21 de febrero de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110
Europarlamento

La "ciudad" de los apátridas

 El gigantesco campo de Kutupalong, en el distrito de Cox' Bazar en Bangladesh, alberga a refugiados rohinyás huidos de Birmania, a los que visitó una delegación de eurodiputados el 12 de febrero de 2018. En el texto, imágenes de refugiados esperando para recibir ayuda y de una familia albergada bajo una tienda de la ACNUR, en el mismo campo.  (FOTOS: Abir Abdullah EFE/EPA)

El gigantesco campo de Kutupalong, en el distrito de Cox' Bazar en Bangladesh, alberga a refugiados rohinyás huidos de Birmania, a los que visitó una delegación de eurodiputados el 12 de febrero de 2018. En el texto, imágenes de refugiados esperando para recibir ayuda y de una familia albergada bajo una tienda de la ACNUR, en el mismo campo.  (FOTOS: Abir Abdullah EFE/EPA)

Kutupalong (EuroEFE).- Omar Mía y su familia cruzó el río Naf entre Birmania y Bangladesh el pasado fin de semana, junto a otro centenar de personas. Cuenta su historia sollozando: otra familia más que abandona su hogar y se suma al éxodo de casi 700.000 rohinyás expulsados de Birmania.

Que los dos países hayan firmado un acuerdo de repatriación no ha detenido el éxodo que comenzó el pasado agosto con una campaña del Ejército de Birmania contra esta minoría musulmana, a la que los birmanos consideran apátrida.

"En los últimos meses no había trabajo. Sólo las familias musulmanas nos daban trabajo, pero no quedan allí muchos musulmanes con posibles", dice a Efe Mía, de 50 años y originario de la aldea de Ana Prang, cerca de Rathedaung.

Mía hace fila en un punto de tránsito montado por la agencia ACNUR de la ONU a las puertas del gigantesco campo de refugiados rohinyás en la población bangladeshí de Kutupalong, en el distrito de Cox' Bazar.

"No podíamos aventurarnos fuera de la aldea musulmana porque los 'mugs' (budistas, en argot) nos apaleaban, a mí me apalearon. Era difícil sobrevivir así", asegura.

No sólo gente pobre abandona Birmania. La violencia contra los rohinyás está expulsando a musulmanes adinerados como Mohamad Solaiman, originario de Buchidaung, donde poseía tierras y 40 piezas de ganado vacuno.

"No podía abandonarlos. Pero se lo han llevado todo y me han convertido en un indigente. Que me maten las autoridades de Bangladesh, pero yo no vuelvo allí hasta que me devuelvan mi tierra", clama.

Una repatriación pendiente

El pasado 23 de noviembre, Bangladesh y Birmania firmaron un acuerdo que preveía comenzar con las repatriaciones en dos meses.

El viceministro bangladeshí de Exteriores, Shahriar Alam, explica a Efe que el proceso ha sufrido demoras porque no quieren ningún contratiempo.

"Nos estamos tomando tiempo porque queremos que se involucre la ACNUR (...). Queremos rellenar los formularios (de repatriación) en su presencia para que nadie pueda decir que los estamos forzando u obligando a volver (a Birmania) contra su voluntad", agrega.

"También queremos asegurarnos de que no sufren la misma situación cuando regresen, por eso pedimos a todos paciencia. Porque, si alguien retorna (a Bangladesh) por una decisión errónea en una primera fase, eso atascaría todo el proceso de repatriación y no queremos asumir ese riesgo".

La presencia de Alam en Kutupalong coincide con una visita de la delegación para las Relaciones con Asia Meridional del Parlamento Europeo, encabezada por la británica Jean Lambert, de Los Verdes.

Los eurodiputados visitaron el campamento de rohinyás el 12 de febrero, antes de seguir viaje hacia Birmania.

"Hemos visto claramente que es una situación muy difícil de lidiar (...). Entendemos que, además del millón de personas (refugiadas) que hay aquí, siguen llegando más, sigue habiendo gente atascada en la frontera", dice Lambert a Efe.

"En este momento se sienten seguros en Bangladesh, pero desean volver a su propia casa, a su país, con su ciudadanía propia y en eso tenemos que seguir trabajando", promete.

Una "ciudad" de refugiados

"Es un desafío enorme para Bangladesh pero también para las organizaciones internacionales, creo que nuestra tarea, nuestra obligación es ayudarles. Debemos redoblar nuestro esfuerzo para dar apoyo, especialmente a las organizaciones implicadas", dice también a Efe el eurodiputado democristiano alemán Joachim Zeller.

Zeller, miembro del subcomité de Derechos Humanos del Europarlamento, se conduele con la "terrible situación" de estos refugiados por la falta de espacio y las necesidades de alimentos y de atención médica en los campos.

Como describe Rene de Vries, jefe de la oficina europea de asistencia humanitaria en Bangladesh, el país -uno de los más pobres del sur de Asia- ha tenido que hacerse cargo de una población equivalente a la que sería su cuarta ciudad.

"Casi 700.000 han llegado desde agosto y ya había aquí entre 300.000 y 400.000. Por número de personas, son la cuarta ciudad más grande del país. Nunca hay suficiente para alimentar a una ciudad entera, para darle agua, electricidad", destaca.

Limpieza étnica

A fines de septiembre de 2017, el comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, calificó de "limpieza étnica" la campaña de represión del Ejército birmano que ha forzado la huida de los rohinyás.

Los eurodiputados plantearán en Birmania "una serie de cuestiones" para asegurarse de que el acuerdo de repatriación firmado con Bangladesh se cumple "con todas las garantías en cuanto a los derechos humanos", explica a Efe el eurodiputado socialista italiano Pier Antonio Panzeri.

Panzeri admite que la líder de facto de Bangladesh, Aung San Suu Kyi, ha decepcionado al Europarlamento, que le concedió el mayor premio europeo a los derechos humanos, el Sájarov, en 1990.

"De una premio Sajarov y premio Nobel (de la Paz, que le otorgaron en 1991) habríamos esperado un comportamiento objetivamente distinto frente a la población rohinyá", agrega.

"Debemos hablar, negociar con el Gobierno de Birmania, no es posible que hagan lo que están haciendo, expulsar gente de sus casas", abunda su colega Zeller, al destacar que se le ha dado y se le sigue dando "mucho apoyo" al Gobierno birmano para la democratización y modernización del país.

"Creo que deben ser conscientes de que (la ayuda) no es a cambio de nada, deberían mostrar que hacen realmente algo" por la democratización del país, afirma.

Mientras tanto, en el campo desbordado de Kutupalong siguen entrando familias a vivir en la mugre y la desolación.

Sus desgraciados habitantes se pasan el día haciendo fila para conseguir alguna ayuda mientras los trabajadores humanitarios trabajan sin descanso para levantar nuevas tiendas y letrinas en cualquier resquicio de espacio en una tierra donde los rohinyás siguen siendo apátridas.

Por Azad Majunder, con traducción y edición de Julia R. Arévalo

Para saber más: Un premio para siempre

 

Aviso legal

Este proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea en el marco de una licitación del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no debe ser, en modo alguno, considerado responsable de o vincularse a las informaciones u opiniones expresadas en el contexto de este proyecto. En cumplimiento de la legislación aplicable, los autores entrevistaron a ciudadanos, editores o medios de comunicación, quienes son los únicos responsables por sus contenidos. El Parlamento Europeo tampoco debe ser considerado responsable por los perjuicios directos o indirectos que puedan derivarse de la implementación del proyecto.

Histórico de noticias
La comida de los incas en la canasta europea

Alimentos que nutrían a los incas como la quinua han llegado a la canasta de la compra europea gracias a acuerdos de libre comercio como el que Perú tiene...

JJJ

Sofía Herrera tiene sus ojos puestos en el mercado europeo, donde el consumo de flores es "más consistente" que el de EEUU, principal destino actual de los...

borrador

Los alumnos y profesores de la escuela "Ardian Klosi" de Tirana "ya hemos entrado en la UE. Todo aquí cumple con los estándares europeos", se vanagloria su...

borrador bangladesh

Omar Mía y su familia cruzó el río Naf entre Birmania y Bangladesh el pasado fin de semana, junto a otro centenar de personas. Cuenta su historia...

La UE apoyará reducir los escaños en la Eurocámara

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE), que este viernes celebran una cumbre informal en Bruselas, prevén respaldar la reducción de 751 a...

México y UE, de la mano para que derechos humanos vayan más allá del papel

México y la Unión Europea (UE) trabajan de la mano para consolidar los derechos humanos, haciendo énfasis en que los avances no solo tienen que quedar...

Serbia

Serbia espera que la estrategia de ampliación que la Unión Europea (UE) anunciará el 6 de febrero "reconozca sus esfuerzos" y le fije un calendario de...

refugiados palestinos en líbano (borrador)

En medio de las estrechas calles del populoso campo de refugiados libanés de Bedawi, invadidas por enjambres de cables entre los edificios de cemento, se...

UE-Chile, en busca del acuerdo perfecto

Con un volumen duplicado de comercio en apenas 15 años, la Unión Europea y Chile se aplican a perfeccionar su Acuerdo de Asociación con objetivos fijados...

Turismo chino, una mina de oro que la UE quiere explotar

Más de 500 millones de chinos explorarán rutas turísticas en el próximo lustro y Europa aspira a consolidarse como su primer destino fuera de Asia, con una...

La Fortaleza de las Golondrinas, contra el olvido del genocidio armenio

Desde hace un siglo, el pueblo armenio persevera por el reconocimiento mundial del genocidio sufrido durante la Primera Guerra Mundial, deportado y...

El país de las piedras

Los armenios llaman a su patria "el país de las piedras". Casi no tienen tierra para cultivar pero en ella crecen tesoros como las hierbas para tisanas y...

Pan, paz y rosas

Marina decidió irse de casa cuando su marido, un policía de Montenegro, le pidió que eligiera a quién pegaba ese día, si a ella o a su hija pequeña. Se...

Las elecciones chilenas fueron un ejemplo de "férrea democracia", según eurodiputados

Las elecciones presidenciales celebradas el pasado domingo son un ejemplo de la "férrea democracia" que Chile ha logrado construir en las últimas tres...

Europa lamenta la "ocasión perdida" de la última cita de la OMC

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, lamentó que "no haya absolutamente ningún resultado" de la XI conferencia ministerial de la...

Lo que queda en común

Casi un año después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, legisladores de EEUU y la Unión Europea (UE) repasaron lo que queda en común y...

Matías: es "muy temprano" para proclamar resultados de las elecciones en Honduras

Son 52.347 votos los que darían la reelección al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y 5.179 actas electorales las que impugna el opositor...

Lápices o ladrillos

Ir a la escuela no es un derecho para los niños afganos refugiados en Irán, hogar para tres millones de huidos de las inacabables guerras de Afganistán....

Elecciones en Honduras: una jornada de civismo democrático, empañada por la lentitud burocrática

Con "civismo y pacificación, dentro de un sistema que se sentía democrático".  Así percibió la votación para las elecciones generales en Honduras el jefe de...

Observar y oir

"Observar y oír", sin interferencias políticas. Así describe su tarea el jefe de la delegación del Europarlamento que forma parte de la misión de...

Política común y plan Marshall, estrategia de UE frente a China en África

Túnez (EuroEFE).- Política comunitaria unificada, seguridad y un "plan Marshall" son los ejes de la receta que el presidente del Parlamento Europeo, Antonio...

Doblemente forzada, un debate sobre el aborto tras una violación

Mujeres en la cárcel por abortar, niñas forzadas a la maternidad tras haber sufrido una violación, suicidios para evitar ese destino. Sucede en muchos...

Desplazamiento de la migración y el contrabando en Libia preocupan a la UE

El desplazamiento hacia el oeste de las mafias dedicadas en Libia al tráfico de migrantes y el poder de los contrabandistas de combustible y armas...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información