La UE y África buscan más prosperidad a través de inversiones

UE África cumbre prosperidad inversiones

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el pasado viernes en Brest. EFE/EPA/LUDOVIC MARIN

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) y la Unión Africana (UA) celebrarán los próximos 17 y 18 de febrero en Bruselas su sexta cumbre, una cita en la que se han propuesto profundizar su relación y crear más prosperidad con el impulso de un ambicioso paquete de inversiones que tenga en cuenta retos como el cambio climático y la recuperación de la pandemia.

A la cumbre están llamados los líderes de los Veintisiete y de los 55 Estados miembros de la UA, si bien esta organización se encarga de gestionar las invitaciones a los Estados africanos.

En ella, tratarán de renovar la relación entre los dos continentes con “la mayor implicación política” y sobre la base de la “confianza” y un “entendimiento más claro de los intereses mutuos”, indican desde la UE.

El objetivo será impulsar un “ambicioso” paquete de inversión y abordar herramientas y soluciones para promover la estabilidad y la seguridad a través de una arquitectura renovada de paz y seguridad.

La cumbre se organizará en torno a varias mesas redondas temáticas sobre financiación del crecimiento, sistemas de salud y producción de vacunas, agricultura y desarrollo sostenible, educación y cultura, migración y movilidad, apoyo al sector privado e integración económica, paz y seguridad y conectividad e infraestructuras verdes y digitales.

Además, las dos partes prevén impulsar una declaración sobre su visión conjunta de cara a 2030.

La cita de Bruselas sigue a la reunión de ministros de Exteriores de ambos bloques que se celebró en Kigali el pasado 26 de octubre.

SOLIDARIDAD Y VACUNACIÓN

La solidaridad con África en la pandemia y la necesidad de que el continente cuente con suficientes vacunas contra la COVID-19, así como con los medios para producirlas, serán asuntos centrales en la cumbre.

En su reunión de octubre, los ministros africanos y europeos hicieron hincapié en la importancia de invertir más en los sistemas de salud y protección social en África y aumentar la producción y el acceso equitativo a vacunas, medicamentos y tecnologías sanitarias.

Reconocieron el apoyo de la UE a la iniciativa COVAX para que las vacunas estén disponibles en todo el mundo, y anunciaron mayor cooperación en diagnósticos y tratamientos y el fortalecimiento de la fabricación local de vacunas y medicamentos en África, por medio también de inversiones en el desarrollo de centros de producción locales.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Con una ola de la variante ómicron que ha llegado a todo el mundo desde Sudáfrica, cuyo descubrimiento llevó a suspender temporalmente vuelos con la región, los líderes europeos y africanos abordarán el impacto económico de las restricciones causadas por el coronavirus.

Los ministros de ambas partes, en su reunión de Ruanda, coincidieron en la necesidad de fomentar los programas de estímulo económico y la movilización de inversiones públicas y privadas en sectores con “alto efecto multiplicador” para la recuperación económica y la creación de empleo.

Además, apoyaron la rápida implementación del marco del G20 sobre tratamiento de la deuda como un medio para abordar los problemas de liquidez de África a largo plazo.

CONECTIVIDAD

La UE y África han mostrado su interés además por que la recuperación económica esté basada en la transición verde, la transformación digital y la conectividad.

En la cita de Ruanda, los ministros europeos y africanos vieron necesario fortalecer la cooperación en la gobernanza de los océanos, desarrollar un enfoque estratégico y coordinado sobre la asociación energética o aumentar el apoyo a la adaptación y resiliencia climática.

Además, reconocieron el papel clave de la educación y el desarrollo de habilidades para asegurar la creación de trabajos decentes, así como la investigación, la tecnología y la innovación.

COMPETENCIA GEOPOLÍTICA

La UE lleva a cabo una reflexión sobre cómo garantizar que, en el actual contexto de competencia geopolítica, el bloque comunitario siga siendo un socio estratégico que escojan los países africanos, especialmente cuando China ha incrementado su presencia e inversiones en ese continente.

La UE quiere dar un nuevo impulso a las inversiones en infraestructuras de calidad, bienes de conexión, personal y servicios en todo el mundo, y en ese sentido cree que su reciente iniciativa “Gobal Gateaway”, que puede suponer una alternativa a la Ruta de la Seda china, permitirá dar un respaldo “más estratégico” a las fuentes renovables de energía, la eficiencia energética, la transición justa y unas cadenas de suministros locales más ecológicas, incluyendo el desarrollo del sector del hidrógeno.

MIGRACIÓN Y MOVILIDAD

Los ministros europeos y africanos acordaron en Kigali profundizar la cooperación sobre migración y movilidad a través de los marcos de migración y plataformas de diálogo existentes, y desarrollar más el Diálogo sobre Migración y Movilidad de Continente a Continente.

Reiteraron además la “responsabilidad compartida” en este ámbito, así como la importancia del pleno respeto del derecho internacional.

Otro aspecto que se espera aborde la cumbre será cómo garantizar la paz, seguridad y gestión democrática en África.

La UE ha expresado su preocupación por el conflicto y la crisis humanitaria en Etiopía, así como por la violencia en países del Sahel como Mali, que ha sufrido un golpe de Estado, al igual que Burkina Faso, mientras que mercenarios de la empresa de seguridad rusa Wagner, sancionada por la Unión por violaciones de los derechos humanos, siguen desplegándose por estados como la República Centroafricana o el propio Mali.

Editado por Miriam Burgués