Bruselas pide a los países que eviten medidas que distorsionen los mercados alimentarios

Bruselas pide países eviten medidas que distorsionen mercados alimentarios

El Comisario Europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, en una imagen de archivo. EFE/EPA/JULIEN WARNAND / POOL / Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) ha pedido a los Estados miembros que eviten las medidas «descoordinadas» que puedan perturbar los mercados agroalimentarios, afectados por los precios de la energía y los insumos y el impacto de la guerra en Ucrania.

El primer encuentro del Mecanismo Europeo de Preparación y Respuesta ante Crisis de Seguridad Alimentaria, organizado por la Comisión Europea, reunió este martes a representantes de los Estados miembros y de los grandes grupos de la industria alimentaria.

En la reunión, los participantes «destacaron la necesidad de tener un mercado único que funcione y minimizar las perturbaciones en los mercados», según fuentes comunitarias.

El comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, señaló durante la reunión que «existe la tentación de decidir con demasiada rapidez y de forma descoordinada» y consideró las «posibles restricciones a la exportación presentadas recientemente dentro de la Unión Europea, un ejemplo de la acción descoordinada que debemos evitar», indicaron fuentes comunitarias.

Algunos países, como Hungría, han restringido las exportaciones de ciertos productos agrícolas para asegurarse una reserva ante el temor que genera el conflicto en Ucrania.
El comisario alertó de que ese enfoque «desestabilizaría los mercados y aumentaría aún más los riesgos».

Las presentaciones de los expertos mostraron que la UE «no está en riesgo de escasez de alimentos y que el impacto inmediato se refiere sobre todo al aumento de los precios en toda la cadena de suministro de alimentos, los flujos comerciales desde y hacia Ucrania y Rusia y su impacto en la seguridad alimentaria mundial», indicaron las fuentes.

IMPACTO AGROALIMENTARIO DE LA INVASIÓN RUSA A UCRANIA

La cita abordó el impacto en el sector agroalimentario de la invasión rusa, dado que Ucrania y Rusia son proveedores clave, sobre todo en el ámbito de los piensos para animales.

El 52 % de las importaciones de maíz de la UE y el 23 % de las importaciones de aceite vegetal provienen de Ucrania.

Algunos Estados miembros, como España, han pedido a la CE que adopte medidas urgentes que aseguren el abastecimiento en el mercado europeo de los productos más afectados, en especial, cereales y oleaginosas.

El grupo de expertos se reunirá de nuevo el 23 de marzo para empezar a trabajar en la mejora de la preparación de la UE ante las crisis de seguridad alimentaria.

Entre otras cosas, se quiere hacer un mapa sobre los riesgos y vulnerabilidades de la cadena de suministro de alimentos de la UE y sus infraestructuras críticas, y crear un canal de comunicación para el intercambio de información.

Por otra parte, en la reunión de este miércoles la Comisión Europea reafirmó su compromiso con la estrategia «De la Granja a la Mesa», por una producción y consumo alimentario más sostenible.

En las últimas semanas han circulado rumores sobre una posible revisión por parte de Bruselas de los objetivos de esa estrategia, que pretende entre otros objetivos reducir el uso de pesticidas químicos y fertilizantes.

Editado por M.Moya