El Eurogrupo busca este jueves avanzar hacia el fondo europeo de garantía de depósitos

Mario Centeno

Mario Centeno presidente del Eurogrupo, preside una de sus reuniones, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (el Eurogrupo), acompañados por sus homólogos del resto de la Unión Europea, intentarán lograr avances sobre el Seguro Europeo de Garantía de Depósitos (EDIS) en su reunión de este jueves, después de que Alemania haya levantado su veto a ese instrumento.

El EDIS tiene como fin complementar a los sistemas nacionales de garantías de depósitos para que, en caso de quiebra de su banco, cualquier cliente de la eurozona vea garantizados sus depósitos de hasta 100.000 euros de la misma forma.

Tras la puesta en marcha de los dos primeros pilares de la unión bancaria, el supervisor único y el mecanismo de resolución de entidades con problemas, el tercero, el fondo de garantía bancaria, ha estado estancado durante años por la oposición, sobre todo, de Alemania, entre otros.

Sin embargo, este martes el ministro germano de Finanzas, Olaf Scholz, mostró su disposición a apoyar un seguro europeo de depósitos en un artículo en el «Financial Times».

«Un marco reforzado de unión bancaria debería incluir alguna forma de mecanismo europeo común de seguro de depósitos», escribió, y añadió que apoyar esa iniciativa «no es un paso pequeño para un ministro alemán de Finanzas».

El titular explicó que si un banco quiebra, primero se deberían emplear los recursos del seguro nacional de depósitos. Solo cuando estos se hayan agotado se podría utilizar un fondo europeo de garantía de depósitos administrado por la Junta Única de Resolución, que proporcionaría liquidez adicional limitada mediante préstamos reembolsables.

En último lugar, si se necesitara más financiación, el Estado miembro correspondiente intervendría.

Fuentes europeas aseguraron ser «moderadamente optimistas» sobre la posibilidad de lograr progresos y reconocieron que hay países que han movido «sus líneas rojas».

En todo caso, mañana jueves los ministros se dedicarán, principalmente, a pasar revista a los trabajos técnicos sobre el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos y no se esperan decisiones concretas.

El objetivo es fijar en diciembre una hoja de ruta sobre el EDIS que permita seguir avanzando durante 2020 en esa herramienta.

Desde diciembre de 2018 la nueva estrategia del Eurogrupo para desbloquear el EDIS pasa por negociar de forma paralela otras medidas que se consideran necesarias para completar la unión bancaria, como la armonización de las normas sobre insolvencia.

Antes de abordar la reforma de la eurozona a Veintiocho, los titulares económicos del euro debatirán las previsiones económicas que la Comisión Europea publicará mañana, en un momento de desaceleración global.

Fuentes europeas ya adelantaron que no esperan unas proyecciones «muy positivas», si bien añadieron que tampoco creen que vayan a ser las habituales durante una crisis o recesión.

En julio, Bruselas ya rebajó una décima la perspectiva de crecimiento del PIB de la eurozona durante 2020, hasta el 1,4 %.

Aun así, mantuvo sin cambios la estimación de crecimiento en los países de la moneda única durante 2019 en el 1,2 %, así como la de toda la Unión Europea (UE) para este año (1,4 %) y el siguiente (1,6 %).

Para España, elevó dos décimas el aumento del PIB este año, hasta el 2,3 %, y mantuvo la previsión de 2020 en el 1,9 %

No obstante, las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicadas en octubre reflejaban la paulatina desaceleración de la economía española, que se espera crezca un 2,2 % este año y un 1,8 % el próximo, así como el empeoramiento de las perspectivas en la eurozona.

Estas cifras para España se quedan ligeramente por encima de las que el Gobierno español plasmó en su plan presupuestario enviado a Bruselas, al menos en 2019, año para el que pronostica un crecimiento del 2,1 %. Para 2020 coincide con el FMI en el 1,8 %.

Este jueves, junto a los datos del PIB, la Comisión también comunicará sus estimaciones sobre inflación, desempleo, déficit o deuda pública para 2019, 2020 y 2021.