17 de noviembre de 2017
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 1300x110
Premio Sájarov

Sin noticias de Dawit Isaak

 Dawit Isaak está en prisión sin juicio en Eritrea desde el 23 de septiembre de 2001 (Composición gráfica de Irene de Pablo para la Agencia EFE)

Dawit Isaak está en prisión sin juicio en Eritrea desde el 23 de septiembre de 2001 (Composición gráfica de Irene de Pablo para la Agencia EFE)

Dawit Isaak cumple esta semana 53 años en una cárcel de Eritrea. Quizás esté todavía vivo. Candidato finalista al Premio Sájarov a la libertad de conciencia, Isaak ha obtenido muchos galardones estando en la cárcel, donde lo enterró el régimen del dictador Issaias Afewerki el 23 de septiembre de 2001 por publicar en su semanario, "Setit", una carta abierta en defensa de las libertades en su país.

El río que no se seca nunca

Cuando Dawit Isaak fundó "Setit", en 1997, le puso el nombre del único río que no se seca en su país. "Queríamos que el caudal de información de nuestro periódico fuese continuo", relató años después su colega y confundador Aaron Berhane, ahora exiliado en Canadá.

El río Setit, que nunca se seca, dio nombre al semanario fundado por Dawit Isaak en la Eritrea independiente (Composición gráfica de Irene de Pablo para la Agencia EFE)

El propio Isaak había huido de la guerra en la veintena y obtenido el asilo y la nacionalidad en Suecia. En 1993, poco después de que su país lograra independizarse de Etiopía, decidió regresar.

En la recién nacida Eritrea hizo de la escritura un oficio y fundó una familia. Con su esposa y sus tres hijos regresó brevemente a Suecia en 2000, para ponerlos a salvo de nuevas hostilidades, pero al año siguiente decidió, nuevamente, retornar.

Los mensajes que reclamaban a Afewerki elecciones, unas Constitución para el nuevo país, que cumpliera sus promesas al pueblo eritreo llevaron a la cárcel a un grupo de políticos y periodistas, entre ellos Dawit. Se sabe que algunos han muerto en prisión, de otros no se sabe nada.

"El caso de Isaak es emblemático de todos aquellos que han sufrido desapariciones forzosas por parte del Gobierno eritreo y permanecen desaparecidos", declaró el 3 de mayo la relatora especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Eritrea, Sheila Keetharuth.

"Isaak fue encarcelado junto a otros 20 periodistas por reclamar reformas democráticas (...) Ha pasado en prisión 16 años y ocho días, sin un juicio, sin un abogado, sin contacto con su familia", recordó al presentar su candidatura al Premio Sájarov la eurodiputada española Elena Valenciano, del Grupo Socialista (S&D) en el PE.

Los socialdemócratas europeos fueron los valedores de la candidatura de Dawit, que ya estuvo en 2009 entre los finalistas al premio a la libertad de conciencia que concede el Parlamento Europeo.

Free Dawit

Desde su encarcelamiento, sólo una vez Isaak se comunicó con su familia, durante una brevísima excarcelación -apenas dos días- en noviembre de 2005. No se volvió a saber nada de él hasta mayo de 2013, cuando un antiguo funcionario de prisiones que había huido de Eritrea reveló a un periódico sueco que el periodista seguía vivo, que estaba enfermo y confinado en condiciones horrendas.

En todos estos años, familia, organizaciones de prensa y organismos internacionales han seguido pronunciando el nombre de Dawit Isaak, para que no caiga en el olvido, en un intento tras otro de conseguir la liberación de los periodistas presos en Eritrea.

"Puede parecer desesperado, pero estamos convencidos de que la atención sobre su caso es lo que lo mantiene con vida", proclama en su web el comité Free Dawit (Dawit Libre), oenegé impulsada por la esposa y un amigo de Isaak de la que es miembro la sección sueca de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

El periodista ha obtenido premio tras premio: RSF le concedió su primera distinción internacional, el Premio a la Libertad de Prensa, en 2003, al que siguieron el Anna Politkóvskaya del Club de Prensa de Suecia (2006/07), el Premio Kurt Tucholski (2009) o el Premio a la Libertad de Expresión de la Unión de Autores de Noruega (2010).

En 2011 obtuvo también la Pluma de Oro de la Libertad, un galardón de la Asociación Mundial de Periódicos WAN-IFRA y, en 2017, el Premio Mundial de la Prensa "Guillermo Cano" de la UNESCO, además de la candidatura al Sájarov.

RSF, ella misma Premio Sájarov en 2005, impulsó además una iniciativa que llevó a la publicación en Suecia de los escritos de Isaak bajo el título "Esperanza: historia del amor de Moisés y Maná y otros textos", traducidos al inglés y el francés.

La mayor cárcel de periodistas en África

Eritrea se disputa con Corea del Norte el último puesto en la clasificación que cada año publica RSF. Es el segundo país del mundo con más periodistas encarcelados, después de China. Sólo se permiten los medios de comunicación públicos, donde la censura es total.

Protesta de Reporteros Sin Fronteras (RSF) frente la sede de la ONU en Ginebra, donde se reúne el 14 de marzo de 2005 la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. RSF acusaba a la Comisión de ser "la mayor prisión del mundo para los periodistas", dado que cuatro de sus miembros -Eritrea, China, Cuba y Nepal- tenían 70 periodistas y 62 ciberdisidentes encarcelados (Foto: Laurent Gillieron EPA/EFE)

"Hay una línea roja que no se puede cruzar, pero a veces los periodistas ni se dan cuenta", explicó a Efe un informador huido del país después de sufrir tres encarcelamientos y un nivel de torturas que allí se consideraba "de los más bajos": privación de sueño, golpes, dietas a pan y agua.

Este periodista es parte del triste exilio forzado por la dictadura. Los eritreos son, junto a sirios e iraquíes, los principales receptores de asilo en la UE. Algo más de 47.000 lo pidieron en 2015.

La campaña por la liberación de Dawit no ha cesado: además de las manifestaciones y charlas que organiza periódicamente el comité Free Dawit en Suecia, su caso ha llegado a altas instancias internacionales.

En 2013, la Comisión Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos debatió en sesión extraordinaria en Gambia la petición de "habeas corpus" para Isaak que la Justicia eritrea ignoró.

En 2014, RSF presentó en Suecia una demanda contra Afewerki por crímenes contra la Humanidad, tras entrar en vigor la nueva ley sueca de justicia universal y, en 2015, llevó el caso de Isaak ante la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y se dirigió al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Pero a Afewerki le han importado poco las críticas. Ni siquiera la presión de Suecia, ya que Dawit tiene también esa nacionalidad, ha servido hasta ahora para mejorar su suerte. "No lo vamos a juzgar ni lo vamos a liberar. Sabemos cómo manejar a los de su especie", zanjó el dictador en una entrevista con la prensa sueca en 2009.

Y su ministro de Exteriores, Osman Saleh, confirmó en junio de 2016 que Dawit Isaak estaba vivo y que sería juzgado cuando el Gobierno lo decidiera.

Para su hija Betlehem, ha quedado claro que Eritrea no sucumbirá a las presiones. Al recoger el Premio Guillermo Cano de la UNESCO el 3 de mayo de 2017 en Yakarta, abogó por que la comunidad internacional  "se involucre en un dialogo fructífero" con el régimen eritreo para intentar mejorar la situación de los derechos humanos en el país africano.

De su padre, destacó que "sabía que sin el establecimiento básico de los derechos humanos, la libertad de expresión, el acceso a la educación y la salud, ninguna sociedad podría florecer, ninguna nación puede lograr la estabilidad y ningún pueblo podría prosperar".

Por Julia R. Arévalo

Aviso legal

Este reportaje se enmarca en un proyecto cofinanciado por la Unión Europea en el marco del programa de subvenciones del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no asume ninguna responsabilidad ni se considera vinculado por la información, datos o puntos de vista expresados en el marco del proyecto, del que son únicos responsables, con arreglo al Derecho aplicable, los autores, los entrevistados, los editores o los divulgadores del programa. Tampoco cabe imputar al Parlamento Europeo responsabilidad alguna por los perjuicios, ya sean directos o indirectos, que puedan derivarse de la realización del proyecto.

Histórico de noticias
¿Quitar un Sájarov?

Tres décadas después de crearse el Premio Sájarov a la libertad de conciencia, el comportamiento de la líder birmana Aung San Suu Kyi ha llevado al...

Un legado imperecedero

El ideario del disidente soviético y Premio Nobel de la Paz Andréi Sájarov (1921-1989), padre de la bomba de hidrógeno, activista del desarme nuclear y...

"Venezuela no está sola"

El Parlamento Europeo ha concedido el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia de 2017 a la "oposición democrática" de Venezuela, un galardón colectivo...

La familia de Dawit no pierde la esperanza

La familia del periodista eritreo encarcelado Dawit Isaak no pierde la esperanza de recuperarlo pero, 16 años después, apuesta más por el diálogo que por...

Sin noticias de Dawit Isaak

Dawit Isaak cumple esta semana 53 años en una cárcel de Eritrea. Quizás esté todavía vivo. Candidato finalista al Premio Sájarov a la libertad de conciencia...

Lolita Chávez, en defensa del pueblo de los muchos árboles

Como mujer y como indígena, Aura Lolita Chávez Ixcaquic conoce de primera mano lo que supone la discriminación, la doble discriminación, y aún así está...

Borges: la oposición venezolana libra "la batalla por la libertad más importante del siglo"

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, es el único que está en libertad de las figuras de la oposición venezolana galardonadas con...

30 años de Premios Sájarov

Disidentes, periodistas, escritores, activistas por la paz y los derechos humanos, movimientos ciudadanos y oenegés como la soviética/rusa Memorial ,...

De Mandela a Malala, cuatro Sájarov ganaron el Nobel de la Paz

Cuatro galardonados con el Premio Sájarov a la libertad de conciencia creado por el Parlamento Europeo (PE) en 1988 han recibido también el Nobel de...

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información