17 de noviembre de 2017
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110
Europarlamento

Política común y "Plan Marshall", piezas clave de la estrategia europea frente a China en África

 El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, durante la rueda de prensa que realizó en Túnez esta semana. (Foto: Javier Martín/EFE)

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, durante la rueda de prensa que realizó en Túnez esta semana. (Foto: Javier Martín/EFE)

Túnez (EuroEFE).- Política comunitaria unificada, seguridad y un "plan Marshall" son los ejes de la receta que el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, defendió esta semana, para África, frente al empuje de China y Turquía durante su primer viaje oficial a Túnez.

Una visita significativa, ya que se produjo a un mes escaso de la cumbre que la Unión Africana y la Unión Europea celebrarán en Abiyán, y que Tajani aprovechó para enumerar también los principales desafíos de la UE al sur del Mediterráneo.

La inmigración irregular, que crece en toda la costa mediterránea pese a la presencia de las patrulleras europeas, el regreso de los combatientes extranjeros tras el retroceso militar del grupo Estado Islámico en Siria e Irak y el alto índice de paro en todo el continente encabezaron esta lista.

Pero también la creciente presencia de otras potencias y países en África, caso de China y Turquía, que el político italiano señalo no sólo como competidores sino como una verdadera amenaza para el desarrollo futuro de Europa.

"China es muy peligrosa porque está ganando mucho en África, pero no tiene una estrategia para el desarrollo de África. Trabaja sólo para los chinos. Nosotros tenemos una estrategia en favor del desarrollo de África, que es la estabilidad frente a la inmigración y el terrorismo", afirmó Tajani.

No dejar que China ocupe el espacio de Europa en África

"Nosotros no podemos dejar África a los chinos", subrayó Tajani durante un encuentro con un reducido grupo de corresponsales europeos destacados en Túnez.     

Frente a la pujanza china y a la seducción del "yuan sin condiciones ni exigencias" que atrae a dirigentes sin un especial preocupación por los derechos humanos, Tajani propuso una política europea ética y unificada.

Especialmente en zonas de conflicto, como Libia, donde hasta la fecha prevalecen los intereses particulares -y a veces divergentes- de países como Francia, Italia o el Reino Unido sobre los de Bruselas.  

"Hay que desempeñar una política europea, no soy favorable a que cada país lleve a cabo su propia política. Todos los africanos, del norte, sur y centro, nos piden que hablemos desde un solo frente", señaló.

"Ya hemos visto lo que ocurrió en Libia: matamos a (Muamar al) Gadafi. Pero después, lo que llegó allí no fue la Asamblea Francesa, ni la Casa Blanca, ni el Parlamento Británico. Llegaron los terroristas, Boko Haram, Al Qaeda, Daesh, los traficantes de armas, de drogas, de personas", agregó.

En este escenario, inestable en el dintel meridional de Europa, "si se opta por una estrategia francesa, italiana, alemana, española habrá daños colaterales",  "Ellos tienen que comprender que Europa es Europa. Ya sea en Trípoli o Bengasi, deben entender que Europa es Europa. Porque si cometemos el error de que un país apoya a uno y otro apoya a otro, habrá daños colaterales. No seremos capaces de resolver el problema, insistió.

La seguridad en Libia, pieza clave de la estabilidad

Un mensaje de doble dirección, ya que Tajani también apeló a la Comisión Europea y el Parlamento Europeo para que "decidan fijar una sola voz".

"Los diversos países europeos tienen que conversar para reforzar una política europea. Son los propios países europeos quienes nos lo demandan. De otra manera, el riesgo será tratar de defender un pequeño interés y perderlo todo", subrayó. 

"Si estamos juntos, cada país puede defender su propio interés en el marco europeo pero si lo hacen de manera individual sin estar coordinados ningún país ganará, todos perderemos", avisó.

En este marco, Tajani advirtió de que no habrá estabilidad en el norte de África mientras no se halle una solución política en Libia, y recordó que ésta no es posible si no se reúne a todas las partes, incluido el mariscal Jalifa Hafter, último exponente del denominado "nuevo cesarismo" que recorre la región.

Una corriente autócrata que se ha impuesto tras el fracaso de las asfixiadas "primaveras árabes" y que tiene como principal baluarte al presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi.      

Antiguo miembro de la cúpula castrense que aupó al poder a Al Gadafi, Hafter fue reclutado por la CIA en la década de los ochenta y fue su principal opositor desde su exilio en Virginia (EEUU).

Retornado a su país al inicio del alzamiento que en 2011 acabaría con la tiranía gadafista, a día de hoy controla el 70 por ciento del país, incluidos los principales recursos energéticos, con ayuda de países como Rusia y Egipto.

"Nos arriesgamos a cometer un error. Lo cometimos cuando matamos a Gadafi y nos arriesgamos a repetirlo. Hay que trabajar para llegar a un acuerdo europeo", explicó Tajani.

Hay que "buscar una solución con la ONU para dar espacio a Haftar. Aunque no es reconocido por la ONU, desempeña un papel. Podemos darle el poder político a Trípoli y a Haftar el poder militar. Puede ser una idea, una solución", detalló.

Crear desarrollo y oportunidades en África

La ONU lanzó a finales de septiembre de 2017 un nuevo proceso de reconciliación, que pese a los avances iniciales, ha encallado una vez más debido a la desconfianza que aún reina entre las diferentes milicias en conflicto.

El objetivo del mismo era formar una autoridad política única de transición antes de finales de noviembre y convocar elecciones en el segundo semestre de 2018, un plan que ahora analistas locales creen poco factible.

Frente a estos retos, Tajani desgranó las líneas maestras que en su opinión deben sostener la estrategia futura de la UE para el continente Africano.

Primero, un "Plan Marshall", que a diferencia de China, sirva para crear desarrollo y oportunidades en África, como antídoto a la inmigración.

El político italiano recordó en todas sus intervenciones que "en 2050 tendremos en África 2.500 millones de hombres y mujeres, la mayoría jóvenes", a los que deberá darse una oportunidad de futuro en sus países de origen.     

"Hay que tratar de comprender porqué hay miles, y pronto millones de personas que partirán de sus países para venir al vuestro o al nuestro: el cambio climático, el desierto que devora la agricultura, la hambruna, la sequía, la guerra, la pobreza y el crecimiento demográfico", argumentó.

Un control mucho más estricto de las fronteras

Tajani aseguró que el proyecto se verá ya reflejado en los próximos presupuestos comunitarios y calculó que se necesitará una inversión cercana a los 40.000 millones de euros para dinamizar "otros 400.000 millones en el continente".

A esa inversión, que en opinión del presidente del Parlamento Europeo contribuiría a resolver tanto el problema de la inmigración irregular como del paro, Tajani sumó un mayor esfuerzo en materia de seguridad.

Para el italiano, el principal peligro a día de hoy es la gran cantidad de combatientes extranjeros que regresan a sus casas a causa del retroceso territorial del EI.

Un problema que a su parecer se ataja con un control mucho más estricto de las fronteras y un mejor intercambio de información de Inteligencia.    

"Les he pedido severidad en el control de aquellos que abandonan Túnez. En este momento, el peligro número uno son los "foreign fighters" (combatientes extranjeros), explicó.

"Hay que decir que Túnez ha exportado muchos combatientes, y aquellos que regresan hay que bloquearlos aquí. También aquellos europeos o americanos que tratan de mezclarse entre los migrantes. Hay que ser muy exigente", agregó.

Según el último informe de la consultoría de Inteligencia "The Soufan Center", conectada con el FBI y la CIA, Túnez es el cuarto país del mundo en número de combatientes extranjeros, con 2.986, por detrás de Rusia, Arabia Saudí y Jordania.

De ellos, se calcula que alrededor de 800 han regresado al país, mientras que varios cientos más se cree que se han desplazado a la vecina Libia.

"The Soufan Center" advierte, asimismo, de que 5.718 combatientes extranjeros proceden de Europa, de los que 1.200 habrían regresado ya, con Francia a la cabeza tanto en el número de muyahidin (1.910) como de retornados (271).  

Un verdadero reto para el Mediterráneo y en especial para Europa, que no afrontan con el mismo grado de amenaza otras potencias con intereses en la región, concluyó.

Por Javier Martín

Aviso legal:

Este reportaje se enmarca en un proyecto cofinanciado por la Unión Europea en el marco del programa de subvenciones del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no asume ninguna responsabilidad ni se considera vinculado por la información, datos o puntos de vista expresados en el marco del proyecto, del que son únicos responsables, con arreglo al Derecho aplicable, los autores, los entrevistados, los editores o los divulgadores del programa. Tampoco cabe imputar al Parlamento Europeo responsabilidad alguna por los perjuicios, ya sean directos o indirectos, que puedan derivarse de la realización del proyecto.

Histórico de noticias
Política común y plan Marshall, estrategia de UE frente a China en África

Túnez (EuroEFE).- Política comunitaria unificada, seguridad y un "plan Marshall" son los ejes de la receta que el presidente del Parlamento Europeo, Antonio...

Doblemente forzada, un debate sobre el aborto tras una violación

Mujeres en la cárcel por abortar, niñas forzadas a la maternidad tras haber sufrido una violación, suicidios para evitar ese destino. Sucede en muchos...

Desplazamiento de la migración y el contrabando en Libia preocupan a la UE

El desplazamiento hacia el oeste de las mafias dedicadas en Libia al tráfico de migrantes y el poder de los contrabandistas de combustible y armas...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información