todavía completa. A esto se suma la actual crisis económica que se ha instalado", admitió Zaouia, para quien la credibilidad del proceso depende de que se celebren las municipales pues con ellas se daría "un paso muy importante para instaurar una democracia de proximidad".

En la UE hay "gran preocupación por una democracia todavía muy frágil y vulnerable y que puede dar un paso atrás", admitió la presidenta de la delegación del PE para las Relaciones con los Países del Magreb, Inés Ayala, quien reclamó que la nueva fecha electoral sea ya la definitiva.

Texto de Javier Martín, con edición de Julia R. Arévalo (EFE)

Aviso legal

Este reportaje se enmarca en un proyecto cofinanciado por la Unión Europea en el marco de una licitación del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no debe ser, en modo alguno, considerado responsable de o vincularse a las informaciones u opiniones expresadas en el contexto de este proyecto.

Histórico de noticias
Política común y plan Marshall, estrategia de UE frente a China en África

Túnez (EuroEFE).- Política comunitaria unificada, seguridad y un "plan Marshall" son los ejes de la receta que el presidente del Parlamento Europeo, Antonio...

Doblemente forzada, un debate sobre el aborto tras una violación

Mujeres en la cárcel por abortar, niñas forzadas a la maternidad tras haber sufrido una violación, suicidios para evitar ese destino. Sucede en muchos...

Desplazamiento de la migración y el contrabando en Libia preocupan a la UE

El desplazamiento hacia el oeste de las mafias dedicadas en Libia al tráfico de migrantes y el poder de los contrabandistas de combustible y armas...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información