España aboga por el diálogo en la crisis ucraniana y no abrir hipótesis de una guerra

España aboga por el diálogo para resolver la crisis ucraniana. Albares se reúne con el presidente de Ucrania

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares (d), se reúne este miércoles en Kiev (Ucrania) con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, para trasladar el apoyo del Estado español a Ucrania en momentos de gran tensión con la vecina Rusia. EFE/ Presidencia de Ucrania

Kiev (EuroEFE).- El Gobierno español abogó este miércoles por la diplomacia y el diálogo para resolver las tensiones en torno a Ucrania, en cuya frontera se encuentran más de 100.000 soldados rusos, y por no abrir hipótesis sobre una posible guerra.

 

 

«La situación es lo suficientemente tensa ya de por sí como para introducir más tensión o crear una especie de profecía que tiene que terminarse autocumpliendo», dijo el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, en una conferencia de prensa en línea tras reunirse en Kiev con su homólogo ucraniano, Dmitro Kuleba.

Reconoció que España sigue «evidentemente con preocupación» el despliegue de soldados rusos a pocos kilómetros de las fronteras con Ucrania, pero subrayó la convicción del Gobierno «de que esta situación debe abordarse y puede reconducirse a través del diálogo».

«Creo que todos los esfuerzos, y mi visita hoy es parte de ello, tienen que ser para encauzar la desescalada y la distensión a través de la vía del diálogo para que Ucrania pueda vivir en paz con respecto a sus fronteras y garantizando su soberanía», recalcó.

Para Albares, quien reiteró a Kuleba «el apoyo de España a la soberanía y a la integridad territorial» de Ucrania, no hay razón creer que eso no sea posible.

NADIE SE PREPARA PARA LA GUERRA

«Nadie en este lado de Europa se está preparando para una guerra», enfatizó. «Y por tanto no tenemos que dar la impresión de que ese es un escenario inevitable, porque no lo es. Y hoy en día lo que se está privilegiando es la vía diplomática», insistió.

 

 

Al ser preguntado si el apoyo de España a Ucrania puede trasladarse en pasos concretos como el envío de sistemas de defensa a Ucrania como han hecho otros países, el ministro respondió que la posición de España y la de la Unión Europea (UE) es clara: «nosotros trabajamos por un escenario en el que cualquier diferencia que pueda haber se resuelva a través del diálogo».

«Creemos que este es el momento de la diplomacia, no de abrir escenarios e hipótesis que no están ahí», sostuvo.

En su opinión, «se dan todas las condiciones para que ésa sea la forma de reconducir esta crisis».

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quien se reunió con Albares durante una hora, subrayó no obstante ante el ministro «la importancia y la urgencia de que se refuerce el apoyo a la defensa de Ucrania», según su oficina.

«Es importante que la UE, cada uno de sus Estados miembros, nos apoye hoy para reforzar las capacidades de defensa del Ejército ucraniano», sostuvo Zelenski, quien agradeció a España su solidaridad a la hora de apoyar la soberanía y la integridad territorial del país.

SANCIONES MASIVAS

Albares recordó en la rueda de prensa que todas las vías de diálogo y de diplomacia para evitar el peor de los escenarios están abiertos en estos momentos, tanto bilaterales, como en el Consejo Rusia-OTAN, la UE y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El ministro de Exteriores de España, quien también depositó hoy junto a Kuleba una ofrenda floral en el muro dedicado a la memoria de los caídos en el conflicto armado en el este de Ucrania -14.000 personas han fallecido desde 2014, según la ONU-, destacó además que en todo caso la UE ha preparado un paquete de sanciones «que serán masivas» para Rusia en caso de un ataque o una invasión.

«Esto forma parte de un escenario que no queremos, que no es inevitable, pero ante el cual también estamos preparados de forma unida», señaló.

Se trata de sanciones disuasorias y no preventivas, como le gustaría a Kiev que fueran, porque «nuestro objetivo (…) es hallar soluciones que permitan proteger la seguridad de todos los estados europeos, salvaguardando los principios en los que se basa el derecho internacional: soberanía, integridad territorial de los estados y la prohibición del uso o de la amenaza del uso de la fuerza», indicó.

Albares se reunió con Kuleba para abordar la crisis en Ucrania

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, (i) y su homólogo ucraniano Dmytro Kuleba (d). EFE/EPA/SOPHIA SHOVIKOVA

 

Kuleba coincidió con Albares, al afirmar que «ahora mismo existen todas las posibilidades de superar esta crisis por la vía diplomática».

 

 

«La situación sigue siendo tensa, pero (está) controlada. La diplomacia sigue trabajando para rebajar la tensión y este encuentro es una muestra de ello», se dirigió a Albares.

Subrayó que «es importante tener en cuenta que no se trata de una amenaza solo para Ucrania, sino para todo el mundo». «De cómo toda la comunidad europea superará esta crisis dependerá el futuro de Europa y de cada uno de los países europeos», apostilló.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Kuleba volvió a pedir sanciones preventivas. «En los últimos años Rusia ha violado una serie de normas del derecho nacional y ha incumplido puntos de los Acuerdos de Minsk (para la paz en el Donbás), por lo cual también debería ser castigada», dijo.

Como ejemplo de esa violación «lógica y clara» citó la entrega masiva de pasaportes rusos a ciudadanos de las regiones separatistas prorrusas de Lugansk y Donetsk, escenario del conflicto armado en Ucrania.

«Por estas acciones sí que se podrían haber adoptado antes o ahora ciertas medidas, ciertas sanciones, para demostrar la determinación de tomar medidas severas», afirmó ante Albares, quien también se reunió hoy con el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal.

Editado por Sandra Municio

Polonia, espectadora y protagonista en la crisis de Ucrania

Cracovia (Polonia) (EuroEFE). - Polonia, único país fronterizo con Ucrania, Rusia y Bielorrusia, se ve directamente afectada por la crisis en la región, apoya políticamente a Kiev y reitera su deseo de alojar en su territorio un mayor despliegue militar …