Bruselas llama a asegurar la seguridad alimentaria ante la guerra en Ucrania

Bruselas llama a asegurar la seguridad alimentaria ante la guerra en Ucrania

Janusz Wojciechowski, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/JULIEN WARNAND/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, asumió este jueves que la guerra en Ucrania «va a cambiar nuestro enfoque sobre el futuro de la agricultura» e instó a aplicar políticas que «garanticen la seguridad alimentaria».

También recordó que ante la crisis, Bruselas está trabajando en medidas como la intervención en el mercado del porcino, el uso de la reserva de crisis, las ayudas de Estado y la posibilidad de realizar cultivos en tierras en barbecho.

«Lo que está sucediendo en Ucrania va a cambiar todo nuestro enfoque y visión sobre el futuro de la agricultura. Tenemos que volver a la seguridad alimentaria, tenemos que implementar una política que garantice la seguridad alimentaria para todos los ciudadanos en la Unión

Europea y que también garantice la contribución de la agricultura de la UE para proporcionar seguridad alimentaria alrededor del mundo», dijo el político polaco. El comisario se pronunció así durante una comparecencia ante la comisión de Agricultura de la Eurocámara centrada en el impacto de la invasión rusa de Ucrania sobre el sector agrario.

Ucrania era antes de la guerra un importante proveedor de cereales y oleaginosas, como el girasol. Algunos de los productos agrícolas que se importaban desde la antigua república soviética son fundamentales para alimentar el ganado en los Veintisiete.

Wojciechowski declaró que el Pacto Verde Europeo y la estrategia «De la granja a la mesa», con la que se busca una producción y un consumo alimentario más sostenibles, también contribuyen a asegurar la seguridad alimentaria.

«El Pacto Verde y sus objetivos y, en particular, la estrategia ‘De la granja a la mesa’ promoverán la seguridad alimentaria», aseguró, y añadió que «obviamente no se puede abandonar todo lo que ya estamos desarrollando», en referencia a esas iniciativas.

En ese sentido, afirmó que se quiere «una agricultura resiliente a la luz de las diferentes crisis» y consideró que se debe respetar el medio ambiente.

«Estas ideas no son contrarias como parte de un planteamiento global. Creo que, sobre todo, lo que tenemos que hacer es asegurar que la producción de alimentos europea, la agricultura, se mantiene y fortalece en la medida de lo posible», aseveró.

Reiteró que una agricultura sostenible, incrementar la resiliencia del sector y reducir la dependencia de las importaciones «son elementos para lograr el objetivo de la seguridad alimentaria y forman parte de las estrategias ‘De la granja a la mesa’ y sobre biodiversidad».

No obstante, constató que la Comisión Europea va a monitorizar el impacto de esas estrategias sobre la seguridad alimentaria.

MENOS FERTILIZANTES Y PESTICIDAS

«Queremos menos fertilizantes, menos pesticidas y una aplicación más concreta de lo que se usa, seguiremos con eso. El bienestar animal es también un método que contribuirá a una mayor seguridad alimentaria. No hay ningún cambio real. La intensificación de la producción agrícola es peligrosa para la seguridad alimentaria», comentó.

Wojciechowski dijo que en las observaciones que enviarán a los países sobre los planes estratégicos de la PAC se les animará a tener en cuenta el impacto de la guerra.

Por otro lado, recordó las medidas a corto plazo para hacer frente al impacto de la guerra que está preparando el Ejecutivo comunitario, como la intervención en el mercado de la carne de cerdo.

Sobre la reserva de crisis, dijo que «hay que ejecutar esos 500 millones de euros a través de esa reserva».

«Además, proponemos cofinanciar con 1.500 millones de euros adicionales, todo esto a través de la reserva de crisis», señaló.

Asimismo, Bruselas se prepara para permitir el cultivo de proteaginosas en las tierras en barbecho.

«No creo que ahora sea el momento de solo insistir en dejar esa tierra sin producir, así que la Comisión va a sugerir una moratoria para que se puedan hacer cultivos de proteaginosas», consideró.

AYUDAS DE ESTADO

En cuanto a las ayudas de Estado, los países podrán darlas a los agricultores.

Declaró que se ha incluido la industria de los fertilizantes entre los sectores afectados por la crisis y que, por tanto, se podrá apoyar la producción de ellos.

Añadió que la crisis también está afectando al comercio de los Estados de la Unión Europea, por lo que comunicó que se está pensando en recurrir a «los varios instrumentos de crisis disponibles en los distintos reglamentos agrícolas».

El comisario especificó que en Ucrania ahora mismo no tienen combustible suficiente para la siembra de primavera, por lo que se están manteniendo contactos con Polonia para que ese país lo pueda proporcionar.

Editado por M.Moya