«La guerra mundial del pan ya ha comenzado», advierte ministro italiano

guerra mundial del pan ha comenzado avierte el ministro italiano Luigi di Maio

El ministro italiano de Exteriores, Luigi Di Maio, en una imagen de archivo. EFE/EPA/FABIO FRUSTACI

Redacción Internacional (EuroEFE).- El ministro italiano de Exteriores, Luigi di Maio, aseguró este domingo que «la guerra mundial del pan ya ha comenzado» debido al bloqueo de cereales en Ucrania, que impide que muchos países vulnerables tengan acceso al grano, y eso implica «el riesgo de que estallen nuevos conflictos en África».

«La guerra del pan mundial ya está en marcha y debemos detenerla. Nos arriesgamos a la inestabilidad política en África, a la proliferación de organizaciones terroristas, a los golpes de estado: esto lo puede producir la crisis de los cereales que estamos viviendo», dijo Di Maio.

Ucrania era antes de la guerra uno de los principales exportadores mundiales de cereales y fertilizantes agrícolas y sus mercancías eran fundamentales para la seguridad alimentaria de áreas como Oriente Medio y el norte de África.

El presidente ruso, Vladimir Putin, «debe llegar a un acuerdo de paz lo antes posible, que pase también por un acuerdo sobre el grano, como un acuerdo de alto el fuego que nos permita evacuar a las mujeres, los civiles y los niños que están bajo las bombas rusas en el este de Ucrania desde hace 100 días», añadió.

«Hay 30 millones de toneladas de grano bloqueadas en los puertos ucranianos por los buques de guerra rusos», precisó Di Maio, quien indicó que «lo que estamos haciendo es trabajar para que Rusia desbloquee la exportación de trigo a los puertos ucranianos, porque ahora mismo corremos el riesgo de que estallen nuevas guerras en África».

Italia se ofreció hace unos días para desminar los puertos de Ucrania y crear «corredores marítimos» para el transporte del trigo y el primer ministro, Mario Draghi, telefoneó a Putin, para pedirle el desbloqueo de la exportación de grano desde Ucrania también desde los puertos del Mar Negro y Mar de Azov como Mariúpol, invadidos por las tropas rusas.

NO HABRÁ ATAQUES EN PUERTOS DESMINADOS, AFIRMA MOSCÚ

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este viernes que su país no atacará los puertos ucranianos que sean desminados para el paso del cereal bloqueado desde hace semanas a causa de la guerra de Ucrania.

«No vamos a aprovechar la situación del desminado para, digamos, realizar algún tipo de ataque desde el mar», dijo Putin durante una entrevista con la televisión pública.

Putin subrayó que la mejor opción para la salida del cereal ucraniano son los puertos situados en el mar Negro, entre ellos Odesa, que aún está bajo control ucraniano.

«No fuimos nosotros quienes minamos los accesos, fue Ucrania quien los minó. Ya se lo he dicho en muchas ocasiones a todos nuestros colegas. Que los desminen», señaló.

Putin habla sobre la guerra en Ucrania

EFE/EPA/MIKHAIL METZEL / KREMLIN


Insistió en que Rusia no impondrá «ninguna condición» y señaló que «garantizamos el transporte pacífico, el acceso seguro a esos puertos, además de la entrada y trasiego de barcos extranjeros», subrayó.

El presidente ruso consideró un «farol» acusar a Rusia de bloquear el grano ucraniano en los puertos, en donde, recordó, hay decenas de barcos extranjeros con sus tripulaciones al completo retenidas contra su voluntad en territorio de Ucrania.

También recordó que los volúmenes de exportación de trigo ucraniano, que estimó en 6 millones de toneladas, son insignificantes en comparación con la producción mundial, que asciende a unos 800 millones.

Putin, que cifró en 37 millones de toneladas las exportaciones rusas para 2022-23, también propuso como alternativa los puertos ucranianos en el mar de Azov -Mariúpol (Donetsk) y Berdiansk (Zaporiyia)-, ambos bajo control ruso.

También aludió a otras alternativas como el río Danubio, los territorio de Rumanía, Hungría y Polonia, y también a través de Bielorrusia hacia los puertos bálticos, la opción «más sencilla y más barata».

«Pero para ello hay que levantar las sanciones a Bielorrusia. Pero eso ya no es asunto nuestro», admitió.

PUTIN ACUSA A OCCIDENTE DE CREAR UNA CRISIS ALIMENTARIA

Putin acusó también a Occidente de crear la actual crisis alimentaria con sus «erróneas» decisiones en el plano económico y energético y le criticó por intentar que «paguen justos por pecadores» al responsabilizar a Rusia de los problemas en el mercado internacional.

En su opinión, EE.UU. cometió en 2020 un grave error al inundar de dinero la economía para paliar las consecuencias de la pandemia del coronavirus, mientras la Unión Europea adoptó más recientemente una política energética «corta de miras».

«La desfavorable situación en el mercado mundial de alimentos no comenzó ayer y tampoco en el momento en que se inició la operación especial rusa en el Donbás y Ucrania», insistió.

Ucrania acusa a Rusia de bloquear sus puertos, lo que le impediría exportar hasta 22 millones de toneladas con destino, principalmente, a África y Asia.

Además, denuncia que Rusia ha robado cereal ucraniano y se lo ha vendido ilegalmente a terceros países como Siria.

Por su parte, Rusia considera que uno de los factores tras la actual crisis son las sanciones occidentales y se muestra dispuesto a aliviar la situación con la exportación de alimentos y fertilizantes, cuyos precios se han disparado en Europa debido al aumento de las tarifas energéticas.

Putin recordó que EE.UU. y el Reino Unido se dieron cuenta a tiempo y levantaron las sanciones a los fertilizantes rusos, algo que Bruselas no ha hecho, aunque la Comisión Europea lo ha negado categóricamente.

ÁFRICA AFIRMA SER «VÍCTIMA» DEL CONFLICTO BÉLICO EN UCRANIA

Por otra parte, el presidente de la Unión Africana (UA) y jefe de Estado de Senegal, Macky Sall, afirmó que el continente es «víctima» del conflicto bélico en Ucrania por la crisis alimentaria que ha desatado y pidió a los países occidentales que levanten las sanciones que impiden la exportación de trigo y fertilizantes rusos, tras reunirse este viernes 3 de junio con el líder ruso en la ciudad de Sochi.

«Vine a verle para pedirle que tome conciencia de que nuestros países (…) son víctimas de esta crisis en el plano económico», le dijo Sall al presidente ruso, Vladímir Putin.

La visita de Sall se produjo en medio de los esfuerzos internacionales, liderados por la ONU y Turquía, para facilitar las exportaciones de cereales y fertilizantes de Rusia y desbloquear los puertos de Ucrania.

Sall sostuvo que «las sanciones contra Rusia han exacerbado aún más esta situación y ahora no tenemos acceso a los cereales de Rusia, especialmente al trigo».

Las restricciones occidentales afectan a la cadena logística, el comercio y los pagos internacionales.

A este respecto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dejó el martes claro que la UE ha acordado excluir de las sanciones contra Moscú los productos agroalimentarios, incluidos los fertilizantes que muchos países terceros compran a Rusia.

Editado por Sandra Municio

El impacto y las consecuencias de la guerra de Ucrania

Madrid (EuroEFE).- El impacto de la guerra de Ucrania es notorio al cumplirse poco más de un mes desde que el presidente ruso, Vladímir Putin, anunciara el comienzo de una "operación militar" a gran escala el pasado 24 de febrero. …