La UE busca soluciones al mal estado de las pesquerías en el Mediterráneo

Mar Menor

Manifestación, el 21 de agosto de 2020, en San Javier, Murcia, convocados por La plataforma Por un Mar Menor Vivo, para que cesen por los vertidos de aguas contaminadas al Mar Menor. [EFE/Marcial Guillén]

Bruselas (EuroEFE).- Investigadores, representantes del sector pesquero, miembros de ONG y eurodiputados debatieron este martes las medidas necesarias para revertir el mal estado de las pesquerías en el Mediterráneo, causado sobre todo por la sobrepesca y la contaminación.

La Comisión de Pesca del Parlamento Europeo invitó a los expertos a analizar la situación en esas aguas, donde la Unión Europea (UE) aplica normas para recuperar los caladeros que, entre otras cosas, imponen una reducción de los esfuerzos pesqueros, limitando los días que pueden pasar en el mar los barcos de arrastre.

El vicepresidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras FAAPE, José María Gallart, reconoció durante el debate el mal estado de las aguas y aseguró que el sector está dispuesto a hacer “más sacrificios” pero pidió a los políticos que “escuchen” a los pescadores.

Es necesario tener en cuenta la “situación socioeconómica” del sector, dijo Gallart, que opinó que a los pescadores se les acusa de ser los “únicos culpables” de lo que ocurre en esas aguas, muy afectadas también por la contaminación.

Por su parte, Nicolas Fournier, de Oceana, denunció la situación del Mediterráneo, donde “el 80 % de las poblaciones están sobreexplotadas” y 44 de las reservas son capturadas exclusivamente por buques europeos, por lo que consideró que la UE tiene una “responsabilidad mayor”.

Según este experto, tres medidas se imponen para recuperar esas aguas: seguir con la reducción de los esfuerzos pesqueros, el cierre de algunas pesquerías y la adopción de medidas técnicas.

La eurodiputada de EAJ-PNV Izaskun Bilbao, subrayó por su parte la necesidad de “reforzar y escuchar más al sector”, de impulsar la cogestión de los caladeros y de explorar vías para exigir que los países terceros cuyas flotas también pescan en el Mediterráneo, asuman asimismo esfuerzos.

La eurodiputada socialista Clara Aguilera dijo entender “la preocupación del sector” y pidió medidas de apoyo para ayudar a los pescadores a afrontar los ceses temporales y definitivos en su actividad.

También participó en el debate una representante de la Comisión Europea, quien dijo que cuantas más medidas de recuperación se apliquen, mayor será la rentabilidad que podrán obtener en el futuro los pescadores.

“El tiempo traerá resultados, hay que seguir con los esfuerzos”, dijo, y señaló la necesidad de involucrar al resto de países de la cuenca Mediterránea para que participen en los esfuerzos y controles.

Plan plurianual para el Mediterráneo

La Unión Europea cuenta con un plan plurianual de gestión del Mediterráneo, que pretende garantizar la sostenibilidad de las poblaciones marinas.

Este plan afecta a las poblaciones demersales, que habitan en el fondo del lecho marino, como pueden ser merluzas, salmonetes, cigalas o langostinos.

Entre otras medidas, prevé los esfuerzos pesqueros máximos admisibles, expresados en número de días, para algunas poblaciones de peces como la gamba roja, la cigala o el salmonete de fango y un periodo de veda para la anguila.