La UE no logra acordar la reforma de la PAC y lo intentará de nuevo en junio

agricultor

Un agricultor arando su campo con un tractor, en un campo de Luxemburgo, en una imagen de archivo. EPA/EFE [EFE-EPA]

Bruselas, 28 may (EFE).- Las instituciones europeas fracasaron esta semana en el objetivo de acordar la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2023-2027 y dejaron para finales de junio el próximo intento de cerrar el pacto. La falta de acuerdo obligará a retrasar la conferencia sectorial monográfica para negociar con las comunidades autónomas la aplicación de la PAC en España, prevista el 11 de junio, dijo el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas

“Estuvimos muy cerca de lograr un acuerdo esta semana. No obstante, confío en que todavía lograremos un compromiso durante la presidencia portuguesa de la Unión Europea”, dijo este viernes el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, en su cuenta en Twitter.

“Queremos cerrar un acuerdo, pero no a cualquier precio”, señaló por su parte la ministra de Agricultura portuguesa, Maria do Céu Antunes, cuyo país ostenta la presidencia semestral de la UE.

Pese a las maratonianas negociaciones de esta semana, por un lado entre los ministros de Agricultura en el Consejo y en paralelo en sucesivos trílogos entre los representantes de las instituciones europeas (Consejo, Comisión y Parlamento) el jueves de madrugada quedaban aún muchos puntos abiertos sobre la reforma.

El presidente de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara, Norbert Lins (PPE), que forma parte de los negociadores del trílogo, se declaró en un tuit “muy decepcionado” por el hecho de que “la presidencia portuguesa del Consejo haya roto las negociaciones e indicó que revelaría más detalles sobre ello en una rueda de prensa posterior.

Nada más trascender las dificultades para cerrar el pacto este viernes, empezó a intuirse un cruce de acusaciones entre las instituciones europeas sobre la responsabilidad del fracaso.

España ya daba por imposible a primera hora cerrar hoy un acuerdo, pese a la convocatoria de un nuevo supertrílogo para limar los puntos pendientes.

“Aunque cualquier cosa podría pasar esta mañana, los Estados miembros no están satisfechos con la propuesta del Parlamento. Probablemente hoy no habrá un acuerdo porque el Parlamento de hecho no está negociando”, reconocieron a Efe fuentes europeas.

Los temas que abordaron esta semana las instituciones incluyeron, entre otros, el porcentaje de ayudas que se destinarán a los ecoesquemas, la manera de asegurar que las explotaciones respetan los derechos laborales de los trabajadores, la reserva de crisis o una redistribución más justa de las ayudas.

El próximo Consejo de ministros de Agricultura tendrá lugar el 28 y 29 de junio.

La UE intensifica la negociación para tratar de cerrar un acuerdo sobre la PAC

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) debatieron este miércoles los últimos temas aún abiertos sobre la futura Política Agrícola Común (PAC), para tratar de acercar posiciones con el Parlamento Europeo, con vistas a cerrar un …

RETRASO DE LA CONFERENCIA PARA  APLICACIÓN DE LA PAC EN ESPAÑA

La falta de acuerdo sobre la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) obligará a retrasar la conferencia sectorial monográfica para negociar con las comunidades autónomas la aplicación de la política agraria en España, prevista el 11 de junio, dijo hoy el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

“Deberé retrasarla unas semanas, a la espera de la conclusión del Consejo europeo”, dijo Planas en rueda de prensa este viernes, después de una reunión de ministros de Agricultura y varios trílogos en los que no se lograron cerrar todos los puntos pendientes sobre la futura PAC.

El ministro y los consejeros tenían previsto negociar en ese encuentro el acuerdo político de la aplicación de la política agraria en España, para después dar paso a la redacción del plan estratégico que se debe presentar antes de fin de año en Bruselas.

Planas restó importancia al fracaso en el cierre de la reforma de la PAC en mayo, dijo que “no es dramático que tomemos unas semanas” después de tres años de negociaciones y se mostró “optimista de llegar a un acuerdo en el futuro próximo”.

Los titulares europeos harán un nuevo intento de cerrar la futura PAC, que regulará el campo europeo entre 2023 y 2027, los próximos 28 y 29 de junio en un Consejo de Agricultura en Luxemburgo.

“A pesar de todos los esfuerzos, este acuerdo no ha sido posible”, dijo Planas, que subrayó que “son decisiones a nivel comunitario que influyen en el mundo de los agricultores y ganaderos” por los que “tenemos que ser particularmente cuidadosos” y velar por que la aplicación de estas normas sea un apoyo y no un peso añadido.

El ministro valoró los avances logrados en algunos puntos, como el porcentaje de pagos a destinar a los ecoesquemas.

Sin embargo, admitió su preocupación porque “en las sucesivas rondas de negociaciones con el Parlamento” han ido reapareciendo otros temas.

Lo que inquieta, señaló, “son las condiciones particulares de aplicación, alejadas de la realidad productiva”.

“Junto a la sostenibilidad ambiental, hace falta una sostenibilidad económica y social. Ese equilibrio es definitivo. Solo daré mi acuerdo a un acuerdo europeo que permita esa triple sostenibilidad”, dijo Planas.

Por otra parte, el ministro se refirió a las posiciones que adoptaron en las negociaciones las otras instituciones europeas.

“Muchas propuestas del Parlamento Europeo están alejadas del acuerdo”, indicó Planas, que consideró que la Comisión Europea “tampoco ha jugado el papel de tender puentes”, aunque subrayó que sus comentarios no son “un reproche para nadie”.

Las instituciones europeas fracasaron esta semana en el objetivo de acordar la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2023-2027 y dejaron para finales de junio el próximo intento de cerrar el pacto.

Los temas que abordaron las instituciones incluyeron, entre otros, el porcentaje de ayudas que se destinarán a los ecoesquemas, la manera de asegurar que las explotaciones respetan los derechos laborales de los trabajadores, la reserva de crisis o una redistribución más justa de las ayudas.

Editado por  Virginia Hebrero

.