Bruselas aprieta las tuercas a Hungría por su legislación anti LGTBIQ+

Protesta en Budapest contra la ley húngara anti LGTBI. EFE/EPA/Szilard Koszticsak HUNGARY OUT/Archivo

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) elevó este miércoles el tono contra Hungría por su polémica legislación que prohíbe hablar sobre la orientación sexual en escuelas y medios de comunicación y reiteró que Bruselas “tomará medidas” si el Gobierno de Viktor Orbán no rectifica esta medida, que entra en vigor este jueves.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, confirmó que el Ejecutivo comunitario está en conversaciones con Budapest para pedirle más compromisos antes de que Bruselas dé luz verde al plan presentado por el Gobierno húngaro para acceder a los 7.000 millones de euros que le corresponden del fondo de recuperación pospandemia.

La polémica legislación húngara, inicialmente planteada como una norma para luchar contra la pedofilia pero que ha despertado duras críticas por su carácter discriminatorio contra el colectivo LGTBIQ+, dominó dos debates en el Parlamento Europeo, que tenía en su agenda matutina una discusión sobre la reciente cumbre comunitaria y sobre la nueva ley del país magiar.

En el debate sobre la cumbre de finales de junio, dominada en parte por la preocupación sobre la protección a este colectivo a raíz de la situación en Hungría, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó que Bruselas “tomará medidas” contra Hungría si este país no “corrige” su polémica ley.

“Si Hungría no corrige, la CE recurrirá a los poderes que le confieren los tratados. Vamos a recurrir a estos instrumentos sin prejuicio del Estado miembro que incumpla la legislación comunitaria”, indicó Von der Leyen.

La legislación “va profundamente en contra de los valores fundamentales de la UE: la protección de minorías, defensa de los derechos humanos, valores anclados en nuestros tratados”, señaló la alemana, quien aseguró contar con el respaldo de los líderes de la UE para utilizar “todos los instrumentos al alcance de la CE para defender estos principios”.

 

“Sobre estos principios no podemos hacer concesiones”, explicó la vicepresidenta de la Comisión para Valores, Vera Jourová, en el debate posterior. La protección de los niños contra la pedofilia “es un objetivo compartido”, añadió la comisaria checa, pero no debe usarse para “incluir artículos que violan derechos fundamentales y discriminan a una minoría basándose en su orientación sexual”.

Bruselas ya envió a finales de junio una primera carta de los comisarios de Justicia, Didier Reynders, y de Mercado Interior, Thierry Breton, para pedir explicaciones a Budapest por su nueva ley y expresar dudas por su compatibilidad con la legislación europea, no solo respecto a sus valores fundamentales sino a otras, como la ley de servicios audiovisuales.

De dar un paso más en este sentido, Bruselas iniciaría contra Budapest un procedimiento de infracción por violación de la legislación comunitaria que puede concluir con una denuncia de la Comisión Europea al país ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y en multas económicas.

La UE le enseña la puerta de salida a Hungría

Bruselas (EuroEFE).- La ley de Hungría que prohíbe hablar de la homosexualidad en colegios y medios ha sometido a una presión extraordinaria a Viktor Orbán en Bruselas, donde diecisiete socios comunitarios le han recibido con una crítica por escrito y …

 

EL PLAN DE RECUPERACIÓN HÚNGARO BAJO LA LUPA DE BRUSELAS

Hungría presentó su plan de recuperación para acceder a los fondos de reconstrucción pospandemia el pasado 12 de mayo, por lo que este 12 de julio se cumplen los dos meses de los que dispone la Comisión Europea para evaluarlo y dar su aprobación.

Si bien Bruselas ha dado hasta ahora su luz verde a todos los planes nacionales, desde el Parlamento Europeo se alzan voces que piden a la Comisión no validar el húngaro si se determina que los fondos pospandemia acabarían “contribuyendo activamente a la vulneración de los derechos fundamentales”; así lo pide una resolución que, previsiblemente, se aprobará mañana con amplio apoyo en la Eurocámara, coincidiendo con la entrada en vigor de la polémica ley.

Aunque aún no ha tomado ninguna decisión de manera oficial sobre este plan, uno de los prerrequisitos de Bruselas para dar su visto bueno es que los planes nacionales aborden “todas o una parte significativa” de las recomendaciones que se le hacen a cada uno de los Estados miembros.

En el caso de Hungría, se trata de recomendaciones en el área del cumplimiento del Estado de derecho, la lucha contra la corrupción, la independencia judicial, el acceso a la información pública y una mayor vigilancia sobre las contrataciones públicas, precisó hoy el comisario Gentiloni.

Editado por Miriam Burgués