20 de abril de 2018
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110
Europarlamento

Mezquitas y redes contra la ablación en Guinea

 Unas mujeres en un autobús de transporte público en Guinea Conakry. Imagen de archivo de la exposición fotográfica "Africa día a día". (Paco Campos/EFE)

Unas mujeres en un autobús de transporte público en Guinea Conakry. Imagen de archivo de la exposición fotográfica "Africa día a día". (Paco Campos/EFE)

Conakry (EuroEFE).- La niña guineana Koumba Tonguino tenía cinco años cuando murió a consecuencia de una ablación, el 28 de diciembre de 2015. En su pueblo de la prefectura de Guéckédou hicieron creer a los padres que era una maldición que le habían echado los brujos, aunque entre los detenidos por la muerte de la pequeña estaba su propio abuelo.

En Guinea, la inmensa mayoría de las féminas sufren la mutilación genital, una práctica prohibida por ley desde 2010.

Según el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) y el de Población (UNFPA), la ablación femenina persiste en Guinea, entre otras causas, debido a que las familias se ven obligadas a respetar las tradiciones culturales y a someterse a la presión social.

Así, todavía se considera sucias o "impuras" a las mujeres que conservan el clítoris, se atribuye a los barberos que las practican ciertos poderes sobrenaturales y se cree que las complicaciones ligadas a la ablación son obra de espíritus malignos.

En cuanto a la religión, está muy extendida la (falsa) creencia de que el profeta Mahoma la recomendaba.

El UNICEF y el UNFPA lanzaron en 2008 un programa que sigue activo en 17 países de la subregión y que estos días ha sido evaluado por una delegación de la Comisión de Desarrollo del Parlamento Europeo (PE) encabezada por el alemán Norbert Neuser, del Grupo socialdemócrata S&D.

La misión, compuesta también por la alemana Maria Noichl (S&D) y el polaco Adam Szejnfeld (PPE), visitó Guinea entre el 4 y el 6 de abril para conocer éste y otros programas que cuentan con financiación de la UE en el sector de la salud, y en particular el control de las epidemias tras la del ébola que el país sufrió en 2014-2016.

Miembros de la Comisión de Desarrollo del Parlamento Europeo tras su reunión con la jefa de la Dirección Regional de Salud en Conakry, Tata Gakou, y otros responsables sanitarios guineanos, el 4 de abril de 2018. (FOTO: Mohamed Siali/EFE)

Los eurodiputados mantuvieron reuniones con autoridades sanitarias guineanas y con responsables de organismos como el Unicef, el UNFPA o la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Uno de los países con mayor prevalencia de la ablación

La  OMS estima que entre 100 y 140 millones de niñas y mujeres de todo el mundo han sido sometidas a algún tipo de mutilación genital. Cada año, tres millones de niñas africanas corren el peligro de la ablación.

Guinea sigue siendo uno de los países con mayor prevalencia de esta práctica -el 97 % de las mujeres entre 15 y 49 años tienen el clítoris total o parcialmente extirpado- aunque parecen observarse algunos cambios: la prevalencia baja al 46 % en el caso de las niñas menores de 15 años, según datos de 2015 recogidos en un estudio del Unicef.

El mismo estudio revela que sólo el 21 % de las mujeres guineanas piensan que debería ponerse fin a esta práctica que las mutila y pone en riesgo sus vidas y su salud sexual. Curiosamente, son más los hombres en el país, un 38 %, que se manifiestan a favor de acabar con ella.

Esos datos, también del año 2015, mejoran un poco entre la población adolescente (de 15 a 19 años): el 27 % de las muchachas y el 41 % de los chicos opinan que la ablación debe acabarse ya. Las cifras en Guinea están muy por debajo de la media en el continente, donde el 67 % de las féminas y 63 % de los varones son partidarios de la supresión de esta práctica.

Sermones contra la ablación

La búsqueda de nuevas ideas para combatir la mutilación genital femenina hizo que los organismos de cooperación en Guinea pensaran en la Secretaría de Asuntos Religiosos, la máxima autoridad islámica, que gestiona 500 mezquitas en Conakry y 3.300 en el resto del país.

Como resultado, la cuarta conferencia nacional de los ulemas de Guinea emitió en 2016 una fetua dictaminando que la ablación es contraria al Islam.

Después, difundieron en todos los templos musulmanes dos sermones específicos destinados a deslegitimar esa práctica.

También las escuelas coránicas (donde estudia buena parte de la población en el medio rural de este país de 12,6 millones de habitantes, la  mayoría musulmanes) han comenzado a integrar en sus programas la sensibilización contra los estragos de la ablación.

Actualmente, impresiona el número de personas implicadas en la campaña contra esta lacra: 1.422 líderes religiosos, 3.200 agentes de estructuras de protección de infancia, 2.556 profesores de primaria y 300 asistentes sociales en 150 poblaciones, según los datos ofrecidos por los responsables del Unicef y el UNFPA en su reunión con los eurodiputados.

Otra idea novedosa fue contratar a veinte mujeres que ejercían en el pasado la práctica de la ablación y que más tarde, convencidas de sus riesgos y peligros, se han convertido en sensibilizadoras en sus propias regiones, donde gozan de considerable influencia.

Y por último, 32 jóvenes, cuatro en cada región del país, fueron reclutados y entrenados para dirigir debates sobre la ablación y la violencia machista en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram. En Guinea, solo un 10 % de la población tiene acceso a internet, según estadísticas del Banco Mundial.

La participación esencial de las comunidades

El representante de la OMS en Guinea, Georges Alfred Ki-Zebro, explica en entrevista con Efe que entre las lecciones más importantes extraídas del último brote de ébola en el oeste de África está la necesidad de trabajar con las comunidades básicas, idea también válida para el caso de la ablación.

"Las comunidades tienen que ser socios en la seguridad sanitaria y tienen que implicarse y entender también los mensajes ofrecidos por los expertos, y así hablar con ellos en su idioma y garantizar su adhesión para mejorar la respuesta", precisa.

Para Ki-Zebro, no es suficiente con que el Estado disponga de un sistema sanitario para asegurar una buena salud, sino que es crucial que la comunidad crea en la utilidad de los médicos y recurra a ellos.

“Los servicios de sanidad tiene que estar disponibles, el Estado y sus socios tienen el deber de mejorar la disponibilidad de los servicios, pero los servicios tienen que ser demandados y utilizados por la comunidad”, insiste.

Por eso, “la implicación de la comunidad en la planificación, la discusión sobre las cuestiones de sanidad y el entendimiento de los riesgos son importantes”, arguye.

Campañas de sensibilización desde la escuela

Una de las personas implicadas en las campañas de sensibilización de una población dominada por la ignorancia y las supersticiones es Thierno Maka Barry, subdirector de la onegé Plan Internacional, que también expuso a los eurodiputados los proyectos emprendidos en el sur de Guinea con los 3,1 millones de euros de financiación de la UE.

La puerta de entrada de Plan en las comunidades para sus campañas de concienciación es la escuela. “Alrededor de los colegios organizamos proyectos para la comunidad, por ejemplo, intervenimos dando apoyo psicosocial (…) y buscamos implicar a las estructuras de base de las comunidades” en la prevención de la salud, dice a Efe.

El año pasado, Plan ha dado entrenamiento a 9.809 profesionales y voluntarios en cuestiones de salud  y cursillos a 10.695 miembros de comunidades en temas de protección de la infancia.

Tras el ébola, que obligó al cierre de las escuelas durante seis meses, los padres no se atrevían a volver a mandar a sus hijos a clase y la oenegé montó en ellas un dispositivo para enseñar la importancia de la higiene distribuyendo lejía o geles geles para el lavado de manos.

“Eso ayudó -rememora Maka- a que arrancara de nuevo el proceso educativo” después de la tragedia del ébola, cuyo último brote se desató precisamente en una aldea guineana y terminó propagándose a los países vecinos, con más de 11.300 muertos en Africa occidental, 2.500 de ellos en Guinea.

Por Mohamed Siali, con edición de Julia R. Arévalo

 

Aviso legal

Este proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea en el marco de una licitación del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no debe ser, en modo alguno, considerado responsable de o vincularse a las informaciones u opiniones expresadas en el contexto de este proyecto. En cumplimiento de la legislación aplicable, los autores entrevistaron a ciudadanos, editores o medios de comunicación, quienes son los únicos responsables por sus contenidos. El Parlamento Europeo tampoco debe ser considerado responsable por los perjuicios directos o indirectos que puedan derivarse de la implementación del proyecto. 

Histórico de noticias
Mezquitas y redes contra la ablación en Guinea

La niña guineana Koumba Tonguino tenía cinco años cuando murió a consecuencia de una ablación, el 28 de diciembre de 2015. En su pueblo de la prefectura de...

El reto de cuidar la calidad de la agricultura en Kenia

No hay que pasar mucho tiempo en Kenia para darse cuenta de que la fruta y la verdura se vende, sobre todo, en puestos callejeros improvisados que montan...

borrador El despertar de la Ucrania rural

Igor Lidoviy, un antiguo profesor ucraniano, volvió de un viaje a Alemania con un conocimiento que ha cambiado la vida de su comunidad rural en la provincia...

Las lecciones del ébola -borrador

Mohamed Awad, hijo de egipcia y libanés, nació en el mismo hospital de Conakry que hoy dirige. “Necesitamos equipos aunque sean de segunda mano, sé que en...

borrador frontera coreana

Separados por un bloque de hormigón que apenas se eleva del suelo, hay un punto donde soldados de las dos Coreas pueden verse a los ojos y podrían hablarse....

La corrupción lastra a Ucrania

Combatir la corrupción es la recomendación que una vez más recibe la Ucrania de Petró Poroshenko, con la que la UE firmó un Acuerdo de Asociación en vigor...

Apuesta por la alfabetización digital de la mujer

Diputadas latinoamericanas y europeas apostaron en Panamá por la alfabetización digital de la mujer, un nuevo reto para lograr la paridad que fue objeto de...

Los jóvenes palestinos  "creen que nunca habrá paz"

La gran mayoría de los jóvenes palestinos “creen que nunca habrá paz”, dice la eurodiputada Elena Valenciano. En entrevista con Efe al término de una visita...

borrador (eurodiputados en Hebrón)

“Hemos echado el cierre a la vida aquí”, en Hebrón. El que habla es Yehuda Shaul, un exmilitar israelí convertido en activista contra la ocupación de los...

La comida de los incas en la canasta europea

Alimentos que nutrían a los incas como la quinua han llegado a la canasta de la compra europea gracias a acuerdos de libre comercio como el que Perú tiene...

JJJ

Sofía Herrera tiene sus ojos puestos en el mercado europeo, donde el consumo de flores es "más consistente" que el de EEUU, principal destino actual de los...

borrador

Los alumnos y profesores de la escuela "Ardian Klosi" de Tirana "ya hemos entrado en la UE. Todo aquí cumple con los estándares europeos", se vanagloria su...

borrador bangladesh

Omar Mía y su familia cruzó el río Naf entre Birmania y Bangladesh el pasado fin de semana, junto a otro centenar de personas. Cuenta su historia...

México y UE, de la mano para que derechos humanos vayan más allá del papel

México y la Unión Europea (UE) trabajan de la mano para consolidar los derechos humanos, haciendo énfasis en que los avances no solo tienen que quedar...

Serbia

Serbia espera que la estrategia de ampliación que la Unión Europea (UE) anunciará el 6 de febrero "reconozca sus esfuerzos" y le fije un calendario de...

refugiados palestinos en líbano (borrador)

En medio de las estrechas calles del populoso campo de refugiados libanés de Bedawi, invadidas por enjambres de cables entre los edificios de cemento, se...

UE-Chile, en busca del acuerdo perfecto

Con un volumen duplicado de comercio en apenas 15 años, la Unión Europea y Chile se aplican a perfeccionar su Acuerdo de Asociación con objetivos fijados...

Turismo chino, una mina de oro que la UE quiere explotar

Más de 500 millones de chinos explorarán rutas turísticas en el próximo lustro y Europa aspira a consolidarse como su primer destino fuera de Asia, con una...

La Fortaleza de las Golondrinas, contra el olvido del genocidio armenio

Desde hace un siglo, el pueblo armenio persevera por el reconocimiento mundial del genocidio sufrido durante la Primera Guerra Mundial, deportado y...

El país de las piedras

Los armenios llaman a su patria "el país de las piedras". Casi no tienen tierra para cultivar pero en ella crecen tesoros como las hierbas para tisanas y...

Pan, paz y rosas

Marina decidió irse de casa cuando su marido, un policía de Montenegro, le pidió que eligiera a quién pegaba ese día, si a ella o a su hija pequeña. Se...

Las elecciones chilenas fueron un ejemplo de "férrea democracia", según eurodiputados

Las elecciones presidenciales celebradas el pasado domingo son un ejemplo de la "férrea democracia" que Chile ha logrado construir en las últimas tres...

Europa lamenta la "ocasión perdida" de la última cita de la OMC

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, lamentó que "no haya absolutamente ningún resultado" de la XI conferencia ministerial de la...

Lo que queda en común

Casi un año después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, legisladores de EEUU y la Unión Europea (UE) repasaron lo que queda en común y...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información