La tensión con Rusia eclipsa la cumbre de la UE pensada para seducir a África

Cumbre de la UE con África queda eclipsada por la tensión en Rusia. Vista de la presidenta de la CE.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante una sesión plenaria en el Parlamento Europeo el 16 de febrero de 2022. EFE/EPA/JULIEN WARNAND

Bruselas (EuroEFE).- La tensión en torno a Rusia y Ucrania ha obligado a improvisar el jueves en Bruselas una reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea para analizar esa crisis, justo antes del inicio de la cumbre planteada por la UE para seducir a África y contrarrestar el ascenso de China en ese continente.

Los líderes de los Veintisiete mantendrán una reunión informal de una hora que arrancará a las 12.30 hora local (11.30 GMT) en la que comentarán los últimos acontecimientos, después de que la UE reiterase este miércoles que apuesta por la vía diplomática y que le corresponde a Rusia concretar la desescalada anunciada por Moscú.

Tras esa cita urgente, los líderes de los países e instituciones de la Unión Europea recibirán a sus homólogos de la Unión Africana, como estaba previsto, en un encuentro en el que participaran unos 70 jefes de Estado y que servirá de puesta de largo a la estrategia del bloque comunitario para contrarrestar la nueva Ruta de la Seda y la influencia de China y Rusia en África.

La cumbre UE-UA se celebra cinco años después de la última en Costa de Marfil (2017) y ocho desde el último encuentro en Bruselas (2014) y se asienta sobre la promesa comunitaria de movilizar en siete años 150.000 millones de euros de inversiones públicas y privadas para modernizar el continente africano en sectores que van desde el transporte a la salud, pasando por la transición energética o la agricultura.

«África es un actor global cada vez más cortejado. Tiene más opciones en su elección de socios que antes», señalan fuentes europeas sobre el encuentro, precedido de un viaje a Marruecos de la presidenta de la Comisión Europea como parte de una minigira que llevó a Ursula von der Leyen y a cinco de sus comisarios a Senegal la semana pasada.

Los líderes intervendrán en la ceremonia de apertura y en la clausura, y el resto de la reunión se organizará en siete «mesas temáticas participativas» en las que distintos expertos y líderes africanos y europeos dedicarán unas dos horas a tratar, a puerta cerrada, sobre temas como crecimiento sostenible, transición energética, salud, digitalización, migración, agricultura o terrorismo.

Se abordarán, en concreto, cuestiones como la donación de vacunas contra la covid a África y el impulso de capacidades de fabricación propia de medicamentos, nuevas infraestructuras de transporte de personas y mercancías o inversiones para desarrollar fuentes de energía como las renovables y el hidrógeno.

España copresidirá la mesa dedicada al Sahel, y participará junto con Marruecos en la de migración, en un formato inusual en este tipo de cumbres que se saldará sin decisiones formales, más allá de unas conclusiones sobre los temas abordados en cada una de las mesas y una declaración sobre «una visión conjunta para 2030» de la UE y la UA.

«Sin paz no hay desarrollo y sin desarrollo no hay paz», resumió un responsable comunitario, quien agregó que «las crisis del siglo XIX no son las del siglo XX, aunque se alimenten de ellas».

Participarán en la cumbre líderes de Egipto, Senegal, Ruanda, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) o Sudáfrica, miembros todos de la Unión Africana, pero no así Mali, país cuya membresía ha sido suspendida de esa organización y cuya situación particular se dejará notar en la reunión.

Francia y la UE se están replanteando su presencia en el país tras el golpe de Estado que sufrió en mayo de 2021, lo que tiene implicaciones en la lucha contra el terrorismo yihadista y el crimen organizado en el Sahel.

Precisamente en la víspera de la cumbre, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha convocado en París a jefes de Estado de países europeos y africanos asociados en la lucha antiterrorista en el Sahel para discutir sobre la retirada de tropas de Mali, donde hay también mercenarios de la empresa de seguridad rusa Wagner, sancionada por la UE por violar los derechos humanos.

Al término de los debates, los líderes abandonarán el edificio del Consejo y se dirigirán al Palacio de Bellas Artes de Bruselas, Bozar, donde cenarán a las 19.30 hora local (18.30 GMT) y disfrutarán de una actuación del célebre músico senegalés Youssou N’Dour.

La cita continuará el viernes entre las 10.00 y las 12.00 hora local (09.00-11.00 GMT) y al término se esperan ruedas de prensa de algunos de los protagonistas.

Editado por Sandra Municio

La UE y África buscan más prosperidad a través de inversiones

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) y la Unión Africana (UA) celebrarán los próximos 17 y 18 de febrero en Bruselas su sexta cumbre, una cita en la que se han propuesto profundizar su relación y crear más prosperidad con …