Eurodiputados dan luz verde a modernizar el sistema de control de pesca en la UE

Varios pescadores atracan en el puerto de Mahón (Menorca) tras una larga jornada de pesca. EFE/David Arquimbau Sintes/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión de Pesca del Parlamento Europeo (PE) dio este viernes luz verde a la modernización del sistema de control de pesca en la Unión Europea (UE) a través de normas que regularán, entre otras cosas, el uso de las cámaras a bordo para controlar las capturas y la pesca recreativa.

Con 23 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones la comisión de pesca adoptó su posición con respecto a la propuesta de 2018 de la Comisión Europea.

En particular, los eurodiputados acordaron una serie de normas para actualizar el control pesquero y para regular el uso de nuevas tecnologías, mejorando la trazabilidad y transparencia.

El texto acordado introduce limitaciones en el uso de cámaras a bordo y otro equipamiento para controlar los descartes pesqueros.

Esos equipos serán obligatorios solo para los buques que hayan cometido dos o más infracciones graves y la obligación debería ser temporal.

El pleno de la Eurocámara votará estos cambios el próximo 8 de marzo.

Los eurodiputados acordaron que todos los buques deben estar equipados con un dispositivo de geolocalización que permita su ubicación e identificación automáticos, e indicaron que los operadores podrán beneficiarse de la ayuda del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) para implementar la tecnología.

El uso de cuadernos de pesca electrónicos para registrar las actividades pesqueras también debería ser obligatorio para todos los barcos, según la resolución adoptada.

No obstante, para ayudar a la flota de pequeña escala la Comisión de Pesca quiere que los buques de menos de 12 metros puedan rellenar un formulario simplificado y presentar los datos al final de la jornada de pesca, en lugar de después de cada operación, como propone la Comisión.

“Ahora mismo no tenemos una armonización del sistema, así que estamos teniendo problemas de sobrepesca en algunas pesquerías, lo que conlleva un no cumplimiento del rendimiento máximo sostenible y de la obligación de desembarco y pérdidas de especies”, explicó a Efe la eurodiputada y ponente del informe de control Clara Aguilera, que lamenta que esta falta de consenso “tenga mucho que ver con la situación en la que están” mares y océanos.

La ponente celebró la inclusión de nuevas tecnologías en las embarcaciones de la UE con la obligatoriedad de llevar un sistema de geolocalización -con una variante simplificada para los barcos de menos de doce metros- y de mantener un diario de pesca, dos cuestiones que, según Aguilera, “son muy importantes tanto para el control de la pesquería como para la seguridad de las propias embarcaciones”.

El PE apoyó la inclusión de cámaras a bordo, que serán voluntarias, “aunque tendrán beneficios como el aumento de cuotas de pesca para incentivar su instalación”, aseguró Aguilera, que remarcó que, de igual forma, “se impondrán como sanción temporal a los buques con dos o más infracciones sobre la obligación de desembarco”.

En cuanto a la pesca recreativa, que por primera vez estará recogida en un reglamento, el Parlamento espera que los Estados miembros lleven un registro o licencias obligatorias para saber los datos de captura de este tipo de deporte.

“La pesca recreativa tiene influencia en el estado de los ecosistemas, no era normal que no tuviésemos esos datos en el ámbito europeo y que no hubiésemos establecido controles hasta ahora”, resumió Aguilera.

Por otro lado, la eurodiputada destacó que la voluntad del Parlamento por aportar transparencia en toda la cadena de productos pesqueros y acuícolas ha llevado también a pedir que los productos frescos congelados o procesados “estén obligados a informar de dónde son y qué especie venden”.

Otro de los avances es una mayor cooperación entre los Estados miembros así como por un refuerzo de la Agencia Europea de Control de Pesca mediante la creación de un registro europeo de infracciones.

Editado por Miriam Burgués