19 de septiembre de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110
Premio Sájarov

De Mandela a Malala, cuatro Sájarov ganaron el Nobel de la Paz

 La adolescente paquistaní Malala Yousafzai es la persona más joven en ganar tanto el Premio Sájarov del PE como el Nobel de la Paz. En esta foto, Malala habla a la Eurocámara tras recibir el galardón europeo, el 20 de noviembre de 2013 (Foto: Patrick Seeger EFE/EPA)

La adolescente paquistaní Malala Yousafzai es la persona más joven en ganar tanto el Premio Sájarov del PE como el Nobel de la Paz. En esta foto, Malala habla a la Eurocámara tras recibir el galardón europeo, el 20 de noviembre de 2013 (Foto: Patrick Seeger EFE/EPA)

Madrid (EuroEFE).- Cuatro galardonados con el Premio Sájarov a la libertad de conciencia creado por el Parlamento Europeo (PE) en 1988 han recibido también el Nobel de la Paz, galardón que había sido otorgado al propio disidente soviético Andrei Sájarov.

La lucha del "padre" de la bomba soviética de hidrógeno, un físico que terminó repudiando la carrera armamentista, le valió el Nobel en 1975, que recogió su segunda esposa, Yelena Bonner, porque las autoridades de la URSS le impidieron viajar a Oslo.

"Hoy no está aquí sino en Vilna, la capital de Lituania, donde juzgan al científico Serguei Kovaliov (...) En este momento él está cerca de la sede del tribunal, bajo el frío, por segundo día consecutivo, esperando la sentencia contra su amigo más cercano", dijo Bonner antes de leer, en su nombre, el discurso de aceptación del Nobel.

El premio, que él brindó a "todos los presos de conciencia" del bloque comunista, le complicó aún más la vida a un hombre que lo había tenido todo -condecoraciones, dinero, buena casa, prestigio- y que pasó a ser acosado y despreciado públicamente cuando comenzó a disentir, además de perder sus principales lazos familiares. Había tenido tres hijos con su primera esposa.

Cinco años después, cuando sus críticas se centraban en la invasión de Afganistán, se le acalló imponiéndole un exilio interior bajo arresto domiciliario en Gorki (hoy, Nizhni Nóvgorod), una ciudad cerrada a los extranjeros a unos 400 kilómetros de Moscú, hasta que el último líder de la URSS, Mijaíl Gorbachov, lo liberó y rehabilitó a finales de 1986.

Gorbachov mismo lo llamó por teléfono a Gorki para anunciarle que quedaba libre y él le contestó: "en nuestro país hay demasiados presos de conciencia" y le arrancó una promesa de revisar cada caso, rememora su hijo, Dmitri, en un documental de la televisión rusa Ostánkino.

En los tres años que le quedaban de vida, en plena perestroika, Sajarov pudo por fin viajar a EEUU y Noruega, fue diputado del Parlamento, mantuvo su lucha desde esa tribuna -seguía levantando ampollas con sus críticas a la guerra en Afganistán- y llegó a vivir la concesión del primer premio Sájarov.

Mandela, Suu Kyi, la ONU y Malala comparten ambos premios

Precisamente el primer galardón en su nombre recayó en 1988 en el que sería premio Nobel de la Paz en 1993 Nelson Mandela y en el difunto disidente soviético Anatoli Marchenko, y fue entregado en febrero de 1989 en Estrasburgo a un nieto y la viuda, respectivamente.

Mandela seguía bajo arresto domiciliario por liderar la lucha contra el "apartheid" o segregación racial de la población negra mayoritaria en Sudáfrica, país que presidió entre 1994 y 1999.

Excarcelado tras 27 años de prisión, el 13 de junio de 1990 Mandela pudo agradecer el galardón en la Eurocámara, a cuyos miembros dijo: "lo asumimos como un reto para, sobre todo, tener el valor de luchar por la justicia y la paz, sean cuales sean los obstáculos. Intentaremos no fallarles".

Mandela interviene ante el Parlamento Europeo el 13 de junio de 1990 (Foto PE)

En los años siguientes, llegaron a compartir ambos galardones la antigua disidente birmana y hoy líder de facto de Myanmar Aung San Suu Kyi, la Organización de las Naciones Unidas y la activista paquistaní Malala Yousafzai.

Suu Kyi ganó en 1990 el tercer premio Sájarov por su defensa de la democracia en plena dictadura en Birmania y sólo lo pudo recoger 23 años después. En 1991, recibió también el Nobel de la Paz "por su lucha no violenta por la democracia y los derechos humanos".

La política, hija de Aung San, héroe de la Birmania independiente, pasó más de 15 años entre la cárcel y el arresto domiciliario hasta su liberación en 2010.

Desde 2015, lidera de facto su país, muy cuestionada por la represión del Ejército birmano sobre la minoría musulmana rohinyá, con más de medio millón de miembros huidos a la vecina Bangladesh.

Cuando acudió a la Eurocámara a recoger el Sájarov, el 22 de octubre de 2013, Suu Kyi agradeció el apoyo del "mundo libre", que le dio "fuerza para continuar".

Dijo entonces a los diputados: "Birmania es un país de muchos pueblos, opiniones, religiones y razas. Debemos unirnos todos y crear unidad de la diversidad (...) A medida que trabajamos para lograr ese fin, esperamos que estaréis con nosotros para advertirnos nuestros errores".

 

El 13 de septiembre de 2017, el pleno del PE reprobó a Suu Kyi por la violencia contra los rohinyás y advirtió de "la necesidad de estudiar si el Premio Sájarov puede ser revocado" si un galardonado infringe los criterios que llevaron a su concesión.

La niña con los dos premios

La ONU fue galardonada con el Sájarov en 2003 "por su labor en aras de la paz, los derechos humanos y las libertades fundamentales", dos años después de recibir, junto a su entonces secretario general, Kofi Annan, el premio Nobel "por su trabajo para un mundo más organizado y más pacífico".

También hizo doblete de galardones la adolescente paquistaní Malala, la ganadora más joven de ambos premios internacionales.

La muchacha tenía 15 años cuando sufrió, en 2012, una agresión de insurgentes talibanes en el valle de Swat, empeñados en impedir la educación femenina en ese rincón de Pakistán que entonces habían arrebatado al Ejército paquistaní.

Le dispararon en la cara pero sobrevivió, dando voz y rostro a un activismo en el que todavía persevera y que en 2013 recibió el aliento del Premio Sájarov y en 2014 el del comité del Nobel de la Paz, que compartió con el indio Kailash Satyarthi por su lucha común "contra la opresión de los niños y jóvenes, y por el derecho de todos los niños a la educación".

Ovacionada por los eurodiputados, Malala terminó su discurso ante la Eurocámara el 20 de noviembre de 2013 destacando que los niños en países como el suyo "no quieren un iPhone, una Xbox, una PlaySation o chocolatinas. Sólo quieren un libro y un bolígrafo".

En las tres décadas que cumple ahora el Premio Sájarov, no han faltado casos de perfiles equivalentes entre sus premiados.

Disidentes en regímenes comunistas como el checo Alexandr Dubcek, los albanokosovares Adem Demaci (1991) e Ibrahim Rugova (1998), los cubanos Oswaldo Payá (2002) y Guillermo Fariñas (2010) o los chinos Wei Jingsheng (1996) y Hu Jia (2008) han obtenido el Sájarov, como lograron el Nobel el polaco Lech Walesa o el chino Liu Xiaobo, además del propio Sájarov.

Organizaciones no gubernamentales fundamentales como Amnistía Internacional y Médicos Sin Fronteras fueron galardonadas con el Nobel de la Paz, así como Reporteros Sin Fronteras obtuvo el Sájarov en 2005.

Y este año, una de las finalistas al Premio Sájarov fue la indígena Aura Lolita Chávez Ixcaquic. En 1992, ganó el Nobel de la Paz otra activista guatemalteca, Rigoberta Menchú Tum.

Por Julia R. Arévalo

Aviso legal

Este reportaje se enmarca en un proyecto cofinanciado por la Unión Europea en el marco del programa de subvenciones del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no asume ninguna responsabilidad ni se considera vinculado por la información, datos o puntos de vista expresados en el marco del proyecto, del que son únicos responsables, con arreglo al Derecho aplicable, los autores, los entrevistados, los editores o los divulgadores del programa. Tampoco cabe imputar al Parlamento Europeo responsabilidad alguna por los perjuicios, ya sean directos o indirectos, que puedan derivarse de la realización del proyecto.

Histórico de noticias
Operación Acogida

El municipio de Boa Vista, uno de los más pobres de Brasil, está desbordado. Ha acogido a la mitad de los refugiados venezolanos que han llegado a Brasil en...

Descenso en el caos libio

Seis años después de su última misión sobre el terreno, una delegación del Parlamento Europeo (PE) ha visitado Libia para tratar de impulsar el proceso de...

Las lecciones del ébola -borrador

Mohamed Awad, hijo de egipcia y libanés, nació en el mismo hospital de Conakry que hoy dirige. “Necesitamos equipos aunque sean de segunda mano, sé que en...

La corrupción lastra a Ucrania

Combatir la corrupción es la recomendación que una vez más recibe la Ucrania de Petró Poroshenko, con la que la UE firmó un Acuerdo de Asociación en vigor...

Eurodiputados como mensajeros del "marchamo democrático" de la UE

Veinticinco años de observaciones electorales avalan la capacitación del Parlamento Europeo (PE) como actor en resolución de conflictos y de los...

borrador

"El puente Simón Bolívar es en realidad un río: un caudal incesante de sufrimiento". Así describe la eurodiputada Beatriz Becerra el puente internacional...

Fake yihad

Septiaji Eko Nugroho es cofundador de Mafindo, una organización indonesia dedicada a detectar bulos en internet. En la red se oculta, por ejemplo, el...

borrador - visita PE

Cada día, europeos y chinos hace intercambios por valor de 1.000 millones de euros. La UE quiere evitar que China sucumba ahora a la presión de EEUU en sus...

El reto de cuidar la calidad de la agricultura en Kenia

No hay que pasar mucho tiempo en Kenia para darse cuenta de que la fruta y la verdura se vende, sobre todo, en puestos callejeros improvisados que montan...

Mezquitas y redes contra la ablación en Guinea

La niña guineana Koumba Tonguino tenía cinco años cuando murió a consecuencia de una ablación, el 28 de diciembre de 2015. En su pueblo de la prefectura de...

borrador El despertar de la Ucrania rural

Igor Lidoviy, un antiguo profesor ucraniano, volvió de un viaje a Alemania con un conocimiento que ha cambiado la vida de su comunidad rural en la provincia...

borrador frontera coreana

Separados por un bloque de hormigón que apenas se eleva del suelo, hay un punto donde soldados de las dos Coreas pueden verse a los ojos y podrían hablarse....

Apuesta por la alfabetización digital de la mujer

Diputadas latinoamericanas y europeas apostaron en Panamá por la alfabetización digital de la mujer, un nuevo reto para lograr la paridad que fue objeto de...

Los jóvenes palestinos  "creen que nunca habrá paz"

La gran mayoría de los jóvenes palestinos “creen que nunca habrá paz”, dice la eurodiputada Elena Valenciano. En entrevista con Efe al término de una visita...

borrador (eurodiputados en Hebrón)

“Hemos echado el cierre a la vida aquí”, en Hebrón. El que habla es Yehuda Shaul, un exmilitar israelí convertido en activista contra la ocupación de los...

La comida de los incas en la canasta europea

Alimentos que nutrían a los incas como la quinua han llegado a la canasta de la compra europea gracias a acuerdos de libre comercio como el que Perú tiene...

JJJ

Sofía Herrera tiene sus ojos puestos en el mercado europeo, donde el consumo de flores es "más consistente" que el de EEUU, principal destino actual de los...

borrador

Los alumnos y profesores de la escuela "Ardian Klosi" de Tirana "ya hemos entrado en la UE. Todo aquí cumple con los estándares europeos", se vanagloria su...

borrador bangladesh

Omar Mía y su familia cruzó el río Naf entre Birmania y Bangladesh el pasado fin de semana, junto a otro centenar de personas. Cuenta su historia...

México y UE, de la mano para que derechos humanos vayan más allá del papel

México y la Unión Europea (UE) trabajan de la mano para consolidar los derechos humanos, haciendo énfasis en que los avances no solo tienen que quedar...

Serbia

Serbia espera que la estrategia de ampliación que la Unión Europea (UE) anunciará el 6 de febrero "reconozca sus esfuerzos" y le fije un calendario de...

refugiados palestinos en líbano (borrador)

En medio de las estrechas calles del populoso campo de refugiados libanés de Bedawi, invadidas por enjambres de cables entre los edificios de cemento, se...

UE-Chile, en busca del acuerdo perfecto

Con un volumen duplicado de comercio en apenas 15 años, la Unión Europea y Chile se aplican a perfeccionar su Acuerdo de Asociación con objetivos fijados...

Turismo chino, una mina de oro que la UE quiere explotar

Más de 500 millones de chinos explorarán rutas turísticas en el próximo lustro y Europa aspira a consolidarse como su primer destino fuera de Asia, con una...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información