Sánchez defiende sentarse con Kosovo: «España ha de estar en todos los foros»

Alt-El-primer-ministro-de-Kosovo-Albin-Kurti.-EFE/EPA/VALDRIN-XHEMAJ.jpg

El primer ministro de Kosovo, Albin Kurti. EFE/EPA/Valdrin Xhemaj/Archivo

Kranj (Eslovenia) (EuroEFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, defendió este miércoles su presencia en la cumbre de la Unión Europea con los Balcanes Occidentales pese a la participación en ella de Kosovo porque «España tiene que estar en todos los foros».

Sánchez asiste en Eslovenia a esta cumbre de los líderes europeos con los de los Balcanes después de garantizarse que no habría símbolos que identificaran a Kosovo como país ya que España no lo reconoce como tal.

A su llegada a la cumbre y en declaraciones a los periodistas, quienes le plantearon si no le incomodaba acudir a una reunión en la que también se sienta Kosovo, el jefe del Ejecutivo recordó que otros cuatro países de la UE no lo reconocen tampoco como país: Grecia, Rumanía, Chipre y Eslovaquia.

«Es importante estar en todos los foros. España tiene que estar en todos los foros», recalcó para justificar su presencia.

Se refirió igualmente a la solidaridad de España ante la guerra de los Balcanes y la presencia de tropas españolas en misiones de paz durante la que perdieron la vida militares españoles, e hizo hincapié en que se trata de una región europea.

«Los Balcanes son también parte de Europa y España ha estado a favor de la ampliación europea para la integración de los estados de los Balcanes en la UE», afirmó.

No obstante ratificó que España hará valer su opinión ante la situación de Kosovo aunque insistió en que no puede abstraerse de debates que son importantes y ha de participar en este tipo de reuniones.

La cumbre UE-Balcanes Occidentales es un encuentro periódico que el año pasado se celebró por videoconferencia debido a la pandemia de coronavirus y que la última vez que se convocó con carácter presencial, en 2018, no contó con la asistencia del entonces presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, por la participación de Kosovo.

En la cumbre por videoconferencia se evitaron ya los símbolos que identificaran a Kosovo como país y eso es lo que vuelve a ocurrir en esta ocasión después de las exigencias de España para ello.

Por tanto, no hay banderas ni símbolos de ningún país y en los rótulos habituales situados en la mesa que ocupan cada uno de los participantes se reflejan sus nombres pero sin especificar cargo alguno como el de presidente o primer ministro.

En la reunión, junto a los lideres de los 27 se sientan los representantes de Serbia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina, Macedonia de Norte, Albania y Kosovo.

AMPLIACIÓN A LOS BALCANES

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, dijo este miércoles que los Veintisiete deben ofrecer una «continuación creíble» a los Balcanes Occidentales sobre el proceso de ampliación.

«En esta reunión tenemos que ofrecer una continuación creíble al proceso de ampliación«, dijo Borrell a su llegada a la cumbre.

 

Aunque al mismo tiempo señaló que el proceso de ampliación es un «camino en ambas direcciones» en el que, por un lado, Serbia, Montenegro, Albania, Macedonia del Norte, Kosovo y Bosnia y Herzegovina «tienen que continuar con sus reformas» en materia de Estado de derecho y respeto a los derechos fundamentales.

Y por el otro, la UE debe «cumplir con sus compromisos», apuntó el alto representante.

Borrell pidió también a los países de la región que «aparten sus diferencias» y en este sentido celebró el acuerdo que Bruselas fomentó la semana pasada entre Serbia y Kosovo para rebajar la tensión fronteriza por la crisis de las matrículas, que llevó a Pristina a impedir la entrada de vehículos con matrícula Serbia y a Belgrado a responder con el envío de fuerzas aéreas a la zona.

El acuerdo, que se fraguó también con la colaboración de Estados Unidos, supuso que Belgrado y Pristina se comprometieran a retirar las fuerzas especiales de la frontera y que la KFOR, la fuerza de paz de la OTAN para garantizar la paz en Kosovo despliegue sus tropas hasta la semana que viene.

Según el borrador de la cumbre al que ha tenido acceso Efe, la UE reafirmará su «compromiso» con el proceso de ampliación, pero evitará fijar un calendario concreto, ante la falta de unanimidad que hay al respecto entre los Veintisiete.

DISPUTA ENTRE BULGARIA Y MACEDONIA DEL NORTE

Mientras, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, se reunieron este miércoles con los líderes de Bulgaria y Macedonia del Norte para pedirles que «resuelvan» el conflicto bilateral que bloquea el inicio de las negociaciones de adhesión con Skopje.

«Con la presidenta Ursula Von der Leyen subrayamos la importancia de resolver rápidamente cualquier cuestión bilateral pendiente para allanar el camino hacia el inicio de las conversaciones de adhesión», dijo Michel en su cuenta de Twitter.

Tanto Von der Leyen como Michel se reunieron con el presidente búlgaro, Roumen Radev, y el de Macedonia del Norte, Zoran Zaev, antes del inicio de la cumbre que la UE celebra hoy en Kranj (Eslovenia) con los países de los Balcanes Occidentales.

A la reunión acudió también el primer ministro esloveno, Janez Jansa, impulsor de la cumbre como país que ostenta este semestre la presidencia rotatoria de la UE.

Bruselas dio el visto bueno el año pasado a que se iniciasen las negociaciones de adhesión con Albania y Macedonia del Norte, pero Bulgaria está bloqueando el inicio de las conversaciones porque exige que Skopje reconozca que tienen una historia y una lengua común.

Editado por Miriam Burgués