Roberta Metsola, presidenta de la Eurocámara: La «integración» de Ucrania a la UE podría empezar hoy mismo

Roberta Metsola, presidenta del PE: la “integración” de Ucrania a la UE podría empezar hoy mismo

Roberta Metsola, presidenta del PE: la “integración” de Ucrania a la UE podría empezar hoy mismo. [Fotografía: Parlamento Europeo]

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) debería abrir ya mismo de par en par sus puertas a Ucrania, allanando el camino para que Kiev pueda comenzar, gradualmente, a beneficiarse de varias políticas comunitarias, entre ellas en el terreno comercial, la financiación regional, el transporte o la libre circulación, entre otras, según ha asegurado la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, en una entrevista exclusiva con EURACTIV.com, socio de EFE.

En opinión de Metsola es posible hacer muchas cosas para potenciar ese «acercamiento» de Ucrania a la UE, «sin esperar a la firma final del acuerdo de adhesión», un camino que, según los expertos, podría dilatarse algunos años, si se sigue el procedimiento habitual de adhesión, a pesar de las prisas de Kiev.

«Vamos a dar (los) próximos pasos muy rápido. Eso quiere decir abrir y ofrecer a Ucrania acceso a más acuerdos comerciales integrados, más acceso a nuestros programas, para la reconstrucción, acceso a los fondos estructurales y de cohesión; desde la perspectiva del transporte, (agilizar) la circulación a través de las fronteras; desde la perspectiva digital, (mantenerlos) dentro de la red de itinerancia (roaming)», aseguró Metsola.

El principal reto, subrayó, es concretar la difícil transición que supone acoger en el “club comunitario” a un país actualmente en guerra como candidato a una eventual adhesión a la UE. «Hay una brecha (en esa fase transitoria). Hay que hacer muchas cosas», agregó.

«Recuerdo la adhesión de mi país (Malta). Pasó mucho tiempo antes de que pasáramos de ser candidatos a ser miembros», comentó Metsola.

La solicitud formal de adhesión de Malta se presentó en 1990 y se aprobó en 1993. Pero el proceso de adhesión se frenó por el cambio de gobierno en 1996, luego se reanudó en 1998. En 2003 se celebró un referéndum sobre la adhesión a la UE con un resultado positivo, y en 2004 Malta se convirtió oficialmente en país miembro.

LUCHAR EN NUESTRA GUERRA

En opinión de Metsola hay disponibles instrumentos legislativos y financieros concretos que podrían aplicarse ya mismo para «acercar» más a Kiev a la UE, al margen del proceso oficial de ampliación.

Por otro lado, subrayó que la UE tiene muy claro que Ucrania está luchando no sólo por defender su integridad ante la agresión de Rusia, sino por la libertad en toda Europa, y por ello hay que prestarle el máximo apoyo.

Eso se traduce en que Europa debe «dar la bienvenida (a Ucrania) hoy, no mañana», para que el país pueda tener acceso a los derechos y a la protección social de la cual disfruta la UE.

En cuanto a la futura ampliación del bloque, Metsola considera que se trata de un debate que necesita de una mayor profundización y de un análisis sosegado.

El pasado 9 de mayo, Día de Europa, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, lanzó una propuesta alternativa a la ampliación, según la cual los Balcanes Occidentales, Ucrania, Moldavia, Georgia e incluso el Reino Unido pasarían a formar parte de una «comunidad política europea», gracias a la cual disfrutarían de una participación más estrecha en las políticas comunitarias.

El momento clave para debatir la  propuesta de Macron y la futura ampliación del bloque será el Consejo Europeo de finales de junio, subrayó Metsola, al tiempo que añadió que será una buena ocasión para que la UE «aproveche este momento y envíe el mensaje a las poblaciones de esos países de que no les damos la espalda».

EL PAPEL DE LA COFOE

En relación con la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE), el primer experimento de democracia deliberativa de la UE que concluyó el pasado 9 de mayo), Metsola destacó la importancia de centrarse en las políticas que involucran a los ciudadanos, para volver a entusiasmarles con el proyecto europeo.

Según la presidenta del PE, la CoFoE puede ayudar a fomentar el interés de los ciudadanos que se han desilusionado con la política europea. La «apatía por Europa»,  señaló, se ha incrementado en los últimos años, como demuestra «la baja participación en las elecciones» y un incremento de los «extremismos» y de las posiciones políticas radicales a escala nacional.

En ese sentido aseguró que el Parlamento Europeo ha sido el «motor» de la CoFoE y que, a pesar del «escepticismo inicial» sobre la «viabilidad de organizar (un evento) de tal magnitud», es tangible la sensación de que se han conseguido logros concretos.

Los ciudadanos que participaron en los eventos pidieron que se lleven a cabo importantes reformas y más armonización en la UE, especialmente en materia de salud, medio ambiente, migración y política exterior. Para ello sería necesario que las competencias de los Estados miembros se transfirieran a la UE, en algunos casos, mediante la modificación de los Tratados, subrayó.

«Tenemos que apostar por la Convención (…) Eso significa que una vez que se ponga en marcha, necesitamos una mayoría simple del Consejo. Soy optimista de que eso sucederá», agregó.

Tras el resultado de la Conferencia, el Parlamento ha pedido a la Comisión de Asuntos Constitucionales que prepare propuestas para reformar los Tratados de la UE, lo cual podría concretarse mediante una Convención, de acuerdo con el artículo 48 del Tratado de la Unión Europea.

DERECHOS DE LA MUJER

Los ciudadanos que participaron en la Conferencia presentaron 49 propuestas que las instituciones de la UE se comprometieron a analizar y a aplicar en la elaboración de las políticas comunitarias. Varias de ellas están centradas en los derechos de la mujer.

Una de estas recomendaciones pide que se facilite la igualdad de acceso a los productos sanitarios y a la anticoncepción hormonal para las mujeres, y que se armonicen «los tratamientos de reproducción asistida para todas las mujeres en todos los Estados miembros».

En la actualidad, los artículos sanitarios están gravados (con IVA) como si fueran productos de lujo en algunos Estados miembro, y el acceso a la atención reproductiva se puede ver obstaculizado por los elevados costes y las limitaciones en cuanto a disponibilidad y elegibilidad, según cada caso.

Por ejemplo, en Malta el aborto es ilegal en todas las circunstancias, la píldora del día después no está disponible de manera universal, y la anticoncepción sólo se aplica por prescripción médica, además de que no está al alcance de muchas mujeres con pocos recursos.

En ese sentido, Metsola explicó que «ya existe una posición del Parlamento Europeo» sobre el asunto, y recordó que la Eurocámara presiona para que se facilite el acceso a los productos sanitarios femeninos y a la anticoncepción hormonal a «las mujeres y niñas” con más problemas para poder acceder a ellos.

«Algunos países (de la UE) ya han dejado de gravar los productos sanitarios y los anticonceptivos. Creo que eso podría ser, por así decirlo, un ‘incentivo’ que se podría dar a todos los Estados miembros», comentó Metsola al tiempo que subrayó  que para ello «no es necesario” un cambio de los Tratados. «Se podría hacer ya mismo», agregó.

Editado por F.Heller