Planas pide una reacción «extraordinaria» de la Comisión Europea ante la subida del gasóleo

Luis Planas pide una reacción extraordinaria de la Comisión Europea ante la subida del gasóleo

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, (d) y el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski , (i) este lunes 21 de marzo de 2022 en Bruselas, Bélgica. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Bruselas (EuroEFE).- El ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, dijo este lunes que espera una respuesta «extraordinaria» de la Comisión Europea (CE) ante la subida de los precios del gasóleo, que está provocando que la flota española no salga a faenar.

Planas se pronunció en ese sentido al llegar a una reunión de ministros de la Unión Europea del ramo que se celebra hoy en Bruselas y en la que España, respaldada por doce países, pedirá a la CE medidas comunitarias ante las consecuencias del alza de los importes del combustible para el sector pesquero.

«Voy a escuchar a la Comisión Europea y espero que la Comisión Europea, en una situación extraordinaria como esta, sea capaz de dar una respuesta extraordinaria», dijo.

España planteará este lunes la activación del artículo 26 del reglamento del Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y de Acuicultura «para poder compensar a la industria pesquera y también a la industria de la acuicultura en relación con los costes suplementarios derivados del incremento del precio de los carburantes».

Planas precisó que en el ámbito de la pesca el coste del gasóleo representa habitualmente «una horquilla entre un 23 y un 25 %», pero que en este momento se sitúa «al 50 %», por lo que «evidentemente necesita un apoyo para poder faenar y tener condiciones de rentabilidad que sean suficientes».

El ministro reconoció que ha disminuido la cantidad de pescado disponible «no de forma total, pero sí de algunas especies, también con ocasión de esos paros que se han producido en el sector y acciones en el sector del transporte».

«Ha habido una disminución; no hay en modo alguno un desabastecimiento, pero sí que hay efectivamente falta de algunos productos en algunos mercados», constató.

Agregó que a él «lo que le preocupa es que evidentemente nuestros pescadores puedan retomar y recuperar su umbral de rentabilidad, que es lo que justifica, en definitiva, la propia actividad pesquera que, como siempre repite, es no solo muy dura, sino, además, peligrosa».
«Por lo tanto, merece un apoyo», afirmó.

El ministro aseguró que la discusión de hoy entre los titulares de los Veintisiete es «fundamental» y también la que se lleva a cabo en el Gobierno para decidir cómo se articulan «de forma más efectiva» las ayudas a los sectores «más afectados», entre los que mencionó los transportes, el agrario y el pesquero.

La flota pesquera española, ante la subida del combustible, permanecerá amarrada hasta el próximo miércoles, 23 de marzo, cuando la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores mantendrá una reunión con el ministro Planas.

El combustible es uno de los principales costos de la actividad pesquera.

TEMOR A UNA CRISIS ALIMENTARIA MUNDIAL

Los ministros de Agricultura de la UE debaten hoy medidas para afrontar las consecuencias de la guerra en Ucrania sobre el ámbito agroalimentario y los «temores» a que pueda desencadenar una «crisis alimentaria mundial».

«Uno de los temores más fuertes es que a esta tragedia en suelo ucraniano se añada una crisis alimentaria a nivel mundial en países que no tengan la capacidad de hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania en cuestión del acceso al trigo, abonos o alimentación animal», dijo a su llegada a la reunión el ministro francés de Agricultura y Alimentación, Julien Denormandie.

Está previsto que a esta reunión de ministros de Agricultura de los Veintisiete se sume por videoconferencia su homólogo ucraniano Roman Leshchenko, a quien los miembros del club comunitario tienen previsto transmitir la «solidaridad» de la UE con el país.

Julien Denormandie habla con Planas en el Consejo de ministro de Agricultura en Bruselas

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, (d) y su homólogo francés, Julien Denormandie, (d) este lunes 21 de marzo de 2022 en Bruselas. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Los ministros comunitarios analizarán también las consecuencias de esta guerra «sobre los mercados mundiales y las respuestas que Europa debe adoptar para acompañar al conjunto de los países», dijo el titular de Francia, país que ejerce este semestre la presidencia rotatoria del Consejo de la UE.

Ucrania era antes de la invasión militar rusa un importante exportador de cereales y oleaginosas, como el trigo, el maíz o el girasol, pero la guerra ha paralizado las ventas de los productos agrícolas ucranianos, que en el club comunitario eran especialmente relevantes para la alimentación del ganado.

Si bien el conflicto bélico no va a poner en riesgo la seguridad alimentaria de la Unión Europea, sí podría tener repercusiones sobre el abastecimiento en otras partes del mundo, como Oriente Medio o África.

Se espera que la Comisión Europea presente este lunes algunas de las medidas de apoyo al sector primario de la UE que ha estado preparando, en particular ayudas al almacenamiento privado de la carne de cerdo, el uso de la reserva de crisis o la posibilidad de realizar cultivos en tierras en barbecho, enumeró el ministro francés.

Denormandie también aludió a la posibilidad de adoptar un acuerdo marco que haga posible ayudas directamente a nivel nacional por parte de los diferentes gobiernos de la UE.

El Ejecutivo comunitario tiene previsto publicar el miércoles próximo una comunicación sobre seguridad alimentaria que recogerá medidas a corto, medio y largo plazo.

La guerra se ha unido a los problemas que el sector agrario ya acarreaba por la subida de los precios de la energía o los piensos, la crisis en el sector de la carne de cerdo y, en el caso de España, la sequía.

FRANCIA INSTA A ASUMIR «CON MANO FIRME» LA SEGURIDAD ALIMENTARIA MUNDIAL

Por su parte, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, subrayó este lunes la necesidad de que la UE asuma «con mano firme» la seguridad alimentaria mundial para evitar el riesgo de que la guerra en Ucrania pueda llevar a la «hambruna» en algunas partes del mundo.

«Lo más importante es que tomemos en mano la seguridad alimentaria mundial porque conocemos la amplitud de la producción, en cereal particularmente, de Ucrania y de Rusia», dijo el jefe de la diplomacia francesa a su llegada al Consejo de ministros de Exteriores que se celebra hoy en Bruselas, y al que se unirán por la tarde los titulares de Defensa para abordar la guerra en Ucrania.

Pese a la apretada agenda del día, Le Drian solo quiso hacer hincapié en lo que para él es un asunto «mayor» de «las consecuencias de la guerra: la imposibilidad de cosechar, la imposibilidad de sembrar y la imposibilidad de exportar» cereales.

«No son las sanciones las que crean graves disfunciones de la seguridad alimentaria mundial, es la guerra. Porque no hay sanciones alimentarias, ninguna. Es la guerra la que impide y la guerra la que mañana conllevará el riesgo de hambruna», alertó Le Drian en su breve declaración a la prensa.

Esta cuestión se va a abordar también, recordó el ministro, en la primera edición del Foro Humanitario Europeo que se inaugura hoy y se celebra hasta el miércoles en Bruselas, organizado por la Presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea, con el objetivo de profundizar en la política y estrategia humanitaria de Europa.

Editado por Sandra Municio

Claves e incógnitas sobre el impacto agroalimentario de la guerra en Ucrania

Madrid (EuroEFE).- La guerra en Ucrania ha dado un nuevo giro a la crisis por el alza de las materias primas agrícolas, con récords en los precios y muchos interrogantes sobre su impacto en la alimentación mundial.

En el ámbito agroalimentario, …