17 de enero de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110
Europarlamento

El país de las piedras

 Hierbas para tisanas de la cooperativa de la emprendedora armenia Rita Martirosián en la población de Geghard, financiada con fondos del programa ENPARD de la UE (Foto: Anush Janbabian/EFE)

Hierbas para tisanas de la cooperativa de la emprendedora armenia Rita Martirosián en la población de Geghard, financiada con fondos del programa ENPARD de la UE (Foto: Anush Janbabian/EFE)

Geghard (EuroEFE).- Los armenios llaman a su patria "el país de las piedras". Casi no tienen tierra para cultivar pero en ella crecen tesoros como las hierbas para tisanas y los frutos secos de la cooperativa que una mujer emprendedora, Rita Martirosián, fundó en la localidad de Geghard, hogar de un monasterio medieval que es patrimonio de la Unesco.

Las mujeres de Geghard han encontrado trabajo en la cooperativa, uno de los proyectos financiados por el Programa de Vecindad para la Agricultura y el Desarrollo Rural (ENPARD) que lanzó la Unión Europea en 2015, dotándolo con 25 millones de euros.

Su objetivo declarado es apoyar, durante tres años, el establecimiento de nuevas cooperativas agrícolas, modernizar y aumentar el valor añadido de las explotaciones y desarrollar estrategias de mercado para sus cultivos.

Fundado por la UE y la Agencia Austríaca de Desarrollo, el programa está siendo implementado por la Organización de Desarrollo Industrial (UNIDO) y el Programa de Desarrollo (UNDP) de la ONU.

"Donde las piedras gritan"

Uno de los poetas rusos más famosos del siglo XX, Osip Mandelshtam, tras visitar Armenia la describió como "el país donde las piedras gritan", plasmando en esas palabras la singular belleza de los paisajes del país montañoso.

Situada en el Cáucaso Sur, Armenia ocupa tan solo 29.743 kilómetros cuadrados y la mayor parte de su territorio es meseta de alta montaña, fría y seca, cubierta de piedras volcánicas.

La escasez de agua y suelo fértil siempre ha sido una de las principales preocupaciones de los agricultores de Armenia, un país que sólo produce el 60 por ciento de los alimentos que necesita y que depende enormemente de las importaciones, sobre todo de cereales.

No sólo las piedras, también la ubicación remota de las tierras fértiles o la proximidad a zonas minadas reducen a apenas el 10 por ciento la superficie de Armenia que puede cultivarse.

Según la FAO, el sector agrícola armenio representa casi el 20 % de su PIB y el 40 % de su fuerza laboral, pero se trata de una agricultura de subsistencia, con poco acceso a los mercados, recursos limitados y un débil potencial de crecimiento.

La mayoría de la tierra pertenece a cooperativas (45%) o al Estado (30 %) y muy poca está en manos privadas.

La difícil vida del agricultor ha sido una de las razones del éxodo de la población inactiva de las zonas rurales en un país donde, según los datos oficiales, el 30 por ciento de la población se encuentra por debajo del umbral de la pobreza.

La provincia de Kotayk, donde se emplaza Geghard, es conocida por sus cosechas de uva y albaricoque pero la pobreza afecta al 40 por ciento de su población, por lo que el programa financiado por la UE ha hecho germinar nuevos frutos de optimismo entre los habitantes de la zona.

Una delegación del Europarlamento la visitó poco antes de la Navidad, al término de un encuentro regular del Comité de Cooperación Parlamentaria (PCC) UE-Armenia que tuvo lugar entre el 19 y el 21 de diciembre en Ereván.

Tras conocer la cooperativa de Rita Martirosián, fundadora del Grupo Ritart, el eurodiputado letón Andrejs Mamikins se mostró "orgulloso" de un proyecto que crea "nuevos puestos de trabajo, nuevos mercados" y desarrolla la economía de la zona.

Es "un proyecto único que no he visto antes ni en Georgia ni en Tayikistán ni en ninguna otra parte. Es un uso realmente muy práctico de (los fondos de ) la Unión Europea", dijo a Efe este legislador del Grupo de Socialistas y Demócratas.

El negocio fue fundado hace cinco años por la armenia Rita Martirosián que, gracias a sus conocimientos fitoterapéuticos, pudo convertir su hobby de recolección de hierbas medicinales para la familia en un proyecto que acabaría atrayendo la atención de la UE.

El proyecto cobra especial importancia dado que sus principales beneficiarias son mujeres, entre las que la tasa del paro casi llega al 70 %, y su producción ha tenido buena acogida en el mercado armenio y en el ruso.

 

La delegación del Europarlamento a las puertas del monasterio medieval de Geghard (FOTO: Anush Janbabián/EFE)

Su fundadora sueña ahora con poder exportar a Europa.

"Empecé completamente sola, primero recolectando un kilo, luego cinco, y así hasta que llegué a un punto cuando ya no podía hacerlo sin ayuda y la encontré en mi familia y en la UE", relató a Efe.

Un millar y medio de hierbas curativas

La empresaria aseguró que en un kilómetro cuadrado en Armenia se pueden encontrar un centenar de distintos tipos de hierbas. De las 3.500 que crecen en el país, unas 1.500 tienen propiedades curativas.

Para la ecologista Heidi Hautala, eurodiputada finlandesa, el proyecto desarrollado por Martirosián "cumple con muchos criterios muy buenos, como traer puestos de trabajo a regiones algo remotas con una producción agrícola no tan desarrollada".

Y la emprendedora Rita "está utilizando tesoros locales como las hierbas. Me impresionó oír que hay tantos tipos diferentes de hierbas y flores, que la biodiversidad es muy alta y que, por supuesto, el producto es de buena calidad".

A juicio de Hautala, proyectos como este abren la posibilidad de que "productores y lugareños desarrollen habilidades" y les da elementos para crear "una buena cadena de valor, y no solo vender materias primas".

Tras la reciente firma de un acuerdo de cooperación ampliada entre la UE y Armenia, "es aún más importante que antes poder exportar a los mercados europeos", agregó, matizando que deben cumplir con todos los estándares comunitarios de seguridad alimentaria.

Hierbas para infusiones producidas por una cooperativa que la UE apoya, a través del programa ENPARD, en Armenia (Foto: Anush Janbabián/EFE)

"Vivo en Finlandia y mi casa está en el campo. Por eso creo que, cuando la UE adjudica fondos, éstos deben beneficiar también a la población rural, para que sigan viviendo en sus propias regiones", dijo la finlandesa Anneli Jäätteenmäki, de los liberales de ALDE.

"Deben poder exportar y la UE también podría ayudar con eso", agregó a Efe.

La secundó su colega Clare Moody, eurodiputada laborista británica, que, tras elogiar las infusiones que tuvo la oportunidad de degustar, dijo. "Espero que las exporten, pues yo intentaría comprarlas".

Junto con la falta de agua de riego, otro enemigo que acecha a los agricultores armenios es el granizo.

Algunos años, las tormentas de pedrisco acaban con entre un cuarto y un tercio de las cosechas. Las pérdidas del 10-12 % ya se han convertido en un mal inevitable.

Para combatirlo, con apoyo del ENPARD se han puesto también en marcha proyectos para la instalación de mallas protectoras contra el granizo y de sistemas de riego por goteo que permiten ahorrar hasta un 40 por ciento de agua.

Por Anush Janbabián, con edición de Julia R. Arévalo

 

Aviso legal

Este reportaje se enmarca en un proyecto cofinanciado por la Unión Europea en el marco del programa de subvenciones del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no asume ninguna responsabilidad ni se considera vinculado por la información, datos o puntos de vista expresados en el marco del proyecto, del que son únicos responsables, con arreglo al Derecho aplicable, los autores, los entrevistados, los editores o los divulgadores del programa. Tampoco cabe imputar al Parlamento Europeo responsabilidad alguna por los perjuicios, ya sean directos o indirectos, que puedan derivarse de la realización del proyecto.

Histórico de noticias
La Fortaleza de las Golondrinas, contra el olvido del genocidio armenio

Desde hace un siglo, el pueblo armenio persevera por el reconocimiento mundial del genocidio sufrido durante la Primera Guerra Mundial, deportado y...

El país de las piedras

Los armenios llaman a su patria "el país de las piedras". Casi no tienen tierra para cultivar pero en ella crecen tesoros como las hierbas para tisanas y...

Pan, paz y rosas

Marina decidió irse de casa cuando su marido, un policía de Montenegro, le pidió que eligiera a quién pegaba ese día, si a ella o a su hija pequeña. Se...

Lo que queda en común

Casi un año después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, legisladores de EEUU y la Unión Europea (UE) repasaron lo que queda en común y...

Matías: es "muy temprano" para proclamar resultados de las elecciones en Honduras

Son 52.347 votos los que darían la reelección al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y 5.179 actas electorales las que impugna el opositor...

Lápices o ladrillos

Ir a la escuela no es un derecho para los niños afganos refugiados en Irán, hogar para tres millones de huidos de las inacabables guerras de Afganistán....

Elecciones en Honduras: una jornada de civismo democrático, empañada por la lentitud burocrática

Con "civismo y pacificación, dentro de un sistema que se sentía democrático".  Así percibió la votación para las elecciones generales en Honduras el jefe de...

Observar y oir

"Observar y oír", sin interferencias políticas. Así describe su tarea el jefe de la delegación del Europarlamento que forma parte de la misión de...

Política común y plan Marshall, estrategia de UE frente a China en África

Túnez (EuroEFE).- Política comunitaria unificada, seguridad y un "plan Marshall" son los ejes de la receta que el presidente del Parlamento Europeo, Antonio...

Doblemente forzada, un debate sobre el aborto tras una violación

Mujeres en la cárcel por abortar, niñas forzadas a la maternidad tras haber sufrido una violación, suicidios para evitar ese destino. Sucede en muchos...

Desplazamiento de la migración y el contrabando en Libia preocupan a la UE

El desplazamiento hacia el oeste de las mafias dedicadas en Libia al tráfico de migrantes y el poder de los contrabandistas de combustible y armas...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información