La amistad entre Argelia y España, en punto muerto

Amitad entre España y Argelia en punto muerto por el Sáhara

El presidente Abdelmadjid Tebboune,en una imagen de archivo. EFE/EPA/MOHAMED MESSARA

Argel (EuroEFE).- Argelia paralizó este miércoles de «inmediato» el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España, por el cambio de posición español sobre el Sáhara Occidental, poniendo así fin a casi dos décadas de refuerzo en la cooperación bilateral.

El Gobierno español lamentó la decisión, al tiempo que reafirmó su «compromiso pleno» con su contenido, pero la suspensión pone en punto muerto la relación entre los países vecinos, en continuo deterioro desde que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, mostrara su apoyo a la propuesta marroquí de autonomía sobre la excolonia española.

«Las autoridades españolas emprendieron una campaña para justificar la posición que adoptaron sobre el Sáhara Occidental, una violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como poder administrador del territorio que pesan sobre el Reino de España», justificó la Presidencia de Argelia en un comunicado.

Argel consideró que la actitud de España es «contraria a la legalidad internacional, que le impone su condición de potencia autoridad administradora, y a los esfuerzos de las Naciones Unidas y del nuevo enviado personal del Secretario General, y contribuye directamente a la degradación de la situación en el Sáhara Occidental y en la región».

Por ello, decidió suspender el citado tratado, firmado el 8 de octubre de 2002, que prevé el refuerzo del diálogo político así como el desarrollo de la cooperación en distintos ámbitos, como la economía y que «que hasta ahora enmarca el desarrollo de las relaciones entre los dos países».

LA POSTURA DE ESPAÑA LO «ROMPIÓ TODO»

Argelia se ha mostrado «muy sorprendida» por el apoyo de España al proyecto marroquí -alejando así la iniciativa de autodeterminación del Sáhara Occidental apoyada por la ONU- y llamó a consultas a su embajador en Madrid «con efecto inmediato» horas después de que esta fuera anunciado inicialmente por el gabinete real marroquí, país rival de Argelia en la región.

El presidente, Abdelmadjid Tebboune, declaró entonces que con el nuevo giro de España «el jefe de Gobierno -Pedro Sánchez- lo rompió todo», el curso de las relaciones y señaló directamente al presidente, «no a España».

Argelia es también el principal aliado del Frente Polisario, que en abril también suspendió sus contactos con el Gobierno español, y acoge en su territorio los campamentos de refugiados saharauis.

Desde entonces la tensión en las relaciones entre Argel y Madrid estuvo latente y se reflejó especialmente en el sector del gas, donde los dos países han dejado de ser socios estratégicos.

ESPAÑA, PENDIENTE DE REVISIÓN

Argelia, principal proveedor de gas hasta este año de España, advirtió a principios de abril que revisará los precios de su cliente español, al tiempo que mantendrá la misma tarifa para el resto de países.

La cuestión sobre los precios fue muy cuestionada por parte de varios expertos argelinos, que estimaron la necesidad de revisar los contratos gasísticos, ya que la empresa estatal de hidrocarburos Sonatrach lleva más de una década sin negociarlos.

La petición por parte de España de utilizar el gasoducto Magreb Europa (GME) -que pasa por territorio marroquí y Argel cerró el pasado año por disputas con Rabat- para proveer de gas a Marruecos también tensionó a Argelia, que amenazó con romper los contratos si utilizaba el combustible argelino.

El presidente argelino garantizó que mantendrá el suministro a España, mientras Madrid ha ido reduciendo su dependencia y Estados Unidos es desde febrero el principal exportador de gas.

La reacción de hoy se produjo tras la comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados español, en la que volvió a defender su giro de la política española sobre el Sáhara Occidental como la base más «sólida, creíble y realista».

Editado por Sandra Municio

Claves en la relación entre Argelia y España con el gas y el Sáhara por medio

Redacción Internacional (EuroEFE).- España considera a Argelia un socio "muy fiable" y "estratégico", y las relaciones entre ambos países se han intensificado en los últimos meses, marcadas por la cuestión del Sáhara y el comercio del gas argelino, materia prima …