La UE negocia cuotas pesqueras hasta julio a falta de un acuerdo con Reino Unido

Varios barcos de pesca permanecen amarrados en Pasajes. (España) EFE/Juan Herrero/archivo

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) buscan prorrogar unilateralmente hasta julio las cuotas pesqueras de las reservas que comparten con el Reino Unido en el Atlántico, ante la falta de un acuerdo próximo con Londres para 2021.

El asunto se aborda en un Consejo de ministros de Pesca, sobre la base de una propuesta de la Comisión Europea para extender hasta el 31 de julio los Totales Admisibles de Capturas (TAC) provisionales (que dejan de aplicarse a finales de marzo), evitando así que la flota europea se vea obligada a cesar su actividad mientras prosiguen las consultas con los británicos.

El objetivo es establecer un plan de contingencia, tomando como parámetros de distribución las indicaciones científicas.

España apoya que se realice sobre los hipotéticos TAC definitivos para el año 2021 y no de acuerdo con los de 2020, como se hizo en diciembre para los tres primeros meses de este año.

La negociación sobre la propuesta se comenzó a ver este lunes.

Sobre la base de las consultas realizadas y las líneas rojas fijadas por los países, se espera que Portugal, país que preside el Consejo de la UE este semestre, presente una propuesta de compromiso el martes por la mañana, que pueda ser acordada esa misma tarde o noche.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, dijo a su llegada a la reunión que España apoya la propuesta presentada por Bruselas en ese sentido, con “alguna matización”.

PETICIONES ESPAÑOLAS

En particular, España pide mantener en el mismo nivel que ahora las cuotas del besugo en las zonas 6, 7 y 8, algo que según el Ministerio cuenta con el apoyo de la Comisión y ha sido incluido en la propuesta de prórroga que se debate estos dos días.

A España le preocupa también el gallo y el rape que se captura al oeste de Escocia y el rape del mar Céltico.

El problema de estos tres “stocks” es que son “muy estacionales” y su pesquería finaliza en agosto, por lo que no tendría sentido reservar cuota de estas especies para los últimos meses del año.

Así solicitará una cuota superior a un prorrateo para siete meses, al igual que para el rape de la zona 7, “no por la estacionalidad de la pesquería, sino por la escasa cuota que España tiene de este ‘stock’, que en años normales soluciona con intercambios, pero que en esta ocasión será difícil por la incertidumbre que genera que las negociaciones con Reino Unido no estén todavía cerradas”.

En lo que se refiere al bacalao del mar Céltico, para el que la flota española no tiene asignación propia, Planas defiende un TAC superior al que figura en la propuesta de Bruselas, para compensar la pérdida que España ha sufrido tras la salida británica de la UE.

Por su parte, la consejera de Pesca de Galicia, Rosa Quintana, que representa a las Comunidades Autónomas en el Consejo, dejó hoy claro que el buen estado de los recursos permitiría mantener o incrementar las posibilidades de captura de especies como la merluza, el gallo o el rape, por lo que pidió una mejora de las propuestas de Bruselas.

En ese contexto, subrayó que “es importante no solo tener en cuenta los aspectos medioambientales, sino también económicos y sociales”, según un comunicado de la Xunta.

CUOTAS PROVISIONALES

A finales del pasado año se fijaron las cuotas provisionales de las más de cien reservas compartidas con Reino Unido, pensando en que se cerrarían las definitivas en el primer trimestre del año.

Para la mayor parte de las poblaciones el límite de las capturas se estableció en el 25 % del cupo de 2020, salvo para las pelágicas y otras estacionales.

A dos semanas de la fecha límite no parece que ese pacto vaya a llegar pronto.

Planas considera que en las consultas con el país británico han de prevalecer dos cuestiones fundamentales: dar cuanto antes “claridad y certidumbre” a los pescadores de la UE y la defensa de los intereses de la Unión y de los principios de la Política Pesquera Común.

El ministro mostró su preocupación por la pretensión de Reino Unido de favorecer soluciones unilaterales en determinadas situaciones. “Hay líneas que no se pueden traspasar”, señaló.

ESPAÑA NO QUIERE QUE SE CRUCE NINGUNA “LÍNEA ROJA”

Planas dijo a la prensa que va a pedir que “no se cruce ninguna línea roja” ni se creen ni se creen precedentes peligrosos  para el futuro.

En ese contexto, explicó que el Reino Unido “está planteando determinadas medidas técnicas e intercambio de zonas que no nos parece adecuado porque podría violar el principio de estabilidad relativa”.

Por ello, España tiene intención de llamar la atención sobre ello a la Comisión Europea, precisó.

“Es la primera prueba y no podemos fallar. Los europeos tenemos que defender firmemente nuestros intereses, porque si no los defendemos nosotros, nadie lo hará por nosotros y esto hay que dejarlo muy claro”, señaló.

Añadió que España, como primera flota de la UE, está presionando a la Comisión Europea y apoyando para que se consigan las mejores cuotas.

La UE está dispuesta a negociar en 2021 con Londres ante las dificultades en pesca

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea está dispuesta a seguir negociando la relación tras el Brexit con el Reino Unido hasta el final de 2020 e incluso más allá, durante 2021, a pesar de que si no se logra un acuerdo …

Editado por Virginia Hebrero