España reivindica su modelo de colaboración frente a la migración irregular

España defiende su modelo de colaboración frente a la migración irregular

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa ofrecida este viernes en la sede de a Representación Permanente de España ante la UE, tras participar en la cumbre Unión Europea-Unión Africana celebrada durante dos días en Bruselas. EFE/Horst Wagner

Bruselas (EuroEFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, defendió hoy una apuesta «nítida» por la migración legal por parte de la UE y África con el desarrollo de iniciativas conjuntas como las que lleva poniendo en práctica desde hace tiempo España con países del norte del continente africano.

La cuestión migratoria fue uno de los asuntos abordados en la última jornada de la VI cumbre Unión Europea-Unión Africana que se celebró en Bruselas y que Sánchez, en rueda de prensa, consideró que ha supuesto «un punto de inflexión» en la relación entre ambas regiones.

Durante los dos días de la cumbre los líderes europeos y africanos se repartieron en diversas mesas de trabajo, y el jefe del Gobierno español, que el jueves copresidió una sobre paz y seguridad, participó este viernes en otra sobre migración copresidida por Marruecos, Portugal, Austria y Benin.

Esa circunstancia provocó que Sánchez, como él confirmó, tuviera una conversación con el representante de Marruecos en la cumbre, el ministro de Exteriores, Naser Burita, en medio de los intentos por restablecer la plena normalidad en las relaciones diplomáticas entre los dos países.

En esa conversación, según el jefe del Gobierno, ambos coincidieron en la necesidad de avanzar en la relación estratégica entre España y Marruecos.

Fuentes españolas señalaron posteriormente que la recuperación de la normalidad en la relación bilateral «va por buen camino» y que conversaciones como la de Sánchez y el jefe de la diplomacia marroquí ayudan a ello.

Sánchez comentó también que había conversado con otro de los participantes en la cumbre, el líder del Frente Polisario, Brahim Gali, cuya acogida en España para ser tratado en un hospital provocó una avalancha de migrantes irregulares en Ceuta que ahondó la crisis diplomática con Marruecos.

POLÍTICA MIGRATORIA INTEGRAL

En su participación en la mesa sobre migración, el presidente del Gobierno defendió seguir avanzando «en una política migratoria integral que contemple todas las dimensiones, que promueva una migración segura, ordenada, regular y que ponga coto a las mafias que trafican con seres humanos».

La propuesta de una reforzada y recíproca asociación euroafricana en materia migratoria y de movilidad dijo que se fundamenta en el fomento de las relaciones entre los países de origen, tránsito y destino de esos flujos.

«La apuesta por la migración legal debe ser nítida. Consideramos -añadió- que se debe comenzar a desarrollar iniciativas conjuntas para ir provocando nuevos esquemas migratorios de corta y larga duración que puedan ser mutuamente beneficiosos para ambas regiones, y en ese sentido España lleva trabajando bastante tiempo sobre esta cuestión con distintos países del norte de África».

Respecto a la mesa sobre paz y seguridad que copresidió el jueves, hizo hincapié en que se trata de elementos clave para el desarrollo y para cualquier proyecto de futuro.

«No hay paz sin desarrollo y no hay desarrollo sin seguridad y estabilidad», dijo el jefe del Gobierno, quien resaltó el compromiso común de luchar contra el terrorismo y reforzar la cooperación ante situaciones como la del Sahel, Libia, Somalia, Mozambique o el incremento de la piratería en el Golfo de Guinea.

EL FUTURO DE MALI

En relación con Mali consideró que se asiste a «una crisis multidimensional» que necesita el regreso de la democracia y el orden constitucional

Los países europeos, pese al anuncio de la retirada de las misiones encabezadas por Francia, aseguró que tienen la voluntad de seguir demostrando un compromiso real mediante operaciones como la de EUTM Mali.

Se trata de una misión de la UE de ayuda al Ejército maliense para mejorar sus capacidades militares y en la que España, con unos 500 efectivos, es el máximo contribuyente.

Sánchez insistió en que África es una región clave para la Unión Europea y para España y que la declaración suscrita al término de la cumbre demuestra la ambición común para reforzar una relación «necesaria y estratégica».

«Ahora debemos pasar de la teoría a los hechos y trabajar para que ese futuro común que hemos diseñado entre ambos continentes tenga éxito», añadió.

Editado por Sandra Municio