23 de junio de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110
Europarlamento

Lápices o ladrillos

 Imágenes de portada y texto tomadas el 14 de septiembre de 2016, de un niño afgano que trabaja fabricando ladrillos en Qasim Abad, a las afueras de la ciudad iraní de Varamin, en la provincia de Teherán, y de dos pequeños jugando en la misma fábrica. (FOTOS: Abedin Taherkenareh EFE/EPA)

Imágenes de portada y texto tomadas el 14 de septiembre de 2016, de un niño afgano que trabaja fabricando ladrillos en Qasim Abad, a las afueras de la ciudad iraní de Varamin, en la provincia de Teherán, y de dos pequeños jugando en la misma fábrica. (FOTOS: Abedin Taherkenareh EFE/EPA)

Teherán (EuroEFE).- Ir a la escuela no es un derecho para los niños afganos refugiados en Irán, hogar para tres millones de huidos de las inacabables guerras de Afganistán. Muchos tienen que trabajar junto a sus padres en empleos precarios como la fabricación de ladrillos.

Pese a la presión para que se vayan del país que los acoge y las campañas de repatriación organizadas por agencias como la ACNUR, es difícil para los afganos regresar a un país destruido por sucesivos conflictos desde la invasión soviética en 1979.

Los afganos eran a finales de 2016 la segunda nación con más refugiados en el mundo, después de los sirios.

La agencia ACNUR tenía registrados a 2,5 millones de refugiados de Afganistán, casi todos en los países vecinos: Irán acogía a un millón de ellos y Pakistán a 1,4 millones. En Europa, han hecho su principal hogar en Alemania, con 43.000 asilados.

Escolarizar a los niños

Pero en Irán hay otros dos millones de refugiados afganos indocumentados.

Recientemente, las autoridades iraníes han lanzado varias iniciativas para permitir la escolarización de los niños, incluidos aquellos sin residencia legal, y para regularizar a los indocumentados y suavizar los requisitos de residencia.

"Lo que nosotros queremos es que los niños puedan ir a la escuela, que se abran posibilidades en el mercado laboral", dijo a Efe la eurodiputada alemana Cornelia Ernst, del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica. 

Ernst formó parte de una delegación del Parlamento Europeo que visitó Irán para un de las reuniones interparlamentarias regulares Irán-UE, presidida por el polaco Janusz Lewandowski.

Al término de sus encuentros con diputados y autoridades iraníes, la delegación visitó uno de los centros de registro y asistencia médica de los refugiados afganos en Isfahan, en el centro del país.

La UE, que ha financiado proyectos humanitarios en Irán desde 1997, asignó este año para ayudar a los refugiados afganos asentados en este país 10 millones de euros, canalizados a través de oenegés y agencias de la ONU.

Este presupuesto está dedicado a apoyar la integración de los niños en el sistema educativo iraní, su asistencia médica y su seguridad alimentaria, así como ayudar a pagar la prima del seguro público de salud y ofrecer asesoría legal.

En el centro de Isfahán, los eurodiputados comprobaron el estado de los ambulatorios y tuvieron la oportunidad de hablar tanto con médicos y enfermeros afganos como con los responsables del lugar, gestionado por la Gobernación local y la ACNUR (Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados).

El Gobierno iraní ha dado pasos para incluir a todos los afganos documentados en el sistema nacional de salud y son frecuentes las campañas de vacunación de niños, especialmente contra la polio, ya que Afganistán y Pakistán son los únicos países del mundo donde esta enfermedad todavía es endémica.

Y el líder supremo iraní, Ali Jameneí, publicó en 2015 un decreto para permitir que los afganos - documentados o no- pudieran asistir a los colegios públicos iraníes.

En 2016, unos 48.000 niños afganos indocumentados fueron escolarizados por primera vez y, este año, el número total de menores refugiados que acude a las escuelas iraníes asciende a 400.000.

Repatriar o acoger 

Irán puso en marcha en 2002 un programa de repatriación voluntaria, cuyo éxito requiere movilizar el apoyo internacional y un enfoque coordinado del Gobierno, los donantes y la ONU.

En noviembre pasado, el Gobierno iraní pidió al director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), William Lacy Swing, de visita en el país, planes que permitan a los afganos regresar a sus zonas de origen.

El viceministro iraní de Exteriores para Asuntos Legales e Internacionales, Abás Araqchí, instó a la comunidad internacional a que contribuya a mejorar las condiciones internas de Afganistán, de seguridad y económicas, para allanar el retorno.

Ernst no considera el regreso a Afganistán un opción en el corto plazo: "La solución no puede ser la deportación" porque Afganistán "no es un país seguro”.

Al mismo tiempo, juzgó necesario mejorar sus condiciones de vida en Irán, citando como "una cuestión no resuelta" los refugiados que siguen indocumentados, quienes afrontan "grandes problemas”.

Los indocumentados sufren limitaciones en el acceso a medios de subsistencia y servicios esenciales.

La mayoría se tiene que conformar con trabajos informales, poco cualificados y mal pagados, como obreros en la construcción o guardianes de aparcamientos. En Qasem Abad, a las afueras de la ciudad de Varamin, los empleados del horno de ladrillos local ganan diez dólares trabajando 14 horas diarias. Sólo tienen empleo seis meses al año, cuando hace calor.

Su acceso al mercado laboral se ve facilitado, no obstante, por la libertad en la elección del lugar de residencia. El 97 % de los afganos reside en zonas urbanas -un 33 % de ellos en la provincia de Teherán- y solo un 3 % está alojado en campos de refugiados.

Las inevitables comparaciones con Europa

El polaco Lewandowski, del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE), apreció la acogida que Irán da a los afganos, "una medida -agregó- de reacción humanitaria al desastre humano en Afganistán".

"Es una buena medida apoyar a los refugiados en Irán. Queremos ayudar. No pensamos que sea la mejor idea que todos los refugiados vengan a Europa”, abundó Ernst.

Tres millones de refugiados en Irán es una cifra abrumadora. Más si se tiene en cuenta que en las últimas cuatro décadas Irán ha vivido una revolución en 1979, una guerra contra Irak (1980-1988) y años de embargo económico internacional.

Las comparaciones con Europa se hicieron inevitables durante la visita de la delegación parlamentaria a Irán, entre el 25 y el 27 de noviembre, y que incluyó también reuniones en Teherán con el jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Yavad Zarif, y el presidente del Parlamento, Ali Lariyaní.

 

 

 

El eurodiputado italiano Flavio Zanonato, miembro del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D) en el PE, reconoció a Efe que la acogida iraní es "positiva" y que su número es muy superior al de los refugiados que han llegado a Europa.

"Los refugiados, las personas que piden asilo, vienen a Irán en un número que en Europa no podríamos ni imaginar. En Italia -resaltó-, cuando son 250.000 decimos que es un número desproporcionado, y aquí son tres millones”.

Por Marina Villén, con edición de Julia R. Arévalo

Aviso legal

Este reportaje se enmarca en un proyecto cofinanciado por la Unión Europea en el marco del programa de subvenciones del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no asume ninguna responsabilidad ni se considera vinculado por la información, datos o puntos de vista expresados en el marco del proyecto, del que son únicos responsables, con arreglo al Derecho aplicable, los autores, los entrevistados, los editores o los divulgadores del programa. Tampoco cabe imputar al Parlamento Europeo responsabilidad alguna por los perjuicios, ya sean directos o indirectos, que puedan derivarse de la realización del proyecto.

Histórico de noticias
Descenso en el caos libio

Seis años después de su última misión sobre el terreno, una delegación del Parlamento Europeo (PE) ha visitado Libia para tratar de impulsar el proceso de...

Fake yihad

Septiaji Eko Nugroho es cofundador de Mafindo, una organización indonesia dedicada a detectar bulos en internet. En la red se oculta, por ejemplo, el...

borrador - visita PE

Cada día, europeos y chinos hace intercambios por valor de 1.000 millones de euros. La UE quiere evitar que China sucumba ahora a la presión de EEUU en sus...

El reto de cuidar la calidad de la agricultura en Kenia

No hay que pasar mucho tiempo en Kenia para darse cuenta de que la fruta y la verdura se vende, sobre todo, en puestos callejeros improvisados que montan...

Mezquitas y redes contra la ablación en Guinea

La niña guineana Koumba Tonguino tenía cinco años cuando murió a consecuencia de una ablación, el 28 de diciembre de 2015. En su pueblo de la prefectura de...

borrador El despertar de la Ucrania rural

Igor Lidoviy, un antiguo profesor ucraniano, volvió de un viaje a Alemania con un conocimiento que ha cambiado la vida de su comunidad rural en la provincia...

Las lecciones del ébola -borrador

Mohamed Awad, hijo de egipcia y libanés, nació en el mismo hospital de Conakry que hoy dirige. “Necesitamos equipos aunque sean de segunda mano, sé que en...

borrador frontera coreana

Separados por un bloque de hormigón que apenas se eleva del suelo, hay un punto donde soldados de las dos Coreas pueden verse a los ojos y podrían hablarse....

La corrupción lastra a Ucrania

Combatir la corrupción es la recomendación que una vez más recibe la Ucrania de Petró Poroshenko, con la que la UE firmó un Acuerdo de Asociación en vigor...

Apuesta por la alfabetización digital de la mujer

Diputadas latinoamericanas y europeas apostaron en Panamá por la alfabetización digital de la mujer, un nuevo reto para lograr la paridad que fue objeto de...

Los jóvenes palestinos  "creen que nunca habrá paz"

La gran mayoría de los jóvenes palestinos “creen que nunca habrá paz”, dice la eurodiputada Elena Valenciano. En entrevista con Efe al término de una visita...

borrador (eurodiputados en Hebrón)

“Hemos echado el cierre a la vida aquí”, en Hebrón. El que habla es Yehuda Shaul, un exmilitar israelí convertido en activista contra la ocupación de los...

La comida de los incas en la canasta europea

Alimentos que nutrían a los incas como la quinua han llegado a la canasta de la compra europea gracias a acuerdos de libre comercio como el que Perú tiene...

JJJ

Sofía Herrera tiene sus ojos puestos en el mercado europeo, donde el consumo de flores es "más consistente" que el de EEUU, principal destino actual de los...

borrador

Los alumnos y profesores de la escuela "Ardian Klosi" de Tirana "ya hemos entrado en la UE. Todo aquí cumple con los estándares europeos", se vanagloria su...

borrador bangladesh

Omar Mía y su familia cruzó el río Naf entre Birmania y Bangladesh el pasado fin de semana, junto a otro centenar de personas. Cuenta su historia...

México y UE, de la mano para que derechos humanos vayan más allá del papel

México y la Unión Europea (UE) trabajan de la mano para consolidar los derechos humanos, haciendo énfasis en que los avances no solo tienen que quedar...

Serbia

Serbia espera que la estrategia de ampliación que la Unión Europea (UE) anunciará el 6 de febrero "reconozca sus esfuerzos" y le fije un calendario de...

refugiados palestinos en líbano (borrador)

En medio de las estrechas calles del populoso campo de refugiados libanés de Bedawi, invadidas por enjambres de cables entre los edificios de cemento, se...

UE-Chile, en busca del acuerdo perfecto

Con un volumen duplicado de comercio en apenas 15 años, la Unión Europea y Chile se aplican a perfeccionar su Acuerdo de Asociación con objetivos fijados...

Turismo chino, una mina de oro que la UE quiere explotar

Más de 500 millones de chinos explorarán rutas turísticas en el próximo lustro y Europa aspira a consolidarse como su primer destino fuera de Asia, con una...

La Fortaleza de las Golondrinas, contra el olvido del genocidio armenio

Desde hace un siglo, el pueblo armenio persevera por el reconocimiento mundial del genocidio sufrido durante la Primera Guerra Mundial, deportado y...

El país de las piedras

Los armenios llaman a su patria "el país de las piedras". Casi no tienen tierra para cultivar pero en ella crecen tesoros como las hierbas para tisanas y...

Pan, paz y rosas

Marina decidió irse de casa cuando su marido, un policía de Montenegro, le pidió que eligiera a quién pegaba ese día, si a ella o a su hija pequeña. Se...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información